Artículos

  • AFIANZANDO EL USO DEL BOLIVAR

    El pasado 03 de febrero, la Asamblea Nacional aprobó la Ley de Impuestos a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF), en la misma se incorporan  artículos que permiten gravar en un 3 % las operaciones que sean exclusivas en divisas[1], criptomonedas y criptoactivos -distintos a los emitidos por el gobierno central-, dentro del sistema financiero nacional. De igual manera, por los pagos realizados directamente a personas calificadas como contribuyentes especiales en el mercado interno, sin mediación de instituciones bancarias.

    Es importante recordar,  que el ataque sistemático por medio del esquema de las “sanciones” a la unidad monetaria -El Bolívar-, y consecuentemente al aparato productivo, generó  las condiciones para un proceso inflacionario que vulneró  el poder adquisitivo de la familia venezolana y por ende, propició la búsqueda de divisas que asumieran la función de reserva de valor y como efecto colateral, comenzó su transacción comercial y financiera; convirtiéndose hasta cierto punto,  en un medio de pago adicional  y en una unidad de cuenta. Aparte de la afectación económica, la intención de dichas “sanciones” fue desmoralizar a la población mediante la pulverización del signo monetario.

    El Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del IGTF que fue reformado, establecía y se mantiene en la ley aprobada, el cobro de una alícuota del 2 % por las transferencias financieras que realizan los contribuyentes especiales en bolívares, pero excluyen las operaciones que se efectúan en divisas. Este hecho, representa una desventaja al uso del bolívar en relación a la divisa, al estar esta última exenta del pago de dicho impuesto. En razón de esta consideración, la aprobación del IGTF en un 3 % para los movimientos  en divisas, constituye una especie de incentivo en términos tributarios para los traspasos en bolívares, al hacerlo  más barato en su manejo respecto a las divisas, apoyando de esta forma, su fortalecimiento gradual, mediante un incremento en la demanda del mismo.

    La ley del IGTF sancionada, ha desatado una artillería mediática encabeza por la opinión de distintos  interlocutores –hechiceros de la tribu, a decir de Atilio Boron-, y de algunos sectores económicos, quienes lamentablemente han apelado a la desinformación y tergiversación para desvirtuar la esencia del instrumento jurídico, la cual se basa en: a) Defender la usabilidad del bolívar, b) Apuntalar la estabilidad en la tasa de cambio -cantidad de bolívares por una unidad de divisa- y, c) Aumento de los ingresos fiscales para atender la inversión social y productiva.

    En este orden, queremos indicar algunas operaciones comunes que han colocado, como pagadoras del IGTF, en el debate público de manera manipulada para crear un ambiente de incertidumbre y desconfianza. Dentro de éstas, que No les corresponde cancelar el IGTF, tenemos: 1) Remesas; 2) Retiro en efectivo de las cuentas en divisas y; 3) Cuentas en divisas que se movilizan mediante una tarjeta de débito para cancelar bienes y servicios  en bolívares.

    Destacamos, en ningún momento, se coarta o limita la recepción o el uso de las divisas. Quien no desee cancelar el IGTF por la utilización de las divisas, tiene la opción de dirigirse al mercado cambiario y proveerse de bolívares con plena libertad.

    La aprobación de la ley en cuestión, conjuntamente con las medidas tomadas en el marco del encuentro del motor Banca y Finanzas, tales como: La reducción del 12 % en el encaje legal para ubicarlo en un 73 %, la autorización a la banca para que disponga de un 10 % de sus posiciones en divisas para otorgar créditos en bolívares y la creación del Fondo Nacional para el Emprendimiento;  orientan una mayor posibilidad de apalancar la economía real, lo cual redundara en una mayor cantidad de productos y servicios disponible para la población venezolana, lo que a su vez, aporta en la estabilización del nivel general de precios.

     

    www.ramonlobo.psuv.org.ve  / @LoboMRamon  / @RamonLoboMoreno

    [1] Se refiere a toda moneda que tiene capacidad de negociación o de aceptación en el mercado internacional.  http://www.bcv.org.ve/glosario

  • Diputado Lobo: Impuesto a las grandes transacciones en divisas es del 3%

    El economista Ramón Lobo, diputado a la Asamblea Nacional (AN), informó este lunes que toda operación que se haga de transferencia entre divisas dentro del sistema financiero nacional va a ser gravada con un 3%.

    Durante su participación en el programa _Al Instante_, conducido por Esther Quiaro en Unión Radio, el legislador indico que la reforma a la Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras busca brindar un mayor incentivo y confianza en el uso de la moneda nacional, el bolívar, por parte de la población.

    El parlamentario, integrante de la comisión de Economía, Finanzas y Desarrollo Nacional de la AN, destacó que los nuevos instrumentos financieros que ofrece la banc, como la cuenta en divisa y su posterior utilización mediante tarjetas de débitos en la economía nacional, están exentos del pago.

    “Adicionalmente al ataque continuo a la moneda nacional, existía un aliciente extra para utilizar las divisas, al estar libres del pago de algún impuesto. La nueva ley, genera un incentivo tributario al uso del Bolivar”,apuntó.

    Lobo también participó en Canal I, programa En Contexto con Carlos Peñaloza y ofreció con declaraciones al canal Globovisión en una ofensiva comunicacional para informar a la población sobre la referida ley.

  • FORTALEZCAMOS EL ESPÍRITU Y LOS VALORES DEL 4F

    Se cumplen 30 años del “Por Ahora” que resumió, en primer término, la acción militar heroica de los oficiales agrupados en el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200;  y en segundo lugar, el nacimiento de una esperanza que propone enfrentar las atrocidades de los gobiernos adecos copeyanos. En un país donde los políticos de entonces, no asumían la responsabilidad de sus actos, aparece un desconocido en los medios de comunicación y en apenas algo más de 60 segundos -el comandante Chávez-,  condensa: Las angustias, exigencias y anhelos de la población venezolana en torno a un mejor porvenir.

    El 4F como sus protagonistas lo han destacado, representa por un lado la ebullición de años de luchas de un pueblo atropellado y olvidado, que de manera dispersa se expresaba en distintos espacios y; el punto de encuentro para la unidad popular en función de la conquista del poder político.

    En este sentido, podemos indicar que el 4F de manera inmediata produce un cambio en el escenario electoral, al resultar ganador en las elecciones presidenciales de 1993, Rafael Caldera, quien interpreto la insurrección a su manera en un discurso en el Congreso Nacional que le permitió colocarse en un plano distinto a la frase de “muerte a los golpistas” de Morales Bello. También, propicio el triunfo futuro de Aristobulo Isturiz en la Alcaldía de Caracas quien en ese mismo lugar desarrollo un valiente discurso, en el cual expreso, la negación a apoyar la suspensión de garantías.

    Una vez en libertad el comandante Chávez con sus compañeros del 4F, inician un proceso de aglutinación y organización de las fuerzas de izquierda, progresistas y nacionalistas que se reflejaron en el Movimiento Quinta República (MVR), el cual sirvió como vehículo electoral para lograr la victoria del 6 de diciembre de 1998, que abrió el camino a nivel interno para la construcción de la democracia participativa y protagónica; pero igualmente, se convirtió en fuente de inspiración para los pueblos de nuestra América.

    A tres décadas de la rebelión militar debemos fortalecer el espíritu y los valores que la inspiraron: La condición soberana de la patria,  la unidad nacional para enfrentar las embestidas de los enemigos internos y foráneos,  la eficiencia en la conducción de las instancias gubernamentales de la mano del pueblo organizado y la lucha frontal contra la corrupción y el burocratismo, entre otros. En este orden, es tarea de todos y todas en los espacios donde nos desenvolvemos acompañar las 3R.Nets propuestas por el presidente Nicolás Maduro para convertir el “Por Ahora” en un “Para Siempre”

    www.ramonlobo.psuv.org.ve  / @LoboMRamon  / @RamonLoboMoreno

  • EL NUEVO COMIENZO

    Cumpliendo con el mandato previsto en el artículo No. 237 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), el Presidente Nicolás Maduro dio su mensaje anual el pasado 15 de enero a la Asamblea Nacional y al pueblo venezolano. En el mismo expuso, los logros y dificultades presentes en la gestión del año 2021; donde podemos destacar inicialmente, la ratificación de nuestra soberanía, así como, la reinstitucionalización, coordinación y complementación de los poderes públicos para un adecuado funcionamiento que permita la realización de los fines del Estado, tal como está plasmado en el artículo No. 136 de la CRBV.

    En el ámbito económico, hizo referencia a cifras alentadoras que expresan una fase de reanimación del aparato productivo. Dentro de estas, tenemos: 1) Crecimiento del PIB durante el III trimestre por el orden del 7.6 %, lo cual estaría revirtiendo el decrecimiento experimentado en los últimos años como consecuencia del ataque sistemático a la actividad económica. 2) Aumento en el consumo de los hogares en un 4.9 % y del gobierno en un 8.7 %. 3) Variación positiva en un 3.1 % en las inversiones. 4) Incremento de las exportaciones totales en un 33 % -las no tradicionales subieron en un 4.9 %-; y 5) Producción de 1 millón b/d de petróleo a finales de diciembre.

    En este aparte, queremos considerar el aumento en el nivel general de precios, el cual hemos abordado en otras ocasiones pero consideramos pertinente retomar. La inflación en 2021 se ubicó en 686.40 %, lo que representa una  disminución del 76.80 % en comparación con la tasa de 2.959.80 % obtenida en 2020.

    Aun cuando esta variación es favorable, la inflación sigue siendo alta y representa el principal problema que señala la población, pero indudablemente demuestran un avance y un nivel de efectividad en las políticas aplicadas, al lograr una baja y desaceleración importante, sin sacrificar los programas sociales. En el último cuatrimestre del año pasado los precios tuvieron un alza menor a un digito mensual y no supero el 50 % mensual. Estos valores, académicamente,  nos indican la salida del proceso hiperinflacionario. Recordemos que la inflación en 2018 llego al 130.060 % y en 2019 acumulo un 9.585.50 %.

    Las cifras expuestas, en un escenario de  bloqueo comercial y persecución financiera, corroboran la experticia adquirida por el gobierno nacional para sortear las denominadas “sanciones” y por supuesto, presagian una mejora sustancial en el comportamiento de las variables económicas para este 2022.

    En este sentido, debe mantenerse y fortalecerse la implementación  de políticas fiscales, monetarias y cambiarias que permitan seguir abatiendo los niveles inflacionarios, propiciando de esta manera la recuperación del poder adquisitivo del salario; lo cual demandara, una mayor cantidad de bienes y servicios que tendrá que proveerse del mercado nacional, exigiendo la utilización de la capacidad productiva parada u ociosa y  al mismo tiempo, requerirá de financiamiento y de mayor número de trabajadores. Esta cadena dinamizara la economía nacional.

    Finalmente, el presidente explico tres líneas de acción para el nuevo comienzo: 1×10 del Buen Gobierno, Mapa de Problemas y Soluciones y,  Agenda Concreta de Acción del Poder Popular. De igual manera, agrego e invoco las 3R del comandante Chávez con la siguiente conceptualización: 1) Resistir: Resistencia creadora e ideológica. Esta R, asume dentro de sí, la repolitización y la repolarización. 2) Renacer: Venezuela necesita un renacimiento revolucionario, moral y ético, profundo, desde las raíces. Y, 3) Revolucionar: Revolucionarlo todo, hacerlo de nuevo, hacerlo mejor y hacerlo bien.

    www.ramonlobo.psuv.org.ve  / @LoboMRamon  / @RamonLoboMoreno

  • LA ASAMBLEA NACIONAL APORTA EN LA REACTIVACIÓN ECONOMICA

    Una vez instalada la Junta Directiva de la Asamblea Nacional (AN) para el año 2022, presidida por el diputado Jorge Rodríguez, se aprueba en la primera sesión ordinaria, el plan legislativo básico compuesto por 23 propuestas de ley que están orientados en tres líneas: Revolución en el sistema de justicia, recuperación económica y, profundización de los derechos humanos y sociales.  Esta temática mantiene lo desarrollado durante  el 2021 con la aprobación de 38 leyes como consecuencia del rescate de la institucionalidad de este poder público nacional. Es importante señalar, que la aprobación del mencionado plan básico no excluye la incorporación de nuevos proyectos de ley.

    En el plano económico,  indicamos que la AN mantiene su perspectiva de apoyo, desde las competencias  que les corresponden,  al ejecutivo nacional y a los distintos actores en el proceso de reimpulso y diversificación del aparato productivo nacional. En este orden, se agregan de manera inmediata a la agenda de este año: 1) Segunda discusión del proyecto de Ley de Zonas Económicas Especiales, 2) Proyecto de Ley de Reforma del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras, 3) Proyecto de Ley de Compras Públicas y,  4) Proyecto de Ley de Reforma del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de la Actividad Aseguradora.

    En la actualidad, en el  seno de la Comisión de Economía, Finanzas y Desarrollo Nacional se vienen discutiendo algunos planteamientos de ley o reforma: Proyecto de ley de Comercio Electrónico, reforma al Código Orgánico de Comercio, reforma del decreto con rango, valor y fuerza de ley del Salud Agrícola Integral, reforma de la ley de la Gran Misión Agrovenezuela y el decreto con rango, valor y fuerza de ley del Banco Agrícola de Venezuela, entre otros. Particularmente, consideramos pertinente abordar la regulación de los Servicios de Tecnología Financiera (Fintech).

    Estas propuestas, enmarcadas en el marco legal, apuntan a continuar propiciando las condiciones requeridas para seguir enfrentando las Medidas Coercitivas Unilaterales -“sanciones externas”- impuesta por el gobierno de EEUU y acelerar la reactivación de la actividad económica que mostró, por un lado, signos de expansión en la producción y por el otro, un descenso importante en el nivel inflacionario, al registrar cuatro meses continuos con una cifra menor a un digito y un acumulado anual de 686,4 %; que aun cuando sigue siendo alta, es muy inferior a lo registrado en los años precedentes.

    Lo expuesto, infiere, el sendero y la secuencia de una acción colectiva que nos permitirá retomar definitivamente la ruta del crecimiento económico.

    www.ramonlobo.psuv.org.ve  / @LoboMRamon  / @RamonLoboMoreno

  • AÑO 2021: PRELUDIO DE UN EXITOSO 2022

    El año que finaliza, comienza con la instalación de la nueva Asamblea Nacional, orientando como línea central de acción: El rescatar la institucionalidad del máximo poder legislativo y el apoyar al ejecutivo nacional en la generación de condiciones para apuntalar la recuperación económica. La mejor expresión de esta articulación se observó  en la discusión y la aprobación del Presupuesto Nacional para el ejercicio financiero económico 2022 conjuntamente con la Ley Especial de Endeudamiento.

    Es importante indicar, que desde el 2015 no se daba tal situación; recordemos que la Asamblea Nacional en el 2016 se declaró en desacato, lo que obligó al presidente Nicolás Maduro -para garantizar la operatividad y desarrollo de las políticas públicas- el decretar un estado económico de excepción y la consecuente presentación del Presupuesto Nacional ante el Tribunal Supremo de Justicia y a la Asamblea Nacional Constituyente en su momento.

    En el 2021 se mantuvo el transitar constante por distintos países y organismos multilaterales combatiendo la desinformación que emiten las trasnacionales de la comunicación en colusión con el gobierno estadounidense y el sector de la oposición que ejecuto el robo -por ahora- de los bienes nacionales en el extranjero. Asimismo, se unifico la cooperación de los poderes públicos para enfrentar las intenciones malsanas en contra de nuestra soberanía sobre la Guayana Esequiba.

    De igual manera, se acentuó la búsqueda de alternativas y nuevos aliados que nos permitan ir superando los obstáculos que propician las Medidas Coercitivas Unilaterales. En este sentido, en necesario resaltar la reactivación del ALBA-TCP, la CELAC; y el fortalecimiento, mejoramiento y establecimiento de acuerdos comerciales parciales con países como: Rusia, China, Irán, México, Argentina y Belarus, entre otros.

    En el plano interno,  destacamos la aprobación del Acuerdo de Armonización Tributaria,  entre el gobierno nacional y las alcaldías, con el objetivo de hacer más eficiente la tributación municipal y perfeccionar su recaudación, fiscalización y cobranza; que a su vez, contribuirá en el fortalecimiento de las finanzas públicas nacionales. A partir del mes de octubre, con el objetivo de facilitar las transacciones comerciales, bancarias y financieras, así como los procesos contables y de cómputos; de forma articulada entre el Banco Central de Venezuela y el Gobierno Nacional, se aprueba suprimirle seis (06) ceros a la moneda nacional, proceso que se conoció como la Nueva Expresión Monetaria.

    Los hechos mencionados, simultáneamente con las diversas políticas de índole fiscal y monetaria, el aumento en la producción petrolera, la atención adecuada del Covid-19; a la par, del proceso de dialogo impulsado por el presidente Nicolás Maduro, el llamado y la realización de las elecciones regionales, han creado un ambiente de cierta estabilidad y certidumbre que favorecen la funcionabilidad del aparato productivo nacional, el cual muestra evidencias de recuperación que han posibilitado el aumento en los niveles de abastecimiento y han disminuido el nivel general de precios.

    En este punto, destacamos el descenso importante en la inflación anual, la cual se ubicó como consecuencia de la guerra económica en el 2018 en 130.060,20 %; en el 2019 en 9.585,50 %; 2.959,80 % alcanzo en el 2020 y este año, la acumulada a noviembre es de 651,10 % y la anualizada es de 1.197,5 %. Estas cifras, aun cuando son altas, demuestran efectividad en las medidas aplicadas -sin descuidar las políticas sociales de protección al pueblo-; y son signos favorables, que presagian un exitoso comportamiento económico en el 2022.

    www.ramonlobo.psuv.org.ve  / @LoboMRamon  / @RamonLoboMoreno

  • NICOLÁS MADURO, “LA REVOLUCIÓN Y EL COMANDANTE NOS EXIGEN EFICIENCIA ADMINISTRATIVA Y POLÍTICA”

    En los últimos días hemos ´escuchado al presidente Nicolás Maduro exigiendo mayores niveles de sensibilidad, eficiencia y compromiso en el cumplimiento de sus responsabilidades a las y los funcionarios públicos, en especial, a quienes asumirán algún cargos de elección popular producto del proceso electoral recién finalizado. A decir de Alfredo Maneiro: “Hay que gobernar con eficacia política y calidad revolucionaria”.

    En este sentido, compartiré algunas reflexiones escritas en noviembre de 2009 -producto del llamado que en su momento realizaba el comandante Chávez en el programa “Aló Presidente”-  en artículo titulado: La revolución y el comandante nos exigen eficiencia administrativa y política.

    …Un funcionario comprometido e involucrado con la causa buscará la forma de encontrar salida a las dificultades que le imprime el proceso burocrático del Estado, conducirá y estimulara a sus subordinados para superar tales deficiencias estructurales. Un funcionario no comprometido se valdrá de esa situación para no hacer nada o en el mejor de los casos marchará  al ritmo que indiquen los procedimientos. De allí la urgencia de tener cuadro técnicos y políticos, cuando el caso lo amerite, al mando de las instituciones gubernamentales a nivel nacional, regional y municipal. La revolución ha permitido la formación y capacitación en diversas áreas de un número importante de venezolanos y venezolanas, en su mayoría consustanciados con el proceso político,  así que el calificativo de no contar con personas  idóneas desde el punto de vista técnico no es válido a esta altura.

    Estamos en un proceso revolucionario, necesitamos revolucionarios y revolucionarias en la dirección de las instancias; la o él arribista no puede tener espacio, ni el amiguismo puede ser el elemento a considerar para  la designación de aquellos o aquellas en tareas fundamentales de la revolución, puesto que los mismos, responderán de sus acciones ante un amigo o amiga y no ante el proceso revolucionario.

    En este punto, bien vale la pena citar unos extractos  del trabajo presentado por Orlando Borrero en su libro, El Trabajo de Dirección en el Socialismo: “…La construcción de la nueva sociedad socialista demanda en forma creciente la presencia de dirigentes con calidad en los cargos de responsabilidad. Hombres y mujeres dotados de características revolucionarias, honestos y con espíritu de sacrificio, capaces de dominar la técnica en la producción y los principios, conceptos, funciones, los métodos y estilos de trabajo y otros atributos en la dirección. Deben ser ejecutivos y sagaces, que se sitúen en los puestos claves como dirigentes con autoridad moral y acertadas perspectivas de la misión que la revolución les encomienda”…

    En este orden, destacamos, el planteamiento de una instancia con rango de Vicepresidencia en el Partido Socialista Unido de Venezuela para los Asuntos de Gestión Gubernamental, lo cual le permitiría a la organización desempeñar el papel de acompañamiento, guía y contralor. Esta situación, con toda seguridad potenciara el apego al Plan de la Patria y a las propuestas ofertadas en el plan de gobierno, a la vez, de minimizar algún tipo de desviación o ineficacia que pudiesen presentarse desde el punto de vista administrativo y político, lo cual redundará favorablemente en las soluciones de los problemas comunitarios.

    Concluimos, recordando las palabras del presidente Nicolás Maduro, donde deja entrever su angustia al respecto: “El bloqueo del corazón y la mente, la indolencia, la incapacidad, la ineficiencia, es peor que el bloqueo gringo”

    www.ramonlobo.psuv.org.ve  / @LoboMRamon / @RamonLoboMoreno

  • ¿RESURGE LA CELAC?

    Luego de la falta de encuentros por un lapso de cuatro años, desde el 2017 en República Dominicana, se celebró en México la  VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) con la participación de 17 mandatarios, 2 vicepresidentes y 9 cancilleres; y  teniendo como anfitrión al presidente del país azteca, Andrés Manuel López Obrador.  La misma se realiza en un contexto marcado por la pandemia, el resurgimiento de una visión latinoamericana, el rechazo a las “sanciones” impulsadas por el gobierno de los Estados Unidos (EEUU) y un fuerte cuestionamiento a la Organización de los Estados Americanos (OEA).

    Recordemos que el comandante Chávez conjuntamente con la ola de gobiernos progresistas en Latinoamérica, durante la primera década de este siglo,  lograron  desarrollar gestiones gubernamentales no convencionales en busca de la superación de la pobreza y desigualdad existente en la región. Para tal objetivo, se propusieron aprovechar las bondades y fortalezas de cada nación, para colocarlas en función de los intereses comunes mediante proyectos de integración, partiendo de la complementación comercial, financiera,  tecnológica, cultural y social.

    Es así como en el año 2004, Hugo Chávez y Fidel Castro acuerdan la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la cual en el año 2006 con la incorporación de Bolivia tras el triunfo de Evo Morales se incluye el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), lo que condujo a la denominación (ALBA-TCP). Un año más tarde, nace la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y se cristaliza la CELAC en el año 2011 como un mecanismo intergubernamental para el diálogo y el acuerdo político que incluye permanentemente a 33 países de América Latina y El Caribe.

    La cumbre recién finalizada, podemos catalogarla como una repuesta al intento de desmontaje desarrollado en los últimos años por parte de los gobiernos derechistas sobre los esquemas de integración con orientación Bolivariana en favor de una visión monroista, tal como lo denuncio el presidente Nicolás Maduro, quien coloco en el debate la necesidad de superar la acción divisionista fomentada por EEUU, a través de la cooperación y complementariedad para combatir precisamente la embestida imperialista, la pobreza, la desigualdad existente y aunar esfuerzos para afrontar el Covid-19.

    El presidente Nicolás Maduro, como fiel defensor de las ideas integracionistas de Chávez, en primer término, expuso la urgencia de un mayor protagonismo de la CELAC en la zona; para ello propuso darle una mejor organicidad y operatividad, planteando la creación de una Secretaria General. Asimismo, exhorto a retomar la construcción de un nuevo orden en la región, que permita consolidar propuestas de índole multilateral-recíproca, a fin de potenciar y aprovechar las fortalezas; a la vez de enfrentar, conjuntamente, las amenazas y debilidades.

     

    www.ramonlobo.psuv.org.ve  / @LoboMRamon / @RamonLoboMoreno

  • Nuestra América: La unidad concebida por Bolívar y Marti

    El promover y desarrollar un proceso de emancipación -entendido como la acción de liberarse de cualquier clase de subordinación o dependencia-, además, proponiéndonos levantar las banderas del Socialismo en América, con la presencia de los Estados Unidos (EE.UU.), potencia hegemónica e imperialista, después de la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS); exige prepararse para resistir su embestida con convicción y principios de unión y solidaridad.

    En este orden, defender la Soberanía Nacional y lograr el desarrollo latinoamericano requiere del encuentro de  países que posibiliten la cohesión social, política y económica; que permitan, en primer término, la unidad para defenderse de las amenazas. Y, en segundo lugar, el aprovechamiento de las fortalezas internas de cada nación, mediante el concepto de la complementariedad, a fin de  lograr un desarrollo educativo y cultural; así como un empoderamiento tecnológico que facilite, entre otros, la transformación de las materias primas, un intercambio comercial favorable a nuestras naciones y la conformación regional de una estructura financiera que nos independice del dólar en las relaciones comerciales, y de las instancias internacionales de dominación e intervención, como el  Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

    Partiendo de las anteriores premisas, a grandes trazos, nos proponemos examinar la evolución de la propuesta de unidad latinoamericana y caribeña, la concepción que, al respecto, ha impulsado el proceso revolucionario, guiado por el pensamiento de Hugo Chávez Frías; y su entronque con la idea de la unidad formulada, en su momento, por Simón Bolívar.

    El presente trabajo esta dividido en las siguientes partes:

    • La unidad latinoamericana y caribeña en el pensamiento de Bolívar  y Martí
    • Fundamentos de la política de unidad y/o integración promovida  por la Revolución Bolivariana
    • La lucha por la unidad latinoamericana  en el presente
    • Venezuela: La batalla por la unidad latinoamericana y contra el imperialismo
    • A manera de reflexión final

    Para tener acceso al ensayo ir: Nuestra América_La unidad concebida por Bolívar y Marti_Ramon Lobo

  • ESTRATEGIA IMPERIAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA

    Las potencias de Occidente agrupadas en el denominado G7 -Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá y Japón-, se reunieron en Reino Unido con la excusa del cambio climático, la lucha contra la pandemia del Covid19 y la “protección” de la democracia en países que no le son dóciles a sus intereses. Su objetivo real, fue el reacomodo de sus  fuerzas y el papel a jugar a lo interno por cada una, con la intención de validar y/o establecer las pautas que les permitan mantener el control del sistema económico mundial  y enfrentar la influencia de China y Rusia en la construcción de un mundo multipolar. En esta cumbre, se cristalizo el retorno de los Estados Unidos, ausente desde el año 2017; y contó, adicionalmente con la participación en calidad de invitados de: India, Australia, Sudáfrica y Corea del Sur.

    Como es tradicional, el doble discurso se hace presente. Acordaron, nuevamente, en el “documento final” fortalecer acciones para cumplir con el objetivo central del Acuerdo de París[1]. Asimismo, quienes han monopolizado la adquisición de vacunas y limitado el acceso al resto del planeta, como por ejemplo a Venezuela, a quien, producto de las Medidas Coercitivas Unilaterales (MCU) que apoya el G7, se le han congelado los recursos para adquirir las mismas a través del mecanismo COVAX que lleva adelante, entre otros, la Organización Mundial de la Salud. Estos países, hoy día, manifiestan haber aprobado recursos para donar o financiar  1.000 millones de vacunas a países de bajos y medianos ingresos.

    A fin de contrarrestar el avance de China, se aprobó un proyecto global de infraestructuras denominado, Build back better for the world -reconstruir mejor para el mundo-, con la finalidad de “atender”, las necesidades de infraestructuras existentes en los países en vías de desarrollo, de acuerdo a su definición. En realidad es una repuesta, a la propuesta China con el nombre, One Belt, One Road -una ruta, un cinturón-, que busca emular la antigua Ruta de la Seda, adaptada a los tiempos actuales, mediante la modernización de infraestructuras y telecomunicaciones para mejorar la conectividad entre Asia y Europa. Como elemento recurrente, le solicitan a China, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como cuestionan sus prácticas “anticompetitivas” que vulneran, según ellos, el funcionamiento de la economía mundial. ¿Qué tal?

    Quienes imponen y apoyan las  MCU, además de inmiscuirse en los asuntos internos de otros países y promover invasiones y ataques, como los perpetrados contra Palestina, Siria, Irak, Libia, entre otras; le lanzan una advertencia a Rusia en los siguientes términos:   “detenga su comportamiento desestabilizador y actividades malignas, incluida su interferencia en los sistemas democráticos de otros países y para cumplir con sus obligaciones y compromisos internacionales en materia de derechos humanos”.

    Con las falacias señaladas, los países ricos integrantes del G7 insisten con sus continuas estrategias a fin de garantizar su supremacía y su visión unipolar; nos corresponde desde nuestra América, retomar los esquemas de unión e integración de la primera década del presente siglo, en articulación con otras naciones como China, Rusia, Iran y Turquía que luchan contra la hegemonía imperial; y trazar conjuntamente una alianza multilateral.

    www.ramonlobo.psuv.org.ve  / @LoboMRamon  /  IG: @RamonLoboMoreno

    [1] Reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático manteniendo el aumento de la temperatura mundial en este siglo muy por debajo de los 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar aún más el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados. Recuperado el 16 de junio de 2021 de: https://unfccc.int/es/process-and-meetings/the-paris-agreement/que-es-el-acuerdo-de-paris