Ramón Lobo

Artículos

  • INJERENCIA DEL IMPERIO Y DECLARATORIA DE GUERRA CONTRA L@S VENEZOLA@S: DECRETO DE EMERGENCIA NACIONAL CON RESPECTO A VENEZUELA

    Por la autoridad investida en mí como Presidente por la Constitución y las leyes de Estados Unidos de América, incluida la Ley Internacional de Poderes Económicos de Emergencia (50 USC 1701 y siguientes) (IEEPA, por sus siglas en inglés), la Ley de Emergencia Nacional (50 USC 1601 y siguientes.) (NEA, por sus siglas en inglés), la Ley de Defensa de Derechos Humanos y de la Sociedad Civil de Venezuela de 2014 (Ley Pública 113-278) (la ” la ley de Defensa de Derechos Humanos de Venezuela “) (la “Ley”), la sección 212 (f) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad de 1952 (8 USC 1182 (f)) (INA, por sus siglas en inglés), y la sección 301 del título 3 del Código de Estados Unidos.

    Yo, BARACK OBAMA, Presidente de los Estados Unidos de América, entiendo que la situación en Venezuela, incluida la situación del Gobierno en cuanto la erosión de las garantías de derechos humanos, la persecución de opositores políticos, restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y violaciones y abusos de los derechos humanos en respuesta a las protestas contra el gobierno, y el arresto arbitrario y la detención de manifestantes que están en contra del gobierno, así como la presencia exacerbada de corrupción pública significativa, que constituye una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos, declaro por medio de la presente una emergencia nacional a los fines de hacer frente a dicha amenaza. Por lo tanto dispongo lo siguiente:

    Sección 1. (a) Todos los bienes e intereses en propiedades que están en los Estados Unidos, que de ahora en adelante ingresen a los Estados Unidos, o que están o en el futuro entren en posesión o control de cualquier persona de los Estados Unidos de las siguientes personas quedan bloqueados y no podrán ser transferidos, pagados, exportados, retirados, o de otra manera tratados en:

    (I) las personas enumeradas en el anexo del presente decreto; y

    (II) cualquier persona que, según el Secretario del Tesoro, en consulta con el Secretario de Estado:

    (A) sea responsable o cómplice de, o responsables de ordenar, controlar, o dirigir de alguna manera, o de haber participado en, directa o indirectamente, cualquiera de los siguientes actos en o en relación a Venezuela:

    (1) acciones o políticas que socavan los procesos e instituciones democráticas;

    (2) actos significativos de violencia o conducta que constituyan un grave abuso o violación de los derechos humanos, en particular contra las personas que participaban en las protestas contra el gobierno en Venezuela en o desde febrero 2014;

    (3) medidas que prohíban, limiten o penalicen el ejercicio de la libertad de expresión o de reunión pacífica; o

    (4) la corrupción pública por funcionarios de alto nivel en el Gobierno de Venezuela;

    (B) Que haya sido un líder presente o pasado de una entidad que haya, o que sus miembros hayan participado en cualquier actividad descrita en el inciso (a)(ii) (A) de esta sección o una entidad cuya propiedad e intereses en una propiedad estén bloqueados de conformidad con el presente decreto;

    (C) es un funcionario actual o anterior del Gobierno de Venezuela;

    (D) que haya asistido materialmente, patrocinado o proporcionado apoyo financiero, material o tecnológico, o de bienes o servicios para o en apoyo de:

    (1) una persona cuyos bienes e intereses en propiedad estén bloqueados en virtud de este decreto; o

    (2) una actividad descrita en el inciso (a) (ii) (A) de esta sección; o

    (E) Que sea propiedad de, o controlada por, o que haya actuado o pretendido actuar directa o indirectamente en nombre de, cualquier persona cuya propiedad o intereses en una propiedad e intereses en la propiedad, estén bloqueados de conformidad con este decreto.

    (b) Las prohibiciones en el inciso (a) de la presente sección se aplicarán salvo hasta el punto en que estipulen los estatutos, las regulaciones, ordenes, normativas o licencias que hayan sido emitidas de conformidad con la presente decreto y no obstante ello, cualquier contrato suscrito o cualquier licencia o permiso otorgado previo a la fecha efectiva de este decreto.

    Sec. 2. Mediante la presente, encuentro que la entrada de inmigrantes sin restricciones y no inmigrante a Estados Unidos de extranjeros que se determine que cumple con uno o más de los criterios enunciados en el inciso 1 (a) de este decreto sería perjudicial para los intereses de Estados Unidos, y por medio de la presente suspendo la entrada en Estados Unidos, como inmigrantes o no inmigrantes, de dichas personas, salvo cuando el Secretario de Estado determine que el ingreso de la persona es del interés nacional de Estados Unidos. Esta sección no se aplicará a un extranjero si la admisión de dicho extranjero en Estados Unidos es necesaria para permitir que Estados Unidos cumpla con el Acuerdo relativo a la Sede de las Naciones Unidas, firmado en Lake Success el 26 de junio de 1947, y que entró en vigor el 21 de noviembre de 1947, o de otras obligaciones internacionales aplicables.

    Sec. 3. Por la presente determino que la realización de donaciones del tipo de artículos que se especifica en la sección 203 (b) (2) de la Ley Internacional de Poderes Económicos de Emergencia (50 USC 1702 (b) (2)) por, a, o en beneficio de cualquier persona cuyos bienes e intereses en propiedad estén bloqueados de conformidad con la sección 1 de este decreto puedan menoscabar seriamente mi capacidad para hacer frente a la emergencia nacional declarada por el presente decreto, y mediante la presente prohíbo este tipo de donaciones a lo dispuesto por la sección 1 de este decreto.

    Sec. 4. Las prohibiciones establecidas en la sección 1 de este decreto incluyen pero no se limitan a lo siguiente:

    (A) la realización de cualquier contribución o suministro de fondos, bienes o servicios por parte de, a, o en beneficio de cualquier persona cuyos bienes e intereses en propiedad estén bloqueados en virtud de este decreto; y

    (B) la aceptación de contribuciones o el suministro de fondos, bienes o servicios de cualquier persona.

    Sec. 5. (a) Queda prohibida cualquier transacción que evada o evite, o que tenga el propósito de evadir o evitar, provocar una violación de, o trate de violar alguna de las prohibiciones establecidas en este decreto.

    (B) Se prohíbe cualquier conspiración formada para violar cualquiera de las prohibiciones establecidas en este decreto.

    Sec. 6. A los efectos de este decreto:

    (A) el término “persona” se entiende como un individuo o entidad;

    (B) el término “entidad”: se entiende como una sociedad, asociación, fideicomisario, empresa conjunta, sociedad, grupo,subgrupo, u otra organización;

    (C) el término “persona de Estados Unidos”, se entiende como cualquier ciudadano de Estados Unidos, residente permanente, entidad constituida conforme a las leyes de Estados Unidos o cualquier jurisdicción dentro de Estados Unidos (incluidas sucursales en el extranjero), o cualquier persona en los Estados Unidos;

    (D) el término “Gobierno de Venezuela” se entiende como el Gobierno de Venezuela, cualquier subdivisión política, ente u organismo, incluido el Banco Central de Venezuela, y cualquier persona que posea o controle, o que actúe en nombre del Gobierno de Venezuela.

    Sec. 7. Para aquellas personas cuyos bienes e intereses de propiedad están bloqueados en virtud de este decreto, que pudieran tener una presencia constitucional en Estados Unidos, encuentro que, debido a la capacidad de transferir fondos u otros activos de forma instantánea, previo aviso a dichas personas de las medidas que se tome en virtud de este decreto haría que esas medidas fueran ineficaces. Por lo tanto, determino que para que estas medidas sean eficaces y así hacer frente a la emergencia nacional declarada por este decreto, no hay necesidad de notificación previa de una lista o de la determinación formulada en virtud de la sección 1 de este decreto.

    Sec. 8. El Secretario del Tesoro, en consulta con el Secretario de Estado, queda autorizado para tomar las acciones, incluida la promulgación de normas y reglamentos, y de utilizar todos los poderes otorgados al Presidente por la IEEPA y 4 la sección 5 de la Ley de Defensa de Derechos Humanos de Venezuela, aparte de las autoridades que figuran en las secciones 5 (b) (1) (B) y 5 (c) de dicha Ley, que sean necesarios para llevar a cabo los propósitos de este decreto, con la excepción de la sección 2 de este decreto, así como las disposiciones pertinentes de la sección 5 de la citada Ley. El Secretario del Tesoro podrá delegar cualquiera de estas funciones a otros funcionarios y organismos del Gobierno de Estados Unidos de conformidad con la ley aplicable. Se ordena a todos los organismos del Gobierno de Estados Unidos a tomar todas las medidas apropiadas dentro de su autoridad para llevar a cabo lo dispuesto en este decreto.

    Sec. 9. El Secretario de Estado queda autorizado para tomar este tipo de acciones, incluida la promulgación de normas y reglamentos, y emplear todas las facultades otorgadas al Presidente por la IEEPA, la INA y la sección 5 de la Ley de Defensa de los Derechos Humanos de Venezuela, incluidas las autoridades listadas en las secciones 5 (b) (1) (B), 5 (c) y 5 (d) de dicha ley, que sean necesarias para llevar a cabo la sección 2 del presente decreto y las disposiciones pertinentes de la sección 5 de dicha Ley. El Secretario de Estado puede delegar cualquiera de estas funciones a otros funcionarios y organismos del Gobierno de Estados Unidos de conformidad con la ley aplicable.

    Sec. 10. El Secretario del Tesoro, en consulta con el Secretario de Estado, queda autorizado para determinar qué circunstancias ya no garantizan el bloqueo de los bienes e intereses pertenecientes a las personas que se encuentran en el listado anexo del presente decreto, y a tomar las acciones necesarias para llevar a cabo dicha decisión.

    Sec. 11. El Secretario del Tesoro, en consulta con el Secretario de Estado, queda autorizado para presentar los informes periódicos y finales al Congreso sobre la situación de emergencia nacional declarada por este decreto, de acuerdo con la sección 401 (c) de la NEA (50 USC 1641 (c) ) y la sección 204 (c) de la IEEPA (Código de EEUU 50 1703 (c).

    Sec. 12. Este decreto no pretende y no crea ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, ejecutable en derecho o en equidad por cualquiera de las partes en contra de Estados Unidos, sus departamentos, organismos o entidades, sus funcionarios, empleados, o agentes, o cualquier otra persona.

    Sec. 13. Este decreto es efectivo a las 12:01 am, hora de verano del este el 9 de marzo de 2015.

    BARACK OBAMA

  • Significado e implicaciones de la declaratoria“emergencia nacional” en Estados Unidos

    Esa declaratoria contra la Patria de Bolívar y Chávez es una amenaza contra la soberanía nacional, la utodeterminación de los pueblos, los derechos internacionales y los derechos humanos.  Cuando el imperio Norteamericano amenaza, luego llegan las bombas, la muerte y la destrucción.

    1. “Emergencia nacional” en Estados Unidos.

    El 9 de marzo de 2015, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, colocó su firma en una orden ejecutiva que declara a su país en “emergencia nacional”, al considerar que Venezuela constituye “una inusual y extraordinaria amenaza a la Seguridad Nacional y a la política exterior de los Estados Unidos”. Otros de los argumentos esgrimidos en la orden de Obama es “la erosión de las garantías de los Derechos Humanos por parte del gobierno de Venezuela, la persecución a políticos de oposición, las restricciones a la libertad de prensa, el uso de violencia y violación de los derechos humanos y el abuso como respuesta a protestas antigubernamentales, con arrestos arbitrarios y detención de manifestantes contrarios al gobierno, así como la exacerbada presencia de corrupción”.

    2. Una categoría legal.

    La declaración de emergencia nacional por “inusual y extraordinaria amenaza” es una categoría legal contenida en el título 50/capítulo 35 dedicada a Poderes Económicos de Emergencia Internacional.

    Luego de que un país es declarado amenaza a la Seguridad Nacional, se activan las atribuciones legales al presidente de Estados Unidos que se estipulan en la sección 1702.

    La sección 1701 dice, textualmente: “cualquier autoridad otorgada al presidente por la sección 1702 de este título puede ser ejercida para enfrentar cualquier amenaza inusual y extraordinaria, que tiene su fuente totalmente o una parte sustancial, fuera de Estados Unidos, para la seguridad nacional, la política exterior, o economía de Estados Unidos, si el presidente declara emergencia con respecto a tal amenaza”.

    La declaración de una “emergencia nacional” permite a Estados Unidos aplicar sanciones contra personas o un país, con base en determinadas circunstancias, más allá de lo aprobado por el Congreso. En especial la Ley de Emergencia Internacional de Poderes Económicos y la Ley de Emergencia permiten al Presidente establecer restricciones y prohibiciones comerciales, financieras e incluso, en caso que se considere que un país ha atacado a Estados Unidos o es hostil, se puede llegar a la confiscación de los activos que se encuentren en jurisdicción estadounidense.

    3. ¿Cuáles países han sido declarados “amenaza para la Seguridad Nacional”?

    En años recientes, Estados Unidos ha calificado como “amenaza para la Seguridad Nacional” a los siguientes países: Irán, Birmania, Sudán, Rusia, Zimbabue, Siria, Bielorrusia y Corea del Norte.

    Históricamente, esta legislación ha sido utilizada contra Irak por invadir a Kuwait en 1990, contra Afganistán a causa del control Talibán de ese país entre 1999 y 2002, contra Liberia y Sierra Leona entre 2001 y 2004 acusados de violación a los Derechos Humanos, Libia entre 1986 y 2004 por ser calificado como patrocinante del terrorismo, Suráfrica durante el apartheid, la entonces República Federal Yugoslava entre 1992 y 2003 por respaldar grupos nacionalistas serbios y contra la organización UNITA en Angola, acusada de traficar diamantes para financiar la lucha armada.

    En Latinoamérica existe el precedente de Nicaragua entre 1985 y 1990, cuando el gobierno estadounidense autorizó un embargo económico en contra del gobierno Daniel Ortega, además de Haití entre 1991 y 1994, contra la dictadura militar de Raoul Cédras que obtuvo el poder luego de derrocar con el apoyo del gobierno de Estados Unidos a Jean-Bertrand Aristide ; y el caso concreto de Panamá, en 1988, que terminó con la invasión de tropas estadounidenses para detener al presidente Manuel Noriega.

    La Ley de Emergencia Internacional de Poderes Económicos permite al Presidente únicamente restricciones económicas, así que en aquellos escenarios en los cuales ha habido intervención militar, ha sido necesario llevar a cabo otros pasos legales y un proceso diferente.

    4. Bloqueo de bienes y prohibición de entrada al país.

    Una de las decisiones tomadas para enfrentar esa “amenaza a la Seguridad Nacional” ha sido ampliar la Ley para la Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil en Venezuela, emitida en de 2014. De esta forma ha bloqueado los bienes y prohibido la entrada a Estados Unidos a 7 funcionarios venezolanos, y además, “cualquier persona responsable por, o en complicidad en, responsable por ordenar, controlar o dirigir, o haber participado en, directa o indirectamente” en “acciones o políticas que minen el proceso democrático o las instituciones, actos significativos de violencia o conductas que constituyan un abuso serio o violación a los Derechos Humanos […], acciones que prohíban, limiten, o penalicen el ejercicio de la libertad de expresión o el derecho de asamblea pública, actos de corrupción pública por oficiales dentro del gobierno de Venezuela”.

    Texto: Fidel Vásquez / Secretario de la Dirección Política Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)

  • PALABRAS EN NUEVA BOLIVIA CON MOTIVO DE LOS DOS AÑOS DE LA SIEMBRA DEL COMANDANTE ETERNO

    Hace dos años trascendió a la inmortalidad el Comandante Chávez, el Hombre que devolvió al Pueblo Venezolano la alegría de vivir, le recuperó su dignidad y respecto a la soberanía e impulso con su ejemplo y tenacidad a otros líderes latinoamericanos, para impulsar un proceso libertario en sus respectivos países; enarbolando la idea de otro mundo posible, sin ataduras hegemónicas al imperio.

    Basto un minuto con nueve segundos de la mañana del 04 de febrero del año 1992 para que conociéramos al Hombre que asumió la responsabilidad de la insurrección militar; esta aptitud apertura el proceso reciproco de enamoramiento con el colectivo nacional.

    Cuatro elementos podemos destacar para explicar el nivel de popularidad, aceptación y sostenibilidad en el poder:

    1. Devolvernos la autoestima y orgullo de ser venezolanos
    2. Trabajar incesantemente y visibilizar las clases populares, convirtiéndose en su protector y organizándolos para la gestión popular y comunal
    3. Facilidad de comunicación con un verbo y labor que reivindicó la condición humana
    4. No sometimiento a elites y con una política internacional acertada, que rompió con la visión unipolar existente para el momento de su llegada

    El Arañero de Sabaneta, como se le conoció en su infancia, mantuvo lealtad a los principios que profesaba y una coherencia sistemática entre las diversas propuestas que planteaba. Su valentía y capacidad decisoria, se combinaba con la paciencia y oportunidad del momento adecuado. Toda actuación estuvo enmarcada en la implementación y desarrollo de políticas en favor de las grandes mayorías para alcanzar como el siempre nos decía, parafraseando al Libertador, “La mayor suma de felicidad posible”

    El Comandante se paseo por distintos ámbitos y dimensiones del quehacer humano, desde el niño travieso, pasando por el joven emprendedor, al cadete soñador para convertirse en el líder transformador de los sueños, esperanzas y realidades para una  Venezuela más justa y humana.

    Hugo Rafael Chávez Frías nace el 28/07/1954 en un pequeño pueblo del llano venezolano- Sabaneta de Barinas- siendo el segundo de los seis hermanos del humilde hogar formado por Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías, ambos maestros de educación primaria, quienes le confiaron su crianza a su abuela paterna, Rosa Inés Chávez.  Su primer Hermano es Adán Coromoto Chávez Frías.

    Desde joven se aficionó y práctico el béisbol.  Fue monaguillo y tenía inclinaciones por la pintura, la música, la escritura, la poesía y el teatro.

    Cursó el bachillerato en el Liceo Daniel Florentino O’Leary de la ciudad de Barinas, donde obtuvo el título de Bachiller en Ciencias en julio 1971.  Al mes siguiente ingresó a la Academia Militar del Ejército, donde se graduó y recibió el título de licenciado en Ciencias y Artes Militares, en la especialidad de Ingeniería, mención Terrestre, egresando con el grado de Subteniente, el 5 de julio de 1975.

    Se destacó por obtener las más altas calificaciones en los diversos cursos que realizó en el seno de la Fuerza Armada.  Fue profesor de estudios superiores.  Continuó su carrera castrense hasta ascender al grado de Teniente Coronel en 1990.  Realiza el Curso de Comando y Estado Mayor en la Escuela Superior del Ejército en los años 1991 y 1992.

    En la Fuerza Armada Nacional de entonces ocupó siete (7) cargos de Comandante, siendo el último en el Batallón de Paracaidistas Coronel Antonio Nicolás Briceño, Cuartel Páez, Maracay, estado Aragua, desde 1991 hasta el 4 de febrero de 1992.

    En 1982 fundó el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200), en alusión a los 200 años del natalicio de Simón Bolívar, que se cumpliría un año más tarde.  El 17 de diciembre del año mencionado, con el aniversario de la muerte de Simón Bolívar, juró bajo el Samán de Güere, reformar el Ejército e iniciar una lucha para construir una nueva República.

    Este movimiento estaba formado por oficiales de rango medio cuya ideología era bolivariana, con  ideas de Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora, el Árbol de las Tres Raíces.  Mantiene contactos con personas de la izquierda venezolana, a través de su hermano Adán Coromoto.

    En 1989 observó con indignación la represión contra manifestantes civiles en el Caracazo, que arrojó un número superior a los 3.000 muertos y desaparecidos.

    En 1991, escribió el Proyecto de gobierno y el Anteproyecto Nacional “Simón Bolívar”.  A finales del año fijan la fecha para la sublevación en los primeros días de febrero.

    El 4 de febrero de 1992, comenzó la sublevación con comandos operando simultáneamente en Maracaibo, Caracas, Valencia y Maracay.

    En Caracas, Chávez establece su centro de operaciones en la sede del Museo Histórico Militar, ubicado en La Planicie, en las inmediaciones del Palacio de Miraflores, mientras que sus fuerzas toman Venezolana de Televisión.  Otro grupo se enfrenta a la Guardia Nacional  en La Casona, mientras que otros intentaron tomar el Palacio de Miraflores.

    Chávez decidió rendirse -para evitar un derramamiento de sangre- y pide hacerlo por televisión.  En horas del mediodía Chávez se presentó ante las cámaras de televisión acotando:

    “…lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados…Asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano…El país tiene que enrumbarse hacia un destino mejor”.

    Los combatientes en Valencia y Maracay atienden el llamado, mientras tanto Chávez es prisionero en el Cuartel San Carlos al norte de Caracas. A los pocos días, el gobierno decide trasladarlo a una cárcel ubicada en San Francisco de Yare, estado Miranda.

    Chávez y los principales líderes de la intentona, pasaron 2 años en la prisión de San Francisco de Yare esperando juicio. Allí co-escribió “Cómo salir del laberinto”, mientras su popularidad aumentaba.  Fue liberado el 27 de marzo de 1994 tras el sobreseimiento que le otorgó Caldera, como parte de un acuerdo político con sectores de izquierda, como el MAS y el PCV, para lograr apoyo a su candidatura que nació precisamente de la insurrección militar

    Llega a la Presidencia de la Republica acompañado de un Pueblo y el Gran Polo Patriótico el 06 de diciembre de 1998, para inmediatamente desarrollar en el año 1999 el proceso constituyente, principal propuesta electoral, que elabora la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela que es aprobada en referéndum el 15 de diciembre de ese año. El 30 de julio del 2000 triunfa nuevamente en la mega elección, el 15 de agosto del 2004 sale victorioso del referéndum aprobatorio, para ser electo por tercera ocasión en diciembre del 2006. El 07 de diciembre del 2012 supera por 1.5000.000 votos a un genuino representante de la burguesía nacional. ¡Fueron Victorias tras victorias!

    A dos años de la ausencia física, recordamos su pasión desbordada por los más humildes, su empeño por visibilizarlos, su sensatez, objetividad, solidaridad, humildad y comprensión de cada momento que vivía la República. Sin convertirse en un altanero, ni atropellador, nos demostró su fuerza y temple para enfrentar las adversidades y embestidas del imperio y sus lacayos.

    Siempre tuvo bien definido quienes eran los enemigos del pueblo, “El capitalismo y sus diversas formas de expresión”, partiendo de esa claridad, mantuvo una acción continua y coherente  para organizar y unificar las distintas fuerzas políticas y sociales que empujaban el proceso de cambio.

    En sus discursos, intervenciones públicas y accionar en la calle pudimos conocer y aprender de sus enseñanzas, orientaciones, instrucciones, consejos y decisiones que pasan a forman parte del legado.

    Permítame ustedes traer referencia de extractos que conciben lo planteado:

    • “Bolívar no es solo un hombre, es mucho más, es un concepto, es más que una idea, es un conjunto de ideas, donde se une la política con la sociedad, con la justicia, tanto en el ámbito nacional como en el ámbito regional suramericano, en el Caribe y también en el ámbito mundial
    • “Un gobierno democrático tiene su primer compromiso con el pueblo que lo eligió y, en primer lugar, con los más necesitados de ese pueblo: los pobres, los más pobres, las clases medias”.
    • “El poder para nosotros es sólo un instrumento para hacer justicia y, además, un instrumento para redistribuirlo y cada día transferirle mayores cuotas de poder político, económico, al pueblo, a la mayoría, a la nación”
    • “El poder popular es fundamental para la construcción del socialismo”.
    • “El socialismo tiene un fin fundamental: satisfacer las necesidades del ser humano, del pueblo, de la colectividad”
    • “La revolución no será tal, jamás, sin ese impulso vital del pueblo consciente de su pasado y con una voluntad en su presente y dispuesto a todo, por hacer realidad su sueño, su voluntad”.
    • “El amor por la patria, si es verdadero, a uno lo lleva, incluso si es necesario, a dar la vida misma por ella, porque la vida nuestra es transitoria; la de la patria debe ser eterna y tiene que ser una patria grande, hermosa, libre, desarrollada”
    • “La juventud tiene que inventar, tiene que jugar un papel en la Revolución, su papel para inventar el socialismo del siglo XXI”.
    • “Nosotros, los patriotas, tenemos un proyecto, portamos una bandera… Ellos, los colonialistas, no tienen juramento, no tienen proyecto, no tienen bandera. O mejor dicho, como lo hemos visto en diversas actividades de los pitiyanquis, su bandera, al revés, volteada, de siete estrellas y no de ocho como fue el mandato de nuestro Bolívar en Angostura, lo dice todo: Representan lo contrario a la patria, son la contrabandera, son la contravenezuela, son lo contrabolívar. Son la negación. Son la no-patria
    • “Hay una sola Fuerza Armada Bolivariana. Una sola Fuerza Armada cada vez más unida, en perfecta unidad, como corresponde a una institución revolucionaria”.
    • “Tenemos que andar así los hombres de armas y el pueblo venezolano: Una sola corriente, una sola vida, una sola raíz, un solo empeño, un solo camino”
    • “La soberanía tiene que ver con los derechos del pueblo y con sus deberes, con los derechos de la nación y con sus deberes”.
    • “La soberanía ni siquiera se discute, mucho menos se negocia”.
    • “¡Vengan a nosotros las dificultades, que venceremos todas las dificultades, las naturales y las impuestas!”.
    • “Nunca olvidemos que debemos cerrarle el paso a la contrarrevolución y a su amo, el imperio yanqui”.
    • “Mientras más contraataque el imperio, más fuerte será el contraataque de los pueblos, el contraataque de la revolución”.
    • “No hay negociación con la oligarquía, porque la patria no se negocia, porque la dignidad no se negocia, porque los principios no se negocian”
    • “La mejor manera de evitar la guerra es prepararnos para ella, con toda la fuerza que podamos para advertirle al enemigo que le costaría muy caro violar la soberanía y la libertad de esta tierra”.
    • “Lo que nos espera es batalla, batalla, batalla y más batalla; pero también victoria, victoria, victoria y más victoria, porque ese es nuestro camino: ¡Batallas y Victorias!”
    • “La patria es de todos y será para todos”.
    • “Que haya paz, que quien infrinja la ley sea castigado, que la impunidad no campee generando más innecesaria violencia”.
    • “¡Nos importa la felicidad, la paz de todos los venezolanos y de todas las venezolanas! Esa es nuestra responsabilidad suprema”.
    • “En este tema de la unidad, del sentido de patria, de la conciencia colectiva, los revolucionarios hablamos con la verdad y no somos como otros factores de la sociedad, cultivadores de hipocresía. Pongamos por delante nuestra esencia revolucionaria”.

    En la actualidad, el imperio con sus lacayos atacan inclementemente y le han declarado la guerra al Pueblo distorsionando y afectando la economía, aplicando la técnica del golpe suave, con el apoyo de transnacionales de la información, deformando la realidad para confundir y favorecer sus intereses económicos y políticos. Complementariamente, arremeten con un plan de desestabilización psicoemocional, para inducir al descontento, calentar calles y acumular angustias que desfiguren el pensamiento racional a fin de  generar una ruptura violenta del orden constitucional.

    Intentan truncar el proceso bolivariano, para luego ampliar su radio de acción hacia nuestra Latinoamérica, partiendo del resultado positivo que hemos construido en los procesos de integración, impulsados por el Comandante Chávez: Petrocaribe, Alba-TCP, Unasur y Celac.

    Ante las circunstancias expuestas, rindamos tributo, en este segundo aniversario de la siembra del Comandante, cerrando filas todas y todos los revolucionarios y revolucionarias con el Presidente Maduro, apoyándolo y siguiendo sus instrucciones para fortalecer  la Unidad y Conciencia Revolucionaria que nos permita cumplir con el Plan de La Patria y consolidar el Socialismo.

    Para concluir traemos a colación las palabras de su hermano Adán en el cuartel de la montaña en relación al encuentro sostenido con Hugo donde intercambian El Morral Invisible

    “Los dos hermanos mayores acostumbraban regalarse libros en los días de navidad, en 1981 Hugo obsequia a Adán la novela País Portátil, del escritor y poeta venezolano Adriano González León, y le escribe una dedicatoria:

    “Adán, llevamos a la espalda un morral invisible…  Dentro de este morral llevamos nuestro país portátil. Lo bueno de nuestro morral es que no tiene dimensiones…

    …Y si por desgracias uno de los dos cae en el camino para no levantarse más, es obligación del otro acercarse, con rabia, a recoger el cuerpo caído y, junto al morral -sangriento o no- echarlo a la espalda, retomar fuerzas, y seguir avanzando por el camino largo.

    Al final -si es que hay final-, el morral preñado, parirá, de seguro, un país mejor: Como para demostrarlo.  Que eche raíces. Que deje de ser portátil”.

    Adán le dice: “así será, Hugo”.

    ¡Hoy más que nunca, en pie de lucha y rodilla en tierra, con el morral de Chávez a cuestas para seguir Venciendo!

    ¡Unidad, Lucha; Batalla y Victoria!

    ¡Chávez Vive, La Lucha Sigue!

    ¡Hasta La Victoria Siempre!

    Ramón Lobo Moreno

    Palabras en Nueva Bolivia el 05 de marzo del 2015

     

  • Informe de Gestión 2014

    La Revolución Bolivariana ha mantenido como premisa la generación de información a la población venezolana sobre las acciones, avances y dificultades en la Planificación y Gestión Pública que permita alcanzar los objetivos y metas trazadas.  Este proceso fue orientado constantemente por el Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías.

    La necesidad de evaluar la gestión que lleva adelante los elegidos para algún tipo de responsabilidad gubernamental, es fundamental para fortalecer el ejercicio de la función pública y política.

    Durante el año 2014 la derecha venezolana atendiendo instrucciones de sus mentores o tutores ubicados fuera de la geografía nacional, desarrollaron una serie de acciones tendientes a interrumpir la paz y tranquilidad de los venezolanos y venezolanas.  Es así como, apenas comenzaba el año iniciaron, a través de las redes sociales y medios de comunicación, campañas sistemáticas para sembrar incertidumbre y atemorizar a la población.  Este proceder los conlleva a ejecutar el plan concebido como “La Salida”, el cual generó violencia y terror en municipios tácticamente seleccionados a nivel nacional, con la finalidad de entorpecer el desenvolvimiento de las actividades económicas y buscar un estallido social, que no lograron; gracias al nivel de conciencia adquirida por el pueblo.

    La comprensión de la población y actuación adecuada de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) permitieron superar este episodio, pero no disminuyó el ataque a la familia venezolana mediante el acaparamiento y especulación impulsada por estructuras oligopólicas que responden a intereses partidistas.  Ante este escenario el gobierno nacional, encabezado por el Presidente Nicolás Maduro, para combatir la guerra económica implementó la contraofensiva económica.

    El ataque no se limitó a la economía real, a mediados de año, lanzan una arremetida mediática, utilizando a supuestos venezolanos “eruditos” y “tarifados” en el área financiera, orientada a colocar la matriz  internacional de la no posibilidad del Gobierno Nacional de honrar los compromisos concernientes al servicio de la deuda, es decir, declararíamos según ellos un “default”.  !Nuevamente los vencimos!.

    A la par de esta irracionalidad opositora, nuestra organización política asume sin descuidar su papel de garante del proceso revolucionario, la realización del III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y la elección de sus autoridades.  Elegimos los coordinadores de los Círculos de Lucha Popular (CLP), para luego legitimar las Unidades de Batalla Bolívar–Chávez (UBCH).

    Previo a tales procesos internos, el partido se involucra en el combate a la guerra económica a través de su participación y activación en los Círculos de Lucha Popular por el Abastecimiento y Preciso Justos.

    A finales de año la oposición se juega otra carta, intenta generar el caos institucional al cuestionar y no asumir su responsabilidad en las plenarias que conllevaría la renovación de los Poderes Públicos.

    Ante este escenario y con la convicción de cumplir con lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, así mismo, partiendo del procedimiento previsto y con los votos de la bancada revolucionaria, se logra designar a los miembros del Poder Ciudadano -Defensor del Pueblo, Contralor General de la República y Fiscal General de la República- y a los doce (12) Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

    Por la comisión legislativa, le correspondió a la Sala Constitucional del TSJ designar a tres (3) Rectores Principales del Consejo Nacional Electoral (CNE) y sus respectivos seis (6) Rectores Suplentes.

    Partiendo de las consideraciones señaladas, en el informe anexo se especifican las principales actividades que se desarrollaron en el ejercicio como Diputado a la Asamblea Nacional, electo por el Circuito Nº 2 del estado Mérida.  El circuito mencionado está compuesto por los municipios: Miranda, Pueblo Llano, Cardenal Quintero, Rangel, Justo Briceño, Julio Cesar Salas, Tulio Febres Cordero, Caracciolo Parra y Olmedo, Obispo Ramos de Lora y Andrés Bello.

    Para conocer detalladamente las actividades cumplidas presionar click en:

    Informe de Gestión 2014_Resumen

    Informe de Gestion 2014_ Intervenciones en Plenarias

    Informe de Gestion 2014_ Noticias en Medios de Comunicacion

    Informe de Gestión 2014_ Artículos de Opinión

    Record de Asistencia 2014

     

  • Fracasa el golpe norteamericano en Venezuela por Thierry Meyssan

    El presidente Obama había emitido un claro aviso. Lo puso por escrito en su nueva doctrina de defensa (National Security Strategy): «Estamos del lado de los ciudadanos cuyo pleno ejercicio de la democracia está en peligro, como los venezolanos». Siendo Venezuela, desde la adopción de la Constitución de 1999, uno de los Estados más democráticos del mundo, esa frase presagiaba lo peor en materia de intentos destinados a impedir su marcha por el camino de la independencia y la redistribución de la riqueza nacional.

    Era el 6 de febrero de 2015. Washington terminaba de planificar el derrocamiento de las instituciones democráticas de Venezuela. El golpe de Estado estaba planificado para el 12 de febrero.

    La «Operación Jericó» contaba con la supervisión del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), bajo la responsabilidad de Ricardo Zúñiga. Este «diplomático» es el nieto de otro Ricardo Zúñiga, el presidente del Partido Nacional de Honduras que organizó los golpes militares de 1963 y de 1972 a favor del general López Arellano. El Ricardo Zúñiga que ahora trabaja en la Casa Blanca dirigió desde 2009 hasta 2011 la estación de la CIA en La Habana, donde reclutó agentes y los financió para fabricar una oposición contra Fidel Castro a la vez que negociaba la reanudación de las relaciones diplomáticas con Cuba, finalmente anunciada en 2014.

    Como siempre en ese tipo de operaciones, Washington se esfuerza por no parecer implicado en los acontecimientos que sin embargo dirige. La CIA organiza y dirige a los golpistas a través de organizaciones supuestamente no gubernamentales: la NED (National Endowment for Democracy) y sus dos tentáculos de derecha, el International Republican Institute (IRI) y de izquierda, el National Democratic Institute (NDI); la Freedom House y el International Center for Non-Profit Law.

    Además, Estados Unidos siempre recurre a sus aliados utilizándolos como contratistas en ciertos aspectos del putsch. Esta vez participaron al menos Alemania –a cargo de la protección de los ciudadanos de los países de la OTAN durante el golpe–, Canadá –a cargo del control del aeropuerto internacional civil de Caracas–, Israel –encargado de garantizar los asesinatos de varias personalidades chavistas– y el Reino Unido –a cargo de la propaganda de los golpistas. Finalmente, también moviliza sus redes políticas para que reconozcan a los golpistas: en Washington, el senador Marco Rubio; en Chile, el ex presidente Sebastián Piñera; en Colombia, los ex presidentes Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana; en México, los ex presidentes Felipe Calderón y Vicente Fox; en España, el ex presidente del gobierno José María Aznar.

    Para justificar el putsch, la Casa Blanca había estimulado grandes empresas venezolanas a retener en sus almacenes enormes cantidades de productos de primera necesidad. La no distribución de esos productos tenía como objetivo provocar grandes colas ante los comercios y el estallido de motines estimulados por la acción de provocadores infiltrados entre los consumidores descontentos. La maniobra fracasó ya que, a pesar de la escasez artificialmente provocada durante enero y febrero y de las colas ante las tiendas, los venezolanos nunca llegaron a atacar los comercios.

    Para reforzar el sabotaje económico, el presidente Obama había firmado, el 18 de diciembre de 2014, una ley que impone sanciones contra Venezuela y contra varios de sus dirigentes. Oficialmente, Washington decía querer sancionar a las personalidades responsables de la represión contra manifestaciones estudiantiles. En realidad, desde el inicio del año, Washington estaba pagando un salario -4 veces superior al ingreso medio de los venezolanos– a los miembros de pandillas que se dedicaban a agredir a las fuerzas del orden. Estos falsos estudiantes asesinaron a 43 personas en varios meses y sembraban el terror en las calles de Caracas.

    La acción militar estaba bajo la supervisión del general Thomas W. Geary, desde la sede del SouthCom en Miami, y de Rebecca Chavez, desde el Pentágono. Como subcontratista de la parte militar del golpe aparecen el ejército privado Academi (ex Blackwater); una firma actualmente administrada por el almirante Bobby R. Inman (ex jefe de la NSA) y John Ashcroft (ex secretario de Justicia de la administración Bush).

    Según esa parte del plan, un avión militar Super Tucano, matrícula N314TG, comprado por Academi en Virginia, en 2008, para asesinar a Raúl Reyes, número 2 de las FARC colombianas, avión falsamente identificado con las insignias de las fuerzas armadas de Venezuela, debía bombardear el palacio presidencial de Miraflores y otros objetivos entre los que se encontraban la sede del ministerio de Defensa, la dirección de Inteligencia y la sede de TeleSur, el canal de televisión multinacional creado por el ALBA. El avión se hallaba en Colombia, el cuartel general de los putchistas había sido instalado en la embajada de Estados Unidos en Bogotá –la capital colombiana– con la participación del embajador estadounidense Kevin Whitaker y de su segundo, Benjamin Ziff.

    Varios oficiales superiores, activos y retirados, habían grabado de antemano un mensaje a la Nación anunciando que habían tomado el poder para restaurar el orden en el país. También estaba previsto que suscribirían el plan de transición, publicado en la mañana del 12 de febrero de 2015 en el diario El Nacional y redactado por el Departamento de Estado estadounidense. El plan incluía la formación de un nuevo gobierno, encabezado por la ex diputada María Corina Machado.

    María Corina Machado fue presidenta de Súmate, la asociación que organizó y perdió el referéndum revocatorio contra el presidente Hugo Chávez Frías, en 2004, utilizando para ello –ya en aquel momento– los fondos de la NED (National Endowment for Democracy) y los servicios del publicista francés Jacques Seguela. A pesar de aquella derrota, María Corina Machado fue recibida con honores por el presidente George W. Bush en el Buró Oval de la Casa Blanca el 21 de marzo de 2005. Después de ser electa en 2011 como representante del Estado de Miranda, el 21 de marzo de 2014 María Corina Machado se presentó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) como jefa de la delegación de Panamá a ese foro continental y fue inmediatamente destituida de su cargo de diputada por haber violado así los artículos 149 y 191 de la Constitución de Venezuela.

    Para facilitar la coordinación del putsch, María Corina Machado organizó en Caracas, el 26 de enero, un coloquio denominado «Poder ciudadano y Democracia hoy», en el que participaron la mayoría de las personalidades venezolanas y extranjeras vinculadas a la intentona golpista.

    ¡Mala suerte! La Inteligencia Militar venezolana estaba vigilando a las personalidades sospechosas de haber fomentado un complot anterior para asesinar al presidente Maduro. En mayo de 2014, el fiscal de Caracas había acusado a María Corina Machado, el gobernador Henrique Salas Romer, el ex diplomático Diego Arria, el abogado Gustavo Tarre Birceño, el banquero Eligio Cedeño y el hombre de negocios Pedro M. Burelli, quienes negaron haber escrito sus propios e-mails afirmando que habían sido falsificados por la Inteligencia Militar. Por supuesto, todos eran cómplices.

    Al seguir la pista de estos conspiradores, la Inteligencia Militar descubrió la «Operación Jericó». En la noche del 11 de febrero, los principales líderes de la conspiración y un agente del Mosad israelí fueron arrestados y se reforzó la protección aérea de la capital venezolana. Otros implicados fueron arrestados el 12 de febrero. El día 20, las confesiones de los arrestados permitieron la detención de otro cómplice: el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma.

    El presidente Nicolás Maduro compareció de inmediato en televisión denunciando a los conspiradores. Mientras tanto, en Washington, la portavoz del Departamento de Estado hacía reír a los periodistas que recordaban el golpe de Estado organizado por Obama en 2009 en Honduras o más recientemente, en enero de 2015, en la intentona golpista de Macedonia, al declarar: «Esas acusaciones, como todas las anteriores, son ridículas. Es una política de hace tiempo, Estados Unidos no apoya las transiciones políticas por medios no constitucionales. Las transiciones políticas deben ser democráticas, constitucionales, pacíficas y legales. Hemos visto varias veces que el gobierno venezolano trata de desviar la atención de sus propias acciones acusando a Estados Unidos u otros miembros de la comunidad internacional por los acontecimientos en el interior de Venezuela. Esos esfuerzos reflejan falta de seriedad de parte del gobierno de Venezuela al enfrentar la grave situación que está confrontando.»

    Para los venezolanos, este golpe de Estado abortado plantea un grave dilema: ¿Cómo mantener la democracia cuando los principales líderes de la oposición están en la cárcel por haber preparado crímenes en contra de la democracia?

    Para quienes aún creen, erróneamente, que Estados Unidos ha cambiado, que ese país ha dejado de ser una potenciar imperialista y que ahora defiende la democracia en el mundo, la «Operación Jericó» es un obligado tema de reflexión.

  • “La salida” y “Acuerdo para la transición” por Luis Pino

    Quien niegue que estas expresiones remiten a un Golpe de Estado (continuado) y el derrocamiento del Presidente Nicolás Maduro, seguramente, se hace el pendejo y es parte de esa madeja de hechos que vienen suscitándose y que han llegado a un desenlace, que anuncia el gobierno de Barak Obama: “torcer el brazo” y “encauzar a Venezuela”.

    Son tan graves y arteras estas expresiones, que nadie las asume, sino que la lanzan mediáticamente y la difunden, tal y como hicieron en el año 2014, con el mismo libreto con el que EEUU derrocó el gobierno legítimo ucraniano y montó en el gobierno al neonazismo, a costa de violencia y muerte, que hoy se extiende por el resto de Europa.

    Estas expresiones, “La salida” y “Acuerdo Nacional para la Transición” apartándose de todo edulcoramiento, significan: someternos y retrotraernos a la restauración de la IV República, aprovechando que estamos en una especie de dos aguas, en las que la mayor parte de la legislación venezolana la hemos heredando del viejo Estado burgués, a pesar de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV: 1999), que nos define como un Estado social de Justicia y de derecho, además de sentar las bases de la democracia participativa y protagónica, contraria a la llamada democracia “representativa” tutelada por el imperio norteamericano, con una burguesía que parasitaba del Estado corrupto.

    A estas expresiones, ahora, los cobardes del oposicionismo las quieren disfrazar y revestir con otro show hollywoodense, cual película taquillera, con aquello de que todos ellos y su base social de apoyo (mermada a un 17 por ciento de la población), la firmarán, aunque no lo lograrán, pues solo buscan banalizar, dos hechos graves, con difusión mediática.

    El primer hecho grave, tiene que ver con “La salida” que no era otra cosa que por medio de las muertes causadas por las guarimbas del 2013 y del 2014, crearían el caos suficiente, para derrocar y salir, tanto del Presidente Nicolás Maduro, como del chavismo como expresión político-social, en el que se comprometieron las autoridades de universidades que actúan impunemente, además de ser controladas por los sectores más reaccionarios, entre las logias: judías, del Opus Dei, la Secta “Tradición, Familia, Propiedad” y la burguesía criolla.

    En esta salida, toda la oposición golpista estuvo comprometida, tanto la desenfrenada, como la motolita. Pero, el protagonismo, lo llevaron Enrique Capriles en el 2013; en el 2014, Leopoldo López, María Machado y Antonio Ledezma, por aquello de presidir la Junta de Gobierno de Transición y para que desde EEUU no les impusieran el virreinato del señor de la harina pan, quien es, a todas luces, el verdadero jefe criollo, al que el cártel Fedecámaras-Venamcham  reconoce como su líder natural y dedica todo su esfuerzo, porque, al igual que Pedro Carmona Estanga, es la única garantía de un sólido gobierno plutocrático.

    Esa salida tuvo un esterero de muertos, inocentes venezolanos, chavistas en su mayoría, cuyos autores hoy están gozando de la más cómoda impunidad, solo morigerada, con detenciones burlescas y teatrales, como las de Scaranno (ex-preso, pero no ex delincuente), Leopoldo López y Antonio Ledezma, que aún no son garantía de justicia, pues, bajo subterfugios y una arrogante superioridad, son unos exquisitos presos privilegiados, con celulares, internet, televisores satelitales, duchas calientes y cómodas habitaciones con una sola reja al final del pasillo de cada piso de Ramo Verde, muy diferente en todo, respecto de las cárceles del resto del país, en donde el pendejo y el pobre no gozan de privilegio alguno.

    De “La salida” han pasado a otra consigna hecha documento, para el reparto del botín, llamado “Acuerdo Nacional para la Transición”, en donde además de declarar que no habrá paz hasta salir del Presidente Maduro y de violar la CRBV, con una “transición” que no tiene forma jurídica, ni justificación alguna, delinea su guerra económica, en la que expresa que caído este gobierno legítimo, se abastecerán los mercados internos, de productos, alimentos y servicios, lo que se corresponde con la amenaza abierta e impune de Jorge Roig, malandro con real, quien ha amenazada en voz activa y en pasiva, que seremos víctimas de su Desabastecimiento Programado, “hasta que cambie el sistema”, o sea, hasta que liquiden el chavismo, con Nicolás Maduro a la cabeza. Pero, Roig goza de suficiente  pedigrí y abolengo que le da su condición de presidente de Fedecámaras-Venamcham y protegido de la U.S. Embassy, como para invocar a este golpe de Estado continuado, con total impunidad.

    Y en este acuerdo, no escapan los obispos de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), jefeados por el decano de los diplomáticos golpistas en Venezuela, el ciudadano Nuncio Apostólico de la Iglesia romana, amén de diplomáticos de EEUU, Canadá, Inglaterra, Colombia, México, Perú y Chile, entre los más activos, sin desestimar que el Secretario General de la OEA, Insulza, y el de la ONU, Ban ki Moon, con su acostumbradas diplomacia de hipócritas serviles de EEUU, ya están listos y acordados para apoyar la incursión violenta y sangrienta que adelanta el gobierno de Barak Obama.

    Total, que entre el fascismo criollo y el genocida Barak Obama, mantienen en tensión al pueblo venezolano, por cuanto los estamos esperando, para responder con la vida, en defensa de la Patria. Pero, también estamos dispuestos a no conciliar absolutamente nada, ni negociar ninguna posición con la derecha, ni darles descanso si rompen los sueños del Pueblo emancipado y chavista.

    Ellos y nosotros tenemos una sola certeza: la incursión violenta, dejará muerte y odios, si no la paramos a tiempo. Con canonizar al médico José Gregorio Hernández, no podrán callar al Pueblo, ni ocultar sus crímenes, en caso de que prospere su plan macabro.

    Ni “La salida”, ni “El Acuerdo Nacional para la Transición”, traerán paz, sino violencia, hambre y muerte. La única salida que entendemos en el Pueblo, es la profundización del socialismo bolivariano y chavista, con el Presidente obrero, Nicolás Maduro, a la vanguardia.

  • PRONUNCIAMIENTO COMUNICADORAS Y COMUNICADORES REVOLUCIONARIOS

    Nosotros y Nosotras, integrantes de las asociaciones comunitarias profesionales y gremiales que se mencionan continuación: Plataforma de Periodistas, Colectivo Radio Petare ( CRP) 91.5 FM Radio Petare, Radio Comunitaria San Bernardino (Rancosaber) 88.5 FM, Radio La Piedrita 95.1FM, Consejo Nacional de Comunicadores Socialistas, Twiteros Independientes Revolucionarios, Movimiento de Periodismo Necesario, Grupo Combate, Fundación Grupo Madera, Comunicalle, Representantes del Bloque Infantil y Juvenil del Consejo Municipal del Municipio Bolivariano Libertador, UBCH República de Bolivia La Pastora, Defensores de la Constitución (Codecon), Colectivo Trenzas Insurgentes, Portal Globoterror, Colectivos de comunicadores Bolivarianos por la Transformación del Estado al Socialismo, Consejo Político Nacional de la Comunicación Popular de Partido Socialista de Venezuela (PSUV), Brigadas de Agitación Propaganda y Comunicación del Partido Socialista Unido de Venezuela/Región Central, procedemos a manifestarnos públicamente a los efectos de contrarrestar y denunciar la violación a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y a la paz del pueblo venezolano que se evidencia en el Comunicado suscrito por Antonio Ledezma,  María Machado y Leopoldo López denominado “Acuerdo Nacional para la Transición” y al respecto declaramos que el presente documento viola lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en los siguientes aspectos:

    PRONUNCIAMIENTO COMUNICADORAS Y COMUNICADORES REVOLUCIONARIOS

  • Parlamento respalda al Ejecutivo en medidas para preservar la paz y la democracia del país

    La Asamblea Nacional (AN), mediante un comunicado, se pronunció en respaldo al presidente de la República, Nicolás Maduro, y en apoyo a las medidas aplicadas por el Estado venezolano para neutralizar intentos golpistas y acciones desestabilizadoras que atentan contra el orden interno, la paz y la institucionalidad democrática del país.

    El Parlamento además condena la postura de funcionarios del Gobierno de Estados Unidos, quienes de manera recurrente tratan “de torcer la verdad y generar condiciones para que reine en nuestra patria la anarquía y la impunidad, defendiendo por distintas vías a los enemigos de nuestra democracia y nuestro pueblo”, recalca el escrito.

    A continuación el comunicado:

    “La Asamblea Nacional como máximo órgano del poder legislativo y representante del pueblo soberano y patriota de la República Bolivariana de Venezuela, en el marco del respeto a nuestra sagrada Constitución, al legado de nuestro comandante supremo Hugo Chávez, en defensa de la paz y la soberanía, respalda de manera plena y absoluta las medidas aplicadas con determinación por el presidente constitucional de la República, Nicolás Maduro Moros, en todas las acciones que han venido tomando y deberá implementar, en procura de desmantelar el golpe continuado contra la vida de nuestro pueblo, la paz interior de la República, la preservación del orden interno, y la institucionalidad del sistema democrático. Aviesas acciones promovidas en contubernio entre la extrema derecha venezolana y el gobierno imperialista estadounidense.

    En tal sentido, el Poder Legislativo nacional, al condenar la actitud asumida por funcionarios del Gobierno estadounidense, quienes de manera sistemática y recurrente tratando de torcer la verdad y generar condiciones para que reine en nuestra patria la anarquía y la impunidad, defendiendo por distintas vías a los enemigos de nuestra democracia y nuestro pueblo, quienes no cesan en su perverso afán de derrocar al Gobierno legítimo de Venezuela, al extremo de pretender utilizar a efectivos de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, para buscar a través de acciones militares subvertir el orden interno y atentar contra la armonía, la paz y el sosiego de nuestro pueblo, acciones que van desde un golpe militar gorilista hasta el magnicidio.

    La Asamblea Nacional reconoce la fuerza moral y el altísimo nivel de conciencia patria de los efectivos de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, los órganos del poder público nacional e instituciones republicanas, quienes con su lealtad, unidad y compromiso, evitaron que se derramara la sangre del pueblo venezolano. Asimismo, este parlamento hará todo lo pertinente de acuerdo a las atribuciones que nos confiere la Constitución y las leyes, para hacer cumplir el mandato del pueblo y garantizar la paz en nuestra amada Venezuela.

    “Suscribieron este pronunciamiento: Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, Diputado Elvis Amoroso, primer vicepresidente, Diputada Tania Díaz, segunda vicepresidenta, Fidel Vásquez Iriarte, secretario, Elvis Junior Hidróbo, sub-secretario”.

     

  • Conozca en qué consiste la Guerra Política Encubierta y su alcance en América Latina

    La Guerra Política Encubierta es un término acuñado por George F. Kennan, principal artífice de la política norteamericana durante la Guerra Fría, que consiste en la combinación de tácticas para influir en la política de países soberanos e independientes y en gobiernos incómodos a sus planes geopolíticos de manera secreta.

    El escritor y profesor cubano Eliades Acosta, durante una entrevista en el programa La Patria Nueva, que transmite El Informativo de Radio Nacional de Venezuela, comentó que a través de esta estrategia se puede entender la manera cómo se ha tratado de influir en la política de países de la región en las últimas décadas.

    Desde las subversiones, la ingobernabilidad en los países, guerras económica y cibernética, hasta presiones sobre presidentes y líderes con el objetivo de promover el asesinato o el suicidio inducido denominado por la CIA como “asesinato del personaje”, “se tantean todas las herramientas para ver la brecha que pude existir en los países”.

    Sobre esta última táctica, Acosta recordó el asesinato de Jacobo Arbenz Guzmán, Presidente democráticamente electo de Guatemala, contra quien se asestó un golpe de Estado en el año 1954, en una operación encubierta dirigida por la CIA.

    Arbenz promulgó durante su gobierno una reforma agraria que perjudicaba a la multinacional estadounidense United Fruit Company y a los intereses de la oligarquía guatemalteca, además presentó una serie de reformas que el espionaje estadounidense consideró comunistas y atribuyeron a la influencia soviética.

    Situación similar se registró en 1951 en Cuba, con el asesinato de Eduardo Chibás, político fundador en 1947 del Partido del Pueblo Cubano o Partido Ortodoxo, organización que se caracterizó por denunciar las prácticas de corrupción dentro del régimen de Fulgencio Batista.

    En cada uno de estos casos se han repetido los mismo métodos a los que se suma la teoría de la “Subversión Pacífica o las Revoluciones de Colores” de Gene Sharp, que en la práctica consiste en movilizaciones políticas, siguiendo un guión preparado en los laboratorios de inteligencia estadounidense, propiciadas por factores de la burguesía, partidos políticos, grupos económicos y la CIA, para generar supuestas acciones de resistencia civil.

    Cuando se habla de Guerra Política Encubierta, “estamos hablando de guerra económica, subversión, fomento de grupos aparentemente de la sociedad civil que hacen luchas más o menos violentas; conspiraciones para un golpe de Estado o inducir a ciertos sectores militares o de seguridad una psicosis que los lleve a dar un paso antidemocrático o en contra de la voluntad popular y bloqueos; todo esto se va configurando y se va tratando de aplicar en diferentes países tanteando para ver donde está la brecha.”

    RNV

  • Eduardo Piñate: “La especulación y el acaparamiento son armas políticas contra la Revolución”

    Históricamente la burguesía venezolana ha especulado con los precios de los productos de primera necesidad, y el acaparamiento ha sido un elemento que ha favorecido la elevación de dichos precios. Ello tiene que ver con el hecho de que lo que Marx denominó la reproducción ampliada de capital, es condición indispensable para la existencia y reproducción de la clase burguesa y del capitalismo. Así, la burguesía busca siempre maximizar la ganancia como condición de su propia existencia. Para ello utilizan distintos mecanismos que permiten reducir los costos de producción, afectando básicamente el salario de los trabajadores, es decir, incrementando la explotación de la fuerza de trabajo o la extracción de plusvalía que en términos prácticos es lo mismo.

    El incremento de la explotación de la clase obrera ocurre principalmente –pero no únicamente- en la esfera de la producción, es decir, reduciendo el salario de los trabajadores por la vía del aumento de la jornada laboral (algo negado hoy en casi todas las legislaciones laborales del mundo) o incrementando la intensidad del trabajo, fundamentalmente con la introducción de tecnologías que permiten elevar la productividad con menor uso de fuerza de trabajo.

    La otra forma de incrementar la tasa de plusvalía ocurre en la esfera de la distribución, es decir, en el mercado por la vía de la manipulación que hace la burguesía del precio de las mercancías, bien sea por mecanismos legales o por vías fraudulentas y delictuales como la usura, la especulación y el acaparamiento, saqueando el bolsillo del pueblo. Esto es así en todas las sociedades capitalistas del mundo; por eso la burguesía carece de ética, su riqueza proviene del robo del producto del trabajo de la clase obrera y de todos los que viven de un salario.

    En el caso de la Venezuela de estos tiempos maravillosos de Revolución Bolivariana, la burguesía de este país, que nunca ha sido productiva, que comenzó a destruir el aparato industrial hace 30 años, que vivió todo el siglo XX de la apropiación de la renta petrolera a través de créditos, subsidios, condonación de deudas y otros que le hacía el Estado burgués; esta burguesía, que perdió el poder político y el control de la producción de la renta petrolera al perder el control de PDVSA (aunque lucha por apropiarse de su distribución tratando de perforar el CENCOEX), a la motivación de carácter económico que explicamos brevemente, suma el interés político.

    Hoy por hoy en la Venezuela Bolivariana la especulación y el acaparamiento, junto con el contrabando y el bachaqueo, no sólo están orientadas a incrementar la acumulación de capital de la burguesía, ellas forman parte de una guerra total (económica, política, psicológica, mediática) para derrocar al gobierno del Presidente Obrero Nicolás Maduro, acabar la Revolución Bolivariana y Chavista, destruir la dignidad del pueblo venezolano y eliminar el ejemplo que para los pueblos de la “Mayúscula América”, como la llamó el Che, significa la Revolución Bolivariana.

    Esta burguesía parasitaria, subordinada al imperialismo y sus agentes políticos en la derecha desarrolla esa guerra (que incorpora el foquismo urbano, acciones terroristas y asesinatos selectivos) para generar descontento en la población, reducir la base social de apoyo de la revolución y retomar el poder político.

    Frente a esos planes, el pueblo venezolano y su vanguardia, con el PSUV a la cabeza, unido firmemente en torno al legado de Chávez y el liderazgo de nuestro presidente Nicolás Maduro, debemos movilizarnos para combatir. Hoy tenemos las calles y toda la fortaleza política para vencer esta escalada reaccionaria.

    El PSUV debe tomar la calle dirigiendo a nuestro pueblo en las tareas de fiscalización y control, de confrontación de ideas con los activistas de la derecha en las colas y en los espacios comunitarios, laborales y académicos, para desenmascarar y denunciar sus planes de violencia, orientando a nuestro pueblo con la agitación y la propaganda en la calle. Son tareas que el PSUV en sus distintos niveles, desde las patrullas y las UBCH hasta los niveles de dirección, tenemos que asumir, acompañando al gobierno revolucionario del Presidente Obrero Nicolás Maduro en las tareas para derrotar la guerra económica. Eso es ser vanguardia en este combate concreto.

    Caracas, 6 de febrero de 2015