Ramón Lobo

Artículos

  • Conozca en qué consiste la Guerra Política Encubierta y su alcance en América Latina

    La Guerra Política Encubierta es un término acuñado por George F. Kennan, principal artífice de la política norteamericana durante la Guerra Fría, que consiste en la combinación de tácticas para influir en la política de países soberanos e independientes y en gobiernos incómodos a sus planes geopolíticos de manera secreta.

    El escritor y profesor cubano Eliades Acosta, durante una entrevista en el programa La Patria Nueva, que transmite El Informativo de Radio Nacional de Venezuela, comentó que a través de esta estrategia se puede entender la manera cómo se ha tratado de influir en la política de países de la región en las últimas décadas.

    Desde las subversiones, la ingobernabilidad en los países, guerras económica y cibernética, hasta presiones sobre presidentes y líderes con el objetivo de promover el asesinato o el suicidio inducido denominado por la CIA como “asesinato del personaje”, “se tantean todas las herramientas para ver la brecha que pude existir en los países”.

    Sobre esta última táctica, Acosta recordó el asesinato de Jacobo Arbenz Guzmán, Presidente democráticamente electo de Guatemala, contra quien se asestó un golpe de Estado en el año 1954, en una operación encubierta dirigida por la CIA.

    Arbenz promulgó durante su gobierno una reforma agraria que perjudicaba a la multinacional estadounidense United Fruit Company y a los intereses de la oligarquía guatemalteca, además presentó una serie de reformas que el espionaje estadounidense consideró comunistas y atribuyeron a la influencia soviética.

    Situación similar se registró en 1951 en Cuba, con el asesinato de Eduardo Chibás, político fundador en 1947 del Partido del Pueblo Cubano o Partido Ortodoxo, organización que se caracterizó por denunciar las prácticas de corrupción dentro del régimen de Fulgencio Batista.

    En cada uno de estos casos se han repetido los mismo métodos a los que se suma la teoría de la “Subversión Pacífica o las Revoluciones de Colores” de Gene Sharp, que en la práctica consiste en movilizaciones políticas, siguiendo un guión preparado en los laboratorios de inteligencia estadounidense, propiciadas por factores de la burguesía, partidos políticos, grupos económicos y la CIA, para generar supuestas acciones de resistencia civil.

    Cuando se habla de Guerra Política Encubierta, “estamos hablando de guerra económica, subversión, fomento de grupos aparentemente de la sociedad civil que hacen luchas más o menos violentas; conspiraciones para un golpe de Estado o inducir a ciertos sectores militares o de seguridad una psicosis que los lleve a dar un paso antidemocrático o en contra de la voluntad popular y bloqueos; todo esto se va configurando y se va tratando de aplicar en diferentes países tanteando para ver donde está la brecha.”

    RNV

  • Eduardo Piñate: “La especulación y el acaparamiento son armas políticas contra la Revolución”

    Históricamente la burguesía venezolana ha especulado con los precios de los productos de primera necesidad, y el acaparamiento ha sido un elemento que ha favorecido la elevación de dichos precios. Ello tiene que ver con el hecho de que lo que Marx denominó la reproducción ampliada de capital, es condición indispensable para la existencia y reproducción de la clase burguesa y del capitalismo. Así, la burguesía busca siempre maximizar la ganancia como condición de su propia existencia. Para ello utilizan distintos mecanismos que permiten reducir los costos de producción, afectando básicamente el salario de los trabajadores, es decir, incrementando la explotación de la fuerza de trabajo o la extracción de plusvalía que en términos prácticos es lo mismo.

    El incremento de la explotación de la clase obrera ocurre principalmente –pero no únicamente- en la esfera de la producción, es decir, reduciendo el salario de los trabajadores por la vía del aumento de la jornada laboral (algo negado hoy en casi todas las legislaciones laborales del mundo) o incrementando la intensidad del trabajo, fundamentalmente con la introducción de tecnologías que permiten elevar la productividad con menor uso de fuerza de trabajo.

    La otra forma de incrementar la tasa de plusvalía ocurre en la esfera de la distribución, es decir, en el mercado por la vía de la manipulación que hace la burguesía del precio de las mercancías, bien sea por mecanismos legales o por vías fraudulentas y delictuales como la usura, la especulación y el acaparamiento, saqueando el bolsillo del pueblo. Esto es así en todas las sociedades capitalistas del mundo; por eso la burguesía carece de ética, su riqueza proviene del robo del producto del trabajo de la clase obrera y de todos los que viven de un salario.

    En el caso de la Venezuela de estos tiempos maravillosos de Revolución Bolivariana, la burguesía de este país, que nunca ha sido productiva, que comenzó a destruir el aparato industrial hace 30 años, que vivió todo el siglo XX de la apropiación de la renta petrolera a través de créditos, subsidios, condonación de deudas y otros que le hacía el Estado burgués; esta burguesía, que perdió el poder político y el control de la producción de la renta petrolera al perder el control de PDVSA (aunque lucha por apropiarse de su distribución tratando de perforar el CENCOEX), a la motivación de carácter económico que explicamos brevemente, suma el interés político.

    Hoy por hoy en la Venezuela Bolivariana la especulación y el acaparamiento, junto con el contrabando y el bachaqueo, no sólo están orientadas a incrementar la acumulación de capital de la burguesía, ellas forman parte de una guerra total (económica, política, psicológica, mediática) para derrocar al gobierno del Presidente Obrero Nicolás Maduro, acabar la Revolución Bolivariana y Chavista, destruir la dignidad del pueblo venezolano y eliminar el ejemplo que para los pueblos de la “Mayúscula América”, como la llamó el Che, significa la Revolución Bolivariana.

    Esta burguesía parasitaria, subordinada al imperialismo y sus agentes políticos en la derecha desarrolla esa guerra (que incorpora el foquismo urbano, acciones terroristas y asesinatos selectivos) para generar descontento en la población, reducir la base social de apoyo de la revolución y retomar el poder político.

    Frente a esos planes, el pueblo venezolano y su vanguardia, con el PSUV a la cabeza, unido firmemente en torno al legado de Chávez y el liderazgo de nuestro presidente Nicolás Maduro, debemos movilizarnos para combatir. Hoy tenemos las calles y toda la fortaleza política para vencer esta escalada reaccionaria.

    El PSUV debe tomar la calle dirigiendo a nuestro pueblo en las tareas de fiscalización y control, de confrontación de ideas con los activistas de la derecha en las colas y en los espacios comunitarios, laborales y académicos, para desenmascarar y denunciar sus planes de violencia, orientando a nuestro pueblo con la agitación y la propaganda en la calle. Son tareas que el PSUV en sus distintos niveles, desde las patrullas y las UBCH hasta los niveles de dirección, tenemos que asumir, acompañando al gobierno revolucionario del Presidente Obrero Nicolás Maduro en las tareas para derrotar la guerra económica. Eso es ser vanguardia en este combate concreto.

    Caracas, 6 de febrero de 2015

  • “Contrabando de extracción: alimentando al vecino” por Richard Canan

    El contrabando de extracción es un antiguo flagelo, arraigado fuertemente a todo lo largo y ancho de nuestra línea fronteriza. Solo del lado colombiano hablamos de más de 2.000 Km de frontera, abarcando los estados: Zulia, Táchira, Apure y Amazonas. El contrabando se realiza por razones económicas, pero trae implícito graves componentes de evasión tributaria, violación de normas sanitarias, corrupción, etc. El contrabando de extracción ha alcanzado enormes magnitudes, generando consecuencias negativas para nuestra seguridad y soberanía alimentaria, afectando sensiblemente nuestro abastecimiento y generando enormes pérdidas económicas para el país.

    El diccionario de la RAE señala claramente que el contrabando es el “Comercio o producción de géneros prohibidos por las leyes a los particulares; introducción o exportación de géneros sin pagar los derechos de aduana a que están sometidos legalmente; y mercaderías o géneros prohibidos o introducidos fraudulentamente”. Es a todas luces una actividad ilegal, donde se comercializan bienes que no han pagado impuestos o aranceles aduaneros, ni poseen ningún tipo de permisos legalmente emitidos por las autoridades nacionales.

    Si revisamos la noción de contrabando de extracción aplicado a nuestra realidad, podemos afirmar que “consiste en sacar productos nacionales, sometidos a control de precios o que están subsidiados por el Gobierno, hacia fuera de nuestra fronteras…estos productos son desviados de su destino original con el fin de traspasarlos a países vecinos de manera ilegal para su comercialización a mayores precios…” (Dirección de Investigación de la Asamblea Nacional, 2014).Hablamos de la extracción ilegal, de manera masiva, de gasolina, gas doméstico, alimentos, medicamentos, productos de higiene personal y cuanto producto sea rentable para los contrabandistas. Las razones son meramente económicas. Existe un enorme diferencial, primero entre los precios de nuestros productos subsidiados y los del libre mercado colombiano; y en segundo lugar, por el diferencial cambiario en el valor de las divisas entre ambos países.

    El contrabando de extracción genera también una distorsión en el sistema productivo, ya que para el sector industrial es más “rentable”importar que producir. La burguesía parasitaria prefiere contrabandear que vender al precio regulado en el mercado nacional. Estas desviaciones en la cadena de comercialización de los productos de la cesta básica impactan negativamente en la población, la cual no encuentra los productos que requiere en los anaqueles, por lo que debe recurrir al mercado informal especulativo.

    Esta actividad ilícita, penada por las leyes venezolanas, se agrava por el hecho de que algunos productos estratégicos, ni siquiera se producen en cantidades suficientes en el país, por lo que son importadas por el Gobierno Nacional con un alto componente de subsidio. El caso más ejemplar es el de la Leche en Polvo, cuyo precio internacional ha llegado a rondar entre los 4.000 y 5.000 dólares por tonelada, pero el Comandante Chávez siempre instruyó mantener este producto, prioritario para nuestra dieta alimenticia, con un precio subsidiado. Así el kilo de leche en polvo jamás ha llegado a superar, en el mercado interno, un precio equivalente a los 3.000 dólares por tonelada. Más adelante veremos el diferencial de precios.

    Otro aspecto importante es que las grandes mafias que controlan el contrabando de extracción, han constituido una vasta red logística que les permite disponer de todo tipo de camiones y centros de acopio. Han logrado consolidar su dominio territorial sobre las rutas de extracción, tanto en vías principales como en trochas.Incluso se han encontrado casos de empresas fachadas, que aparentan formar parte de las cadenas formales de distribución, accediendo legalmente a las guías de movilización del Sistema Integral de Control Alimentario (SICA), pero resultando que desvían los alimentos a destinos fuera del país.

    Esta gente no tiene ningún tipo de escrúpulos. La voracidad depredadora de quienes dirigen el contrabando de extracción, les ha permitido maximizar sus ganancias a costillas de corromper y violar cuanta norma aduanera, tributaria o sanitaria exista en el país.

    Diferencial de Precios

    Las políticas de subsidio y de control de precios han sido implementadas por el Gobierno Nacional para mejorar la calidad de vida y el poder adquisitivo de nuestra población. En términos reales, esta efectiva política permitió que el país elevara su disponibilidad energética alimentaria de 2.127 Kcal/persona/día en 1998 a 3.182 para el año 2012, siendo ampliamente reconocida por la FAO y varios organismos internacionales. Nuestra política alimentaria ha logrado el objetivo de llevar los alimentos a nuestro pueblo, mejorando sus niveles nutricionales y minimizando las condiciones de hambre y miseria que predominaron en la Cuarta República.

    Al otro lado de la frontera no es así, allá aplica la tesis neoliberal del capitalismo salvaje,“el capital por encima del ser humano”, por lo que el precio de los productos lo fija el mercado, donde sus defensores solo velan por maximizar su ganancia.Veamos algunos ejemplos del enorme diferencial de precios en algunos productos esenciales:

    Gasolina: para el mercado interno nuestra gasolina es la más barata del mundo. En cambio en Colombia es de las más caras del planeta.Mientras nosotros pagamos 7,76 Bolívares por llenar un tanque de 80 litros, en Colombia equivale a más de 2.100 Bolívares. Es abismal la diferencia y enormes las ganancias para las mafias del contrabando.La gasolina es el producto de contrabando más apetecible y rentable, muy a pesar de los riesgos de seguridad por su peligroso manejo y almacenaje. Ahora bien, los llamados “pimpineros” son una nimiedad en comparación al contrabando en grandes y medianos camiones cisterna, los cuales pasan la frontera para surtir directamente a las bombas de gasolina. Este contrabando de extracción genera anualmente cientos de millones de dólares en pérdidas para PDVSA y para el país.

    Productos de la Cesta Básica: la comercialización ilegal de los productos de la cesta básica deja enormes ganancias a las redes de contrabandistas. Un kilo de leche en polvo que en Venezuela tiene un precio de venta al público de 70 Bolívares al otro lado de la frontera se vende por un equivalente de 450 Bolívares, es decir con un margen de 642%; un kilo de arroz de 25 Bolívares allá se vende por 95 Bolívares, con un margen de incremento de 380%; un kilo de azúcar que aquí cuesta 17,3 Bolívares allá alcanza los 81 Bolívares, con un margen de 468%; el paquete de pañales grande de 24 unidades tiene un precio de venta al público de 95,7 Bolívares y al otro lado de la frontera alcanza los 636 Bolívares, con un margen de incremento superior al 664%.

    Como vemos, las mafias que dirigen el contrabando de extracción se han aprovechado de la enorme diferencia existente entre los precios de los productos que nuestro país subsidia y mantiene regulados, para beneficio exclusivo de su población, y los elevados precios que representa adquirir los mismos productos en su mercado interno, a merced y antojo del mercado capitalista.

    A plena luz del día, alimentando al vecino

    Como ya hemos visto son muchos los productos que se comercializan en la “canasta básica”de los contrabandistas. Todos son enviados más allá de la frontera sin ningún tipo de limitación u obstáculo, ya sea bajo la modalidad “al mayor”, extraídos por las grandes mafias o los del “bachaqueo”, que son adquiridos al de tal por una enorme masa de personas. Todos estos productos se comercializan luego tanto en el mercado formal como en el informal.

    Al otro lado de la frontera llegan diariamente toneladas de nuestros productos básicos, la gran mayoría con precios subsidiados por el Gobierno Nacional. Estos alimentos y productos de la cesta básica “alimentan y “mantienen”, nada más en los 40 municipios que conforman el departamento del Norte de Santander, a más de 1.320.000 personas. Para que se tenga una idea, el estado Táchira tiene apenas una población de 1.168.000 habitantes. Sin embargo, Venezuela soporta el peso de alimentar a toda esta población y más. Las rutas y redes de comercialización creadas por los contrabandistas trasciende a los municipios fronterizos llegando a “colocar” los productos venezolanos al interior de toda Colombia, encontrándose fácilmente productos venezolanos en todas las poblaciones y departamentos hasta llegar a las zonas del Caribe y el Pacífico Colombiano. Esto es un crimen organizado de grandes magnitudes, es un evidente saqueo, una depredación sistemática de miles de toneladas de nuestros alimentos subsidiados y con millones de bolívares, pesos y dólares en beneficio para las mafias de contrabandistas.

    Del otro lado de la frontera nadie controla. Hay una especie de política de total tolerancia hacia el contrabando de extracción, muy a pesar de todos los riesgos de tipo sanitario y las evasiones fiscales y tributarias. No hablamos de que nuestros productos se venden en caletas ocultas o solo en el comercio informal. Hablamos de su venta directa, a plena luz del día en una vasta red de comercios formales, supermercados, abastos y bodegas. Nadie toma correctivos. Estamos hablando de una gran cantidad de instituciones del otro lado de la frontera como la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales), el ICA (Instituto Colombiano Agropecuario, adscrito al Ministerio de Agricultura), la Dirección de Medicamentos y Tecnologías en Salud del Ministerio de Salud Pública o la Superintendencia de Industria y Comercio que tiene competencias sobre la propiedad intelectual, empaques y metrología. Los reportes de incautaciones dan cuenta de la ínfima proporción de decomisos frente a la enorme cantidad, imposible de ocultar,de productos venezolanos ilegalmente comercializados en Colombia.

    Ni hablar del vergonzoso mecanismo del “Carrusel”, mediante el cual empresarios venezolanos y colombianos se confabularon para sobre facturar o simular operaciones de exportación-importación de productos bajo control de precios, desfalcando a CADIVI y al SENIAT de este lado de la frontera y a la DIAN y al ICA del otro lado. En el caso del sector ganadero, con un mismo permiso, simulaban varias operaciones de compra-venta de ganado en pie o carne en canal, el cual nunca entraba al país o que entraba solamente para realizar el control aduanero y luego salía nuevamente por los caminos verdes, generando millonarias ganancias en divisas para los supuestos “importadores”, pero vulnerando los controles aduanales y sanitarios de ambos países. Se pagaron los dólares pero ni el ganado ni la carne ingresaron al país.

    Debemos avanzar en el combate diario contra la guerra económica, seguir protegiendo a nuestro pueblo aplicando todo el peso de la ley a las mafias de contrabandistas. Debemos aplicar contundentes sanciones penales, comiso de productos e incautación de todos los bienes y medios utilizados para el contrabando (galpones, camiones y gandolas). Reducir sus capacidades operativas y logísticas a la más mínima expresión.

    Que no nos queden dudas, el contrabando de extracción es una actividad ilícita que afecta gravemente a toda nuestra población.Todos los venezolanos, sin excepción, estamos en la obligación de acompañar las políticas adelantadas por el Gobierno Bolivariano para enfrentar la Guerra Económica y combatir las acciones que la burguesía parasitaria viene implementando para agobiar y asediar a nuestro pueblo.

  • “Guerra económica: novedades en el frente” por Reinaldo Iturriza

    1. En líneas generales, parece posible definir tres momentos de la estrategia antichavista:

    - El primero se define por la confrontación violenta de la revolución bolivariana: inicia en 1998, con la tentativa de desconocimiento del triunfo electoral del comandante Chávez el 6 de diciembre, pasa por el paro empresarial del 10 de diciembre de 2001, el golpe de Estado del 11 de abril de 2002, el lock out empresarial y sabotaje de la industria petrolera entre diciembre de 2002 y febrero de 2003, las guarimbas de febrero y marzo de 2004, y la decisión de no participar en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2005. Durante estos años se cimentará la identidad antichavista, de fuerte contenido clasista y racista. La mirada hacia el chavismo se caracterizará por el miedo y el desprecio. Abundarán los discursos que criminalizan y demonizan lo popular. Culmina con la derrota en las elecciones presidenciales del 3 de diciembre de 2006.

    - La realineación de fuerzas posterior a diciembre de 2006 se expresará en un desplazamiento progresivo de la clase política más tradicional. En 2007, y por primera vez, el sujeto “movimiento estudiantil” asume la vanguardia, ya no en plan ofensivo y por la vía violenta, sino enarbolando la defensa de los derechos civiles y políticos, amenazados por el “cierre” de RCTV. La campaña contra la reforma constitucional, en cambio, se centra en la defensa de la pequeña propiedad privada. Durante la misma campaña se producen los primeros ensayos de mimetismo de los símbolos del chavismo. Predominio casi absoluto del discurso sobre la ineficiencia gubernamental, que desplaza al discurso sobre la ilegitimidad del Presidente Chávez, característico del primer momento. El esfuerzo está dirigido a demostrar que el chavismo es incapaz de gobernar, y que la retórica socialista no es sólo un exceso ideológico, sino un pretexto para disimular la ineficiencia gubernamental. Primeros episodios de escasez inducida. El discurso sobre la ineficiencia alcanzará su pico más alto en 2010, año en que el país padece el período de sequía más severo de su historia, lo que provoca una grave crisis eléctrica, y cierra con las lluvias más fuertes de que se tengan noticia, lo que produce una fuerte crisis humanitaria, con más de 120 mil personas que pierden sus casas. Durante estos años ocurrirá un progresivo apaciguamiento del discurso de criminalización del chavismo, que será directamente proporcional al intento de apropiación de algunas de sus principales ideas-fuerza. El ejercicio de mimetismo del chavismo alcanzará niveles sin precedentes durante la campaña presidencial de 2012.

    - La derrota en las elecciones presidenciales del 7 de octubre de 2012 abre un período signado por la precariedad estratégica: derrotada la estrategia de desgaste del segundo período, se producirán episodios aislados de violencia y rebrotará el discurso clasista y racista. Desmoralizado, el antichavismo asistirá a una nueva derrota en las elecciones regionales del 16 de diciembre de 2012. Se agudizarán las tensiones internas. Un liderazgo político cada vez más cuestionado llega al extremo de poner en duda públicamente la fecha de la muerte del comandante Chávez. Desconocimiento de los resultados de las elecciones presidenciales del 14 de abril de 2013. Nuevos hechos de violencia dejan como saldo 11 muertos. Se acentúa la guerra económica: la escasez inducida, el acaparamiento, la especulación en el mercado de divisas. En febrero de 2014 retoma una táctica que había abandonado diez años atrás: la guarimba, que deja un saldo de 43 víctimas mortales. Derrotada políticamente la guarimba (incluida una campaña publicitaria a escala global que movilizó a figuras del espectáculo), y en medio de fuertes disputas por el liderazgo, arreciará la guerra económica.

    2. Durante los primeros días de 2015 ha comenzado a transparentarse el esfuerzo que realiza el antichavismo por superar la situación de precariedad estratégica que arrastra desde octubre de 2012. Para comprender a cabalidad este movimiento táctico es necesario situarnos, en primer lugar, al nivel de su relación con el chavismo en tanto identidad política. El tránsito parece claro: del desconocimiento total del primer período, con su pesada carga de deshumanización y criminalización del adversario, de subestimación de sus capacidades políticas, todo lo cual tendrá consecuencias catastróficas y aleccionadoras, a un segundo período de reconocimiento de la fuerza del chavismo, de identificación de los principales rasgos de su cultura política, y el consecuente trabajo de mimetismo, a un tercer período en que, resultando infructuoso el giro del período anterior, vuelven a ganar terreno las fuerzas que promueven la confrontación violenta con el chavismo. Ahora bien, es preciso ver en el protagonismo circunstancial de estas fuerzas una señal de desvarío, y por tanto de debilidad. Mejor alineadas las fuerzas, la estrategia parece apuntar no al desconocimiento original, sino a la identificación del chavismo con los peores rasgos de su adversario histórico: el propio antichavismo.

    3. Ya no se trata de colarse por los intersticios de la cultura política del chavismo para colonizarlo y derrotarlo desde dentro. Eso no funcionó. Ahora se trata de horadarlo, de tasajearlo. Al chavismo deben vérsele todas las costuras. Lo que está en marcha es un denodado intento de acabar de una vez por todas con la épica chavista, por vulgarizar el mayor esfuerzo de transformación social que haya protagonizado el pueblo venezolano en su historia.

    4. Cuando el antichavismo estimula y, eventualmente, crea las condiciones para la práctica de formas diversas de “viveza criolla” (cadivismo, bachaqueros, coleros, etc.), para luego celebrarlo como signos de descomposición moral del régimen, pero sobre todo de su base social de apoyo, no está “descubriendo” la esencia del chavismo, hábilmente maquillada por la propaganda oficial, sino que está emparentándonos con lo que alguna vez fuimos y comenzamos a dejar de ser con el chavismo: pueblo luchando contra pueblo, exacerbación del individualismo, del egoísmo, imposición de la ley del más fuerte.

    5. No podemos olvidar que fue la oligarquía la que construyó el mito de la “viveza criolla”, del venezolano flojo e inculto que se vale de determinadas circunstancias, pero sobre todo de los demás, para sacar provecho personal, sin mucho esfuerzo. Pero este mito a quien realmente retrata es a la propia oligarquía, mediocre e improductiva, que caricaturiza y estigmatiza al pueblo trabajador. Este mito de la “viveza criolla” es alentado por las elites para estimular conflictos intra-clase, procurando evitar, por supuesto, que el pueblo venezolano olvide que el conflicto antagónico es con la oligarquía.

    6. La estrategia va orientada a la descomposición moral de la base social de la revolución bolivariana, para lo que resulta indispensable que el pueblo deje de creer en sí mismo, en su potencia creadora y transformadora. Con la guerra económica, el antichavismo estimula el cinismo: si el acceso a los productos de primera necesidad, logro indiscutible de la revolución, comienza a percibirse ya no como expresión de la construcción de una sociedad justa y solidaria, sino como ocasión para la competencia, la trampa, la mentira y la “falta de autoridad”, pues evidentemente ya no estamos frente a un logro, sino ante una dolorosa y frustrante derrota. La circunstancia induce al error de pensar: después de todo no fuimos capaces, porque después de todo somos lo mismo que decíamos combatir.

    7. Este conjunto de circunstancias, es decir, las expresiones cotidianas de la guerra económica, con énfasis en las colas, tienen lugar en un momento en que el chavismo ha perdido su principal referente ético: el comandante Chávez. La estrategia del antichavismo se articula en torno al discurso: en ausencia de Chávez el incorruptible, lo que nos queda es el chavismo corrompido y corruptor. He aquí el significado del “Maduro no es Chávez” en boca de la vocería antichavista, que no implica en lo absoluto reconocimiento del comandante Chávez. Veintiún meses después de gobierno del Presidente Nicolás Maduro, habiendo demostrando el chavismo que era capaz de vencer sin el comandante Chávez a la cabeza, y habiendo demostrado Nicolás Maduro su capacidad para liderar el chavismo, el antichavismo va por esa cultura política que logró sobrevivir a su líder original.

    8. Por eso el énfasis del antichavismo en el tema de la corrupción: si en el primer período el chavismo era ilegítimo, poco menos que humano, y en el segundo era ineficiente pero con rostro humano, en el tercero es corrupto, ladrón, mafioso. Es decir, calco y copia de la oligarquía venezolana.

    9. Se trata de un gobierno corrupto, ineficiente e ilegítimo, en ese orden. Ineficiente porque además no hace nada para solucionar los problemas de desabastecimiento y escasez, discurso que hace resonancia con una parte del chavismo. Y es aquí donde nos enfrentamos, en el chavismo, con nuestras propias limitaciones: puesto que al gobierno le corresponde asumir su responsabilidad, por supuesto que sí, pero también al pueblo organizado. Porque esto no se trata de un gobierno más o menos eficiente, sino de un pueblo que está haciendo una revolución y que, en alianza con su gobierno, está llamado a actuar con eficacia política.

    10. Si vamos a cuestionar la lógica rentista, hagámoslo en serio. El rentismo en el campo económico tiene su correlato político. La política revolucionaria produce nuevas relaciones sociales. La política rentista administra el status quo. El antichavismo repite hoy que “Maduro no es Chávez” porque hay una parte del chavismo que se lamenta: “Si Chávez estuviera vivo”. Más que a derrotismo, la expresión alude a nuestra dificultad como pueblo en revolución para superar la vieja cultura política, para terminar de asumir que el destino de esta revolución depende de nosotros mismos. En otras palabras, alude a nuestra dificultad para superar una cultura política fundada en la lógica rentista.

    11. Todavía presa de la cultura política asociada al rentismo, una parte del chavismo reclama, exige, y si su demanda no es satisfecha, se lamenta: “Si Chávez estuviera vivo”. Imposible superar esta lógica perversa pretendiendo, por ingenuidad o voluntarismo, por demagogia, que es posible satisfacer cada demanda. Gobernar no es satisfacer, o hacerse de una clientela satisfaciendo a unos pocos. Gobernar en revolución es crear las condiciones para que el pueblo gobierne. Gobernar en revolución es producir otra sociedad, no administrar la vieja sociedad.

    12. La idea misma de la política como algo que se produce, y no como una renta (política) que se administra mejor o peor, implica abrirnos a la posibilidad de interpelar a nuestros gobernantes, pero también a la posibilidad de ser interpelados en tanto que pueblo que desea gobernar. Que tiene “voluntad de poder”. Implica igualmente no olvidar que el comandante Chávez fue producto, consecuencia, de un pueblo que decidió hacer una revolución. Chávez es también “creación heroica” del pueblo venezolano.

    13. Respecto del gobierno, de nuestra responsabilidad, de la necesidad de reconocer nuestras incapacidades, cabría esperarse un ejercicio similar al hecho aquí, identificando lo que hemos hecho y lo que hemos dejado de hacer en idénticos períodos, de manera simultánea a los movimientos del antichavismo para intentar, sin éxito, derrotar a la revolución bolivariana. Identificar, por ejemplo, cuándo y cómo permitimos que una “nueva clase” creciera al amparo de la revolución, y cuándo y cómo ella misma terminó siendo un obstáculo para liberarnos de las amarras de la economía rentista. Cómo y cuándo, por acción u omisión, contribuimos a crear las condiciones para la aparición del fenómeno del cadivismo.

    14. Como suele ocurrir, al antichavismo le ha dado por sacar a relucir su amplísimo conocimiento del problema de las colas. Una de las referencias al uso es la “psicología de la espera”. Haciendo analogías aquí y allá, se pretende explicar por qué las colas en Venezuela son el preludio de una catástrofe social. Lo que curioso es que si nos permitiéramos idéntico desliz (la analogía fácil para “demostrar” lo que está afirmado de antemano), la tal “psicología de la espera” nos aportaría alguna información valiosa sobre eso que los aparatos de propaganda del antichavismo han hecho con su base social: “si la espera se considera injusta, se tolera mal”, “los nervios hacen que las esperas parezcan más largas y se vivan peor”, “las esperas sin explicación son peor toleradas”. Es decir, la base social del antichavismo ha sido condicionada para experimentar la revolución bolivariana de la misma forma que el pueblo chavista hoy experimenta las colas. Algo así como: ¿ustedes no querían patria? Bueno, cálensela. Las colas serían una particular forma de venganza por todo lo que el chavismo les ha hecho padecer.

    15. Con las colas que estimula, cuando lo hace, el antichavismo está provocando al que tal vez sea el sujeto más potente de la revolución bolivariana: la mujer de barrio. Cualquier chavista sabe que los procesos de organización barrial son fundamentalmente dirigidos por nuestras mujeres. Mujeres que se emanciparon, en buena medida, en el espacio privado, y pasaron a protagonizar en el espacio público, con su infinita fortaleza, con su perseverancia, con su sabiduría forjada en la lucha cotidiana para sacar adelante a sus hijos, generación tras generación. Yo no he conocido a mujeres más hermosas que las mujeres de nuestros barrios. Con las colas, la oligarquía venezolana le envía el siguiente mensaje a nuestras mujeres: debes regresar al espacio privado, al de la economía doméstica, tú no tienes otra misión en este mundo que administrar la escasez, ir de un lugar a otro buscando qué darle de comer a tus hijos. No conocen a nuestras mujeres del barrio.

    16. Ay de aquellos cuya forma de concebir la política se reduce a expresiones del tipo: quisiera ver a este pueblo muerto de hambre a ver si por fin cae el gobierno.

    17. Por último, falta responder a la pregunta: ¿por qué la estrategia del antichavismo se orienta a la identificación del chavismo con los peores rasgos del propio antichavismo? Porque con la muerte del comandante Chávez se ha quedado también sin referentes éticos. Porque nunca los tuvo entre sus filas. Porque se siente desolado. Porque el chavismo está en vías de construir nuevos referentes y nuevos liderazgos, que superen todo lo que de vetusto aún persiste en filas bolivarianas, y en el antichavismo nada apunta en esa dirección. Porque prefieren un país desolado a un país en revolución, con una democracia de alta intensidad, que avanza en la lucha por erradicar la pobreza, la criminalidad, los privilegios de clase; una sociedad en la que la población tiene acceso progresivo a bienes y servicios, al libre ejercicio y disfrute de sus derechos. Una sociedad como la que comenzamos, apenas, a construir con Chávez. Y esa sociedad tenemos que construirla con buena parte de quienes hoy militan contra la revolución. Ahora es que nos queda trabajo por delante.

  • Claves: ¿Quiénes están detrás del acaparamiento en Venezuela?

    El Gobierno venezolano incautó el pasado lunes más de 1 mil toneladas de alimentos y productos de higiene personal acaparadas por la empresa distribuidora Herrera C.A. en el estado Zulia, al occidente de Venezuela.

    Conoce quienes están detrás de esta organización, cómo opera y sus vínculos con la derecha venezolana.

    1.- La empresa Herrera está directamente vinculada con la compañía Diamante Trading Investments LTD, domiciliada en Barbados y representada por Peggy Carolina Ordaz Quijada, militante del partido de derecha Voluntad Popular, ligado a Leopoldo López.

    2.- Diamante es accionista de Herrera C.A., según el Servicio Nacional de Contrataciones (SNC). Se desconoce el porcentaje accionario.

    3.- Los hermanos Ángel Herrera Herrera (presidente), Servado, José Eduardo y Félix fungen como directores de la firma.

    4.- Herrera C.A. tiene la distribución exclusiva de las marcas Kellog’s, Nestlé, General Mills y Avelcasa, en ochos estados de Venezuela: Anzoátegui, Bolívar, Monagas, Delta Amacuro, Sucre y Nueva Esparta (isla de Margarita) en el oriente; y Falcón y Zulia (frontera con Colombia) en el occidente.

    5.- Esta empresa, también maneja con el mismo carácter de exclusividad la venta de los productos de higiene personal elaborados por Procter & Gamble (jabón, detergente, pañales y toallas femeninas) y Pfizer (aseo bucal y cremas corporales).

    6.- La Superintendencia de Precios Justos, multó con 5 mil unidades tributarias a esta empresa en agosto de 2014, por incumplir la Ley Orgánica de Precios Justos, aprobada en 2011 con el objetivo de regular y controlar los precios y evitar la especulación en el país.

    ​7.- En la incautación realizada a Herrera C.A este lunes, se encontraron unos 200 kilogramos de harina precocida amarilla, 40 mil 200 kilos de arroz, 1 millón 576 mil pañales de la marca Pampers, (en total fueron incautadas 360 toneladas de distintas marcas), más de 370 mil kilos de detergente, miles de unidades de máquinas de afeitar, leche, jabón de baño, suavizante, entre otros.

     

    teleSUR

  • BRAULIO ALVAREZ: A 155 AÑOS DEL VIL ASESINATO DEL GENERAL DEL PUEBLO EZEQUIEL ZAMORA

    ZAMORA UN PENSAMIENTO LIBERADOR Y  ANTIIMPERIALISTA

    Zamora el ilustre ciudadano creador del pensamiento de “Tierras y Hombres Libres”, del pensamiento de “Horror a la Oligarquía”, de elecciones populares y constructor del pensamiento comunero, que encarno el propósito propuesto de la redención social que buscaba desesperado su plena realización desde el primer momento en  que las masas del pueblo valiente comenzaron a arrasar los privilegios  de las clases oligarca, reivindicando para si los derechos, sobre la tierra y la supremacía política. Nadie más que Zamora podía plantear el protagonismo de los desposeídos como paso fundamental para el logro de la igualdad social y lo que es más importante para la creación de la democracia popular. 

                Ezequiel Zamora es uno de esos hijos de pueblo, de una  vida normal de modesto bodeguero, pulpero conocidos como recoge lochas, pequeño comerciante, y también practico la  agricultura, además de desarrollar lazos de amistad, su conciencia revolucionaria y sus principio morales interpreto las expresiones de indiferencia social que se expresaba contra los campesinos y campesinas, contra los indígenas y afros en estos tiempos de lucha de independencia. Vivió tiempos difíciles con el pueblo, porque, el en esencia era pueblo, vivió la esclavitud, vio las violaciones, vivió las tristeza y el dolor de un pueblo que era traicionado en sus principios de lucha por la independencia contra el imperialismo Español, Zamora en esas noches eternas  y días largos, se alimento de la fuente de la dialéctica Marxista, el manifiesto Comunista de 1848. . Teniendo en la comandancia de la Dirección estratégica de los Ejércitos Federales José Bradford, José I Chaquert, Napoleón Abril y Carlos Enrique Morton  Italianos Franceses e Ingleses , que se alimentaron de la Fuente del Marxismo y con la sagacidad inteligencia y coraje de lideres campesinos: Prudencio Vásquez de Camunare Rojo Yaracuy, José Rivero , José de Jesús González , José Desiderio Trias , Natividad Petit , soldados valerosos y la presencia de intelectuales Venezolanos , como Francisco Iriarte entre otros, prepararon lo que seria uno de los primeros programas de gobierno socialista conocido en este continente Latino Caribeño Zamora supo interpretar el sentir del pueblo, en especial del pueblo campesino, con él fue al encuentro de la muerte, por él persiguió a un enemigo que por primera vez mordió el polvo de la derrota. Zamora es lucha contra el latifundio, pero también es lucha de clases, es compromiso hasta el fin y es guerra de guerrillas hasta más allá de la vida y de los tiempos de lucha contra la dictadura de Gómez.

             La guerra federal y Zamora somos las mujeres y los hombres, somos los  (300) CAMPESINOS ASESINADOS Y QUIENES QUEDAMOS LISIADOS, somos los mismos del 4F, somos los niños y niñas, somos los muchachos y muchachas, que nos entregamos con dignidad y disciplina, a los propósitos aun no logrados,  a pesar de los grandes desvelos en los cuales nos entregamos a tomar el cielo por asalto, algún día alcanzaremos la máxima  de ser revolucionarios y Revolucionarias para el socialismo y la Victoria Popular.  Somos los Aborígenes, campesinos y afros  que seguimos levantando las banderas  de los que se fueron, soldados y guerrilleros, que dejaron esperando eternamente a sus madres, son los muchachos y muchachas, que dejaron esperando a sus novias, son los guerrilleros y guerrilleras, que no volvieron a ver a sus hijos , son los ausentes , que en estas trincheras de luchas revolucionarias, fueron mas allá, así  lo decía Augusto Cesar Sandino,

     ZAMORA ES LUCHA DE CLASES

             EL ideario zamorano tiene plena vigencia en el desarrollo constituyente  de leyes revolucionarias  Ley orgánica  de las Comunas, el componente de las milicias Bolivarianas, cuerpo de combatientes Ezequiel Zamora, Distritos Militares, Los Distritos Motores de Desarrollo que expresa  una nueva realidad político territorial, son planteamientos políticos e ideológicos territoriales señalados cuando ordenó:

     1.- cinco leguas de tierras  para uso común de cada pueblo o villa.

    2.- eliminación  sistema de Cobrar Arriendo por el uso de la tierra por uso agropecuario

    3.- Clasificación  de los peones de acuerdo a las labores de trabajo,

     4.-  empotreramiento de 10 vacas paridas en las tierras comuneras para la botella de leche a los hogares más pobres.

    Zamora raíz clasista Bolivariana, es la continuidad de un pensamiento de lucha contra el imperialismo, contra la esclavitud,  es una visión de libertad y emancipación frente al sometimiento que durante centurias han querido imponer los depredadores; Zamora en su programa de Gobierno deja claro (que un modo de producción tan importante como la tierra en esas fechas post- independentista, no podía ser privada, como no podían ser privados los Ríos, las montañas y menos la vida de los  seres humanos, indígenas, campesinos y afros, que vivieron en esas tierras y territorios; Zamora es un proponente  de las Comunas Productivas, desarrollo endógeno que hoy el proyecto socialista del árbol las tres raíces asume el desafió del socialismo del siglo XXI, con un esfuerzo teórico politico, economía de integración, es la pincelada internacional que le dio nuestro comandante Hugo Chávez  en la grandeza titánica, épica de los tiempos histórico.

    155 AÑOS DE SU ASESINATO

             Después de 155 años  que aquella bala desgraciada  asesinara el cuerpo de Ezequiel Zamora, el alma  del derecho a vivir  en una sociedad digna y un mundo armónico  se esta dando en esta patria grande de Simón Bolívar. Ezequiel Zamora, el General del Pueblo Soberano  interpreto en la justa dimensión histórica las contradicciones de su tiempo,  fue capaz de organizar con su estado mayor de milicias populares un ejercito con hombres y mujeres que no sabían leer, muchos de ellos esclavos que huían de los peores horrores y maltratos a que eran sometidos por los dueños de las haciendas, así construyo un ejercito el pueblo en armas mas de 23 mil hombres y mujeres que desde el año 1859 a 1863 lograron producir 2467 acciones guerrilleras y 327 batallas formales con escasamente 118 días de paz , en esta cronología queremos destacar en su justa dimensión la acción de las masas con una conciencia clara de su papel histórico , queremos señalar la inteligencia militar y el dominio territorial para las acciones militares organizadas, también queremos destacar que en este rearme politico e ideológico la disciplina y la alta capacidad de inteligencia militar y popular , que le permitió preparar todo el escenario de guerra en la batalla de Santa Inés con técnicas de acciones envolventes  y de retardatriz, que propino una de las peores derrotas al ejercito godo traidor de los ideales Bolivarianos. Zamora es la interpretación exacta del tiempo social histórico y económico en que vivió su lucha  es la lucha del pueblo todavía para ser reconocido como seres humanos interpreto el silencio revolucionario de un pueblo sumergido en la miseria y en el engaño, su genio militar lo convirtió en conductores de hombres y mujeres, que mas allá del odio  y la tristeza levantaron las banderas de la identidad de independencia del libertador de América Simón Bolívar.

    LOS JUDAS; EN TIEMPOS DE REVOLUCION

            La deslealtad y la traición  de Juan Crisóstomo Falcón y Antonio Guzmán Blanco, queda evidenciado  en una carta del 24 de julio de 1859 ,cinco meses después de que Zamora inicia toda la campaña  de liberación contra los godos el 20 de febrero de 1859 , cuando mandan  a Luís Level de Goda a entrevistarse con el general Carlos Luís Castelli, con la siguiente encomienda “estoy decidido entenderme con El General _Julián Castro para  que hagamos un arreglo de Paz y  de conocer al General Ezequiel Zamora, “ Ellos no tenían fe ni aceptaban que los humildes tuvieran voz y participación; ellos pretendían conservar, la vocería de gobierno a pensadores ilustrados, los campesinos, indígenas y afros éramos mirados con desprecio; ellos pretendían seguir protegiendo a los herederos de los latifundistas de la época de los Páez, Monagas, se expresaba en esta conducta dos posiciones definidas quienes pretendían el pacto de judas la traición  y quienes bajo la exclosion y la mirada de los mas humildes pobres se planteaban la revolución social. El aprendizaje  en esa mirada larga de las  centurias por la construcción de un mundo mejor y cuando la esperanza esta amenazada  aparece la necesidad que mas allá de las victorias electorales, que mas allá de los ensayos de la experiencia de las UBES (unidades de batallas electorales por el socialismo) que mas allá de los patrulleros y patrulleras que mas allá de las vanguardias  del poder popular, que mas allá de las CLP y del buen vivir ,  es necesario  construir  el plan productivo liberador que sea capaz de dar una respuesta al capitalismo depredador y parasitario ; es necesario construir un partido revolucionario con hombres y mujeres sacrificados, abnegados, pensadores, obreros, creyentes  y practicantes de la doctrina de Jesús el Nazareno, capaces en ese mar de ideas y montañas, desarrollar doctrinas para la Paz, la Unidad  e Integración, ALBA, UNASUR, CELAC, discutir y crear espacios para que los pueblos del mundo superen los códigos de la esclavitud del neoliberalismo, que se desarrollan en organismos como la OEA, ONU, BMC, FMI.  Necesario es identificarse política e ideológicamente con  todas las iniciativas  de política internacional, que nos permita descifrar, la estrategia internacional de golpe económico liderizado por el gobierno de estados unidos y acompañado aquí en Venezuela , por la elite de fedecamara , fedenaga, banqueros conectados con el narcotráfico para crear en Venezuela una guerra civil. Con alta conciencia  debemos asumir bajo el concepto de las milicias obreras y milicias campesinas el plan productivo estratégico nacional, para crear nuevas responsabilidades junto con los obreros y obreras campesinos y campesinas en la productividad para la soberanía alimentaría y preservar nuestras divisas. Moral y Éticamente identificarnos con nuestro presidente Nicolás Maduro y en la defensa del legado histórico del Cdte. Eterno Hugo Chávez, de asumir el control  de las empresas recuperadas ,expropiadas, abandonadas, creadas, y privadas, para garantizar la producción  estratégica de productos alimentarios de alta demanda así como de servicios, esto amerita  castigar a los corruptos que fugaron mas de 250 mil millones de dólares en los últimos 11 años y además castigar  a quienes desviaron las divisas en el año 2013 -2014  en un monto de 25 mil millones de dólares  CARCEL PARA LOS CORRUPTOS Y SICARIOS NO A LA IMPUNIDAD .  El Movimiento Campesino en alianza con los trabajadores y trabajadoras debe pensar seriamente su papel en el modelo productivo, su mirada en la coyuntura internacional para precisar todo el accionar del enemigo imperial con sus controles financieros y comercial  que amenaza con el desarrollo de una tercera guerra mundial , estamos obligados a mirar lejos a superar contradicciones burocráticas   y crear líneas de defensa y de unidad que nos permita desde una posición de clases abordar la construcción del socialismo      Zamora nos deja como herencia en sus pensamientos  una concepción de transformación revolucionaria  que se desarrolla en su consigna “TIERRAS Y HOMBRES LIBRES”, la Exclosion del poder popular,  Chávez y el pueblo constituyente nos dimos las herramientas  para la Revolución social Antiimperialista. Zamora como raíz del proceso del cambio que estremece la patria, se lo eleva a la máxima categoría de la inspiración política ideológica, porque  al internacionalismo y antiimperialismo del Libertador y al humanismo creativo y transformador de Simón Rodríguez, para ser ideal perfecto de patria y de socialismo debía anexársele la figura, ideal y sabia del pueblo y es eso lo que encarna General del Pueblo Soberano Ezequiel Zamora. Recordarlo es trasladarnos al pasado más esplendoroso de la forja colectiva, cuando en cada palmo de la patria herida y sangrada, en cada montaña recóndita donde latía la resistencia  de clases, en cada iniciativa de sobrevivencia y en cada gota del llanto reprimido, subyacía el deseo de asumir el destino independiente desde la perspectiva de la colectividad, de la comunidad, del interés común y de la redención social.

    La revolución bolivariana rescata el igualitarismo, el socialismo originario y la justicia popular, llevándolos como nutrientes del estado social, derecho surgido en los campos de batalla donde las patas en el suelo, los excluidos y los sacrificados de siempre sembrarán la herencia de la lucha y la combatividad, esta realidad después de dos centurias la vive el Comandante Hugo Chávez  del cual un grupo de hombres y mujeres estamos convencidos de que su enfermedad fue inoculada , pues Chávez desarrollaba con su destreza de pensamiento e identidad social alianzas con los pueblos , mas allá de las características de sus gobiernos el imperio estaba consciente que el accionar politico de Venezuela y Hugo Chávez a nivel internacional le era difícil e incomodo pues su valor politico lleno de coraje lo lleno de gloria y con su presencia echo Agua Bendita al  azufre del diablo de la guerra en la ONU . Hoy Venezuela con nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro Ejecuta, estas políticas construidas, para la paz para el amor y la autodeterminación de los pueblos en el consejo de seguridad  de la ONU  y de seguro que vamos a derrotar el complot de la guerra petrolera para Venezuela.

    Zamora supo interpretar el sentir del pueblo, en especial del pueblo campesino, con él fue al encuentro de la muerte, por él persiguió a un enemigo que por primera vez mordió el polvo de la derrota.

    El asesinato de Zamora en la ciudad de San Carlos, Cojedes, la mañana del 10 de Enero de 1860, fue un acto vil y traidor, cuya autoría intelectual recae en la oligarquía criolla, repercutió negativamente en la realización de las aspiraciones revolucionarias de las masas campesinas y de los peones, de la población pobre en  general. La muerte de Zamora, favoreció los intereses de las clases dominantes y facilito los planes de los contrarios a  la revolución  zamorana. Es la Revolución Bolivariana al mando del Comandante Hugo Chávez quien a partir de 1983 con el juramento del Sàman de Guère, rescata los nobles  ideales de libertad y justicia del Ejército Zamorano. La rebelión campesina de 1846-1847 y la Guerra Federal (1859-1963), fue una expresión de la insurrección popular contra las oligarquías conservadoras y liberales, que eran las clases sociales dominantes que controlaban la riqueza social y el Estado a partir de 1830, continuaba la esclavitud y el despojo de las tierras a los soldados y soldadas libertadores y libertadoras y a los pequeños propietarios debido a la aplicación de leyes de usura y tributos onerosos, la Guerra Federal o insurrección campesina, fue una guerra  social entre clases explotadas y clases explotadoras, no fue una rebelión contra un terrateniente o grupo de terratenientes, fue guerra de esclavos y campesinos enfeudados contra la clase terrateniente en su totalidad y contra el Estado identificado con los intereses de las clases dominantes; no fue una simple sedición sino la expresión violenta y armada de la lucha de clases.  El Asesinato de Zamora  obedeció  a las ordenes imperial de lo que ya se vislumbraba el desarrollo de la doctrina Monroe, que dijo Bolívar 1829 “ Los Estados Unidos, (…) parecen destinados por la Providencia para plagar a la América de miserias a nombre de la Libertad”, con la  desaparición física de Zamora, se produce una desbandada del ejercito popular federalista, no hay duda, que el alma y el corazón del pueblo de Venezuela, los descamisados sufrimos un duro golpe en nuestra vanguardia armada, la sonrisa sincera y la mirada infinita de amor, del guerrero Caracuchillo, se perdía en el horizonte y aparece en el pensamiento del árbol del pensamiento politico de las tres raíces “Simón Bolívar, Simón Rodríguez y mi General Ezequiel Zamora”

    SI SOMOS CHAVISTAS  LUCHAMOS CONTRA EL IMPERIO 

    SI SOMOS CHAVISTAS  LUCHAMOS CONTRA LA IMPUNIDAD Y

    CONTRA LA CORRUPCION

    SI SOMOS CHAVISTAS LUCHAMOS POR EL SOCIALISMO Y LA PAZ

    SI SOMOS CHAVISTAS LUCHAREMOS POR EL PLAN PRODUCTIVO LIBERADOR

     

    BRAULIO ALVAREZ

  • EVA GOLINGER:La doble moral de Obama en América Latina: Cuba y las sanciones contra Venezuela

    El anuncio fue una grata sorpresa para millones de personas de todo el mundo que han esperado durante mucho tiempo un cambio importante en la política de Estados Unidos hacia Cuba. En transmisiones simultáneas, los presidentes Raúl Castro y Barack Obama abrieron paso para acabar con la dolorosa política injustificada y bien anticuada de Washington que ha atormentado a ambas naciones durante más de medio siglo. Con sus palabras, el alivio llegó a muchos cubanos, en casa y en el extranjero, latinoamericanos en toda la región, y personas en EE.UU., y en el mundo, que aplaudieron al deshielo declarado de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Después de más de 50 años, los jefes de Estado de ambos países hablaron por teléfono y acordaron restablecer relaciones diplomáticas. Estados Unidos abriría su Embajada en La Habana, y Cuba haría lo mismo en Washington. Fue un gran avance, por decir lo menos.

    Fue Raúl Castro quien recordó a sus compatriotas que, aunque aplaude la decisión del presidente de Estados Unidos para mejorar relaciones con Cuba, el bloqueo vicioso impuesto contra su país por parte de Washington sigue existiendo, Obama también fue cauteloso en mencionar que, aunque habían acciones concretas que podría tomar hacia la normalización de las relaciones con Cuba, era el Congreso que tenía la única autoridad para poner fin al bloqueo. Instó al Congreso a dar ese paso, mientras soltó unas admoniciones condescendientes contra Raúl Castro con respecto a la democracia y los derechos humanos.

    Sin lugar a dudas, una de las victorias más importantes del acuerdo fue la liberación de los tres ciudadanos cubanos, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, injustamente presos en Estados Unidos desde hace 16 años por cargos de espionaje y otros delitos. Incluso la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas había condenado al juicio contra ellos como arbitrario e injusto, su debido proceso y sus derechos fundamentales gravemente violados. Estos hombres finalmente volvieron a casa con una bienvenida de héroes, después de un acuerdo que fue negociado entre los dos gobiernos, que también vio el regreso de un subcontratista de USAID condenado por cargos de subversión en Cuba, Alan Gross, y un ciudadano cubano y ex oficial de inteligencia, Rolando Sarraff Trujillo, encarcelado por trabajar como agente doble para la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos.

    No hay duda de que este evento marca un cambio profundo en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y las relaciones de Estados Unidos con América Latina. Y es una gran victoria para la Revolución Cubana, Fidel y Raúl Castro y el pueblo cubano. Durante los últimos quince años, Washington ha perdido su influencia en América Latina y la región se ha desplazado significativamente hacia la izquierda con una mayoría de presidentes socialistas y nuevas organizaciones regionales que excluyen a Estados Unidos y Canadá. Con la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), América Latina está más integrada, soberana, independiente y poderosa que nunca antes. La región ha forjado nuevas relaciones con China, Rusia, Irán y otros estados soberanos con mercados fuertes y know-how tecnológico. El nivel de desarrollo ha aumentado, y con pocas excepciones, las economías latinoamericanas están en aumento. Todo esto se ha conseguido sin los Estados Unidos.

    En respuesta, Washington ha amplificado su injerencia en la región, apoyando a golpes de Estado e intentos de golpes de Estado contra presidentes elegidos democráticamente en Venezuela, Haití, Bolivia, Honduras, Ecuador y Paraguay, aumentando su presencia militar en el hemisferio e intensificando los esfuerzos subversivos para socavar gobiernos latinoamericanos a través de la financiación multimillonaria de movimientos de oposición. Esas acciones han aislado a Washington aún más en la región y han sido rechazadas por unanimidad por todos los gobiernos de América Latina, incluso los de la derecha. Un creciente sentimiento de “Patria Grande” ha sido sembrado en la región, y solo se hace más fuerte cada año.

    Cuando Obama fue elegido presidente y asistió a una primera Cumbre de las Américas en Trinidad en 2009, prometió una nueva relación con América Latina, basada en la recuperación de la influencia estadounidense en la región. Él ignoró, o ignorantemente malinterpretó, los cambios que habían tenido lugar en toda América Latina y tuvo el descaro de presentarse ante los jefes de Estado y representantes de alto nivel de los gobiernos regionales y decirles que debían de “olvidar el pasado” y avanzar juntos con los Estados Unidos hacia nuevas relaciones. Su retórica arrogante recordó a los pueblos de América Latina la importancia de consolidar y avanzar su soberanía e integración bajo sus propios términos. En esa cumbre, la mayoría de las naciones, con la excepción de los EE.UU. y Canadá, condenó el hecho de que Cuba seguía siendo excluido de la Organización de los Estados Americanos, únicamente por la influencia de Washington. En 2012, en la siguiente Cumbre de las Américas, el presidente Rafael Correa de Ecuador se negó a asistir, en solidaridad con Cuba. “Ecuador no va a ser parte de estas cumbres hasta que Cuba esté incluido”, aclaró.

    Hace unos meses, mucho antes de que Obama y Raúl Castro anunciaran esfuerzos para normalizar sus relaciones, el gobierno de Panamá había hecho público que Cuba sería invitado a la Cumbre de las Américas 2015. Cuba ha indicado que asistiría. Esta decisión fue una clara señal de que la influencia de Washington ya no reinaba en América Latina – incluso la organización regional creada por Washington para dominar y controlar la región ahora se ha hecho irrelevante.

    Sin embargo, la movida de Obama con Cuba no fue sin consecuencias inmediatas. Si bien no hay duda de que la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas, junto con la liberación de los tres cubanos injustamente detenidos, es una victoria enorme e histórica de la Revolución Cubana, y un homenaje a la resistencia, la dignidad y la solidaridad del pueblo cubano, los motivos de Obama no son puros.

    El día después de un discurso presidencial bien elaborado sobre cómo la política de Estados Unidos había fracasado en Cuba, que reconocía que el bloqueo y el embargo económico contra Cuba había sido un fiasco, Obama firmó leyes para imponer sanciones contra Venezuela y Rusia. Hay pocas dudas de que el proyecto de ley de sanciones contra Venezuela, una ley absurda titula la Ley de Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil en Venezuela 2014, fue firmado por Obama para complacer al pequeño, pero influyente grupo rabiosamente anticastrista, anti-chavista y anti-Maduro en Miami que estaba lleno de rabia desde el cambio anunciado con Cuba.

    La ley de sanciones contra Venezuela es bastante ridícula. Se pretende castigar a los funcionarios en Venezuela que presuntamente violaron los derechos humanos de los manifestantes antigubernamentales en las protestas que tuvieron lugar en febrero de 2014. Teniendo en cuenta que la mayoría de esas protestas eran extremadamente violentas y los manifestantes causaron directamente la muerte de más de 40 personas, la mayoría seguidores del gobierno, víctimas inocentes, y fuerzas de seguridad del Estado, la imposición de sanciones a los funcionarios del Estado que ejercieron su deber de proteger a los civiles es ilógico. Aún más irónico es la aprobación de esta ley, mientras que cientos de manifestantes contra la brutalidad policial y el racismo están detenidos y sus derechos violados en los Estados Unidos, a manos de las autoridades estadounidenses. Y el mismo Senado que promovió esta ley contra Venezuela acaba de publicar un informe detallado sobre la tortura y graves violaciónes de derechos humanos cometidas por la CIA y otros oficiales de Estados Unidos.

    La ley de sanciones contra Venezuela va más allá de la congelación de los activos de unos pocos funcionarios del gobierno venezolano y la revocación de sus visas. Reafirma el compromiso del gobierno de Estados Unidos para apoyar – de manera financiera y política – el movimiento contra el gobierno en Venezuela que actúa fuera del marco democrático, y autoriza la elaboración de una estrategia de propaganda contra el gobierno venezolano. Todo esto parece a la misma política fracasada contra Cuba que el propio Obama denunció. Entonces, ¿por qué imponer la misma contra Venezuela?.

    Complacer a la comunidad en Miami es una de las principales razones. Obama necesita el cambio en la política hacia Cuba para salvar a su débil legado. Como el primer presidente negro de Estados Unidos, Obama esperaba que su legado iba a ser el fin de las tensiones raciales y el racismo institucionalizado en el país. Sin embargo, ha ocurrido lo contrario durante su administración. Las tensiones raciales se encuentran en un máximo histórico. Masivas protestas han estallado en todo el país contra la brutalidad policial en las comunidades negras y las injusticias que sufren en el sistema legal de Estados Unidos. Crímenes raciales han aumentado y la gente está enojada. El “cambio” que Obama prometió no ha llegado y no se le perdonará por su falta de cumplir.

    La reforma de salud de Obama ha hecho un impacto mediocre y todavía se enfrenta serias amenazas del Congreso republicano, que ha vuelto al poder en toda su fuerza, ganando la mayoría en ambas cámaras gracias a una base demócrata descontenta. Mientras que haya tomado algunas decisiones ejecutivas en materia de inmigración, Obama no ha logrado aprobar una reforma migratoria profunda y probablemente nunca lo hará después de perder la mayoría demócrata en la legislatura. Aunque retiró las tropas estadounidenses de Irak como había prometido, otro grupo terrorista ha tomado control de una parte significativa de ese país, lo que ha vuelto prácticamente inútil la inversión multi-billonaria para llevar la democracia a Irak. En cuanto a Afganistán, Obama aumentó la presencia militar estadounidense e incrementó el presupuesto a más de mil millones de dólares, convirtiéndolo en el conflicto militar más largo de la historia estadounidense, y uno de los más costosos. Ha traído más guerra a Pakistán, Yemen y África, y destruyó Libia, mientras ha financiado y armado terroristas en Siria para demoler ese país también. Y para no faltar, Obama ha reactivado la Guerra Fría con Rusia.

    En general, el legado de Obama no deja nada que desear. Él falló en casa y creó caos en el extranjero, y Cuba es su salvador. Ahora Obama será recordado en la historia como el presidente que puso fin a la política exterior de Estados Unidos más disfuncional, perjudicial y sin sentido. Él será recordado por no solamente construir puentes con Cuba, sino también con toda América Latina, lo que sería un legado muy noble y digno si fuera cierto.

    Cuba no ha sido una verdadera amenaza para los Estados Unidos – si alguna vez lo fue – por un tiempo muy largo. Pero Venezuela, debido a sus grandes reservas de petróleo, lo es. Los EE.UU. tiene que controlar a los 300 mil millones de barriles de petróleo de Venezuela con el fin de garantizar su supervivencia a largo plazo, y sin un gobierno servil en el poder, eso no es posible. La política de Estados Unidos hacia Venezuela ha sido la misma desde que Hugo Chávez fue elegido por primera vez en 1998 y se negó a ceder a los intereses de EEUU: destruir a la Revolución Bolivariana y sacarlo del poder. La misma política existe, en efecto, contra el gobierno de Nicolás Maduro.

    Al tratar de aislar a Venezuela y Rusia con sanciones y paralizar sus economías, Washington cree que puede asfixiar las crecientes relaciones de Rusia con América Latina y neutralizar la influencia regional de Venezuela. El plan consiste en intervenir y llenar el vacío con la influencia financiera y política de Estados Unidos. Y Washington piensa que al extender la mano a Cuba, el resto de América Latina será seducido suficientemente para dar la bienvenida a la dominación estadounidense.

    Cuba puede ser salvavidas de Obama, pero el barco se ha ido. Las naciones latinoamericanas han condenado abrumadoramente las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela y han pedido que se deroguen. Obama puede pensar que él puede sacrificar a Venezuela con el fin de salvar su legado mediante la relación con Cuba, pero está equivocado. La misma solidaridad que las naciones de América Latina expresaron a Cuba por más de 50 años, también está presente con Venezuela. La Patria Grande no se deja engañar por los dobles estándares de los Estados Unidos. Desde hace tiempo América Latina ha expresado su deseo de tener una relación madura y respetuosa con Washington. ¿EE.UU. nunca será capaz de lo mismo?.

  • OBJETIVOS DEL PLAN DE RECUPERACIÓN ECONÓMICA

     

    1. Perfeccionamiento del modelo económico social de distribución de la riqueza nacional, para con ello enfrentar la guerra económica y recuperar el crecimiento de la economía nacional.
    2. Mantener e incrementar la inversión social del modelo socialista y también la inversión económica para el desarrollo real de las fuerzas productivas del país, de acuerdo con lo establecido en el Plan de la Patria.
    3. Garantizar y optimizar los recursos para el funcionamiento de la economía.
    4. Ajuste de políticas y visiones en instituciones del Estado para continuar derrotando la Guerra Económica y sus factores más dañinos, entre ellos el contrabando, el acaparamiento y la especulación.
    5. Ampliar la alianza productiva que Venezuela ha consolidado a nivel internacional con diferentes países, entre ellos China y Rusia.
    6. Desarrollar un programa de fortalecimiento de las empresas estatales, nacionalizadas, recuperadas y ocupadas para continuar construyendo lo que identificó como “la economía del gran poder”.
    7. Creación del Estado Mayor del Plan para la Recuperación de la Economía, el cual contará con unidades financiera; productiva agroalimentaria; de comercio exterior y alianzas; de información económica; de economía social; de economía industrial, petróleo y energía; y de unificación y simplificación de trámites.
  • Líneas de acción para la recuperación económica

     

    1. Conformación de un nuevo sistema cambiario, que permitirá perfeccionar la atención de los distintos mercados.
    2. Reforma fiscal a fondo para elevar la recaudación real.
    3. Optimización del gasto público.
    4. Fortalecimiento de las reservas internacionales y del fondo estratégico de las reservas tanto en dólares como en bolívares.
    5. Aplicación eficiente del sistema de establecimiento de precios justos y equilibrados para enfrentar la guerra económica.
    6. Iniciativas de inversión para impulsar el crecimiento económico en distintos sectores de la producción nacional.
    7. Política de ahorros y control del exceso de liquidez para los sectores productivos.
    8. Creación de un fondo estratégico de reservas en bolívares, que contará con un monto de 400.000 millones para garantizar la inversión social en el país.
    9. Implementación de las zonas económicas especiales en la frontera con Colombia, Paraguaná y en la Faja Petrolífera del Orinoco.

     

  • Guerra económica continúa impactando inflación que marca 63,6% en noviembre

    Caracas, 30 Dic. AVN.- La guerra económica continúa impactando la evolución de los precios de los bienes y servicios del país, cuya tasa anualizada del Indice Nacional de Precios al Consumidor (Inpc) al mes de noviembre se ubicó en 63,6%, mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) registró una caída de -2.3%, informó este martes el Banco Central de Venezuela (BCV) en el informe sobre Resultados de la economía durante el año 2014.

    Dicho documento explica que el repunte en el índice inflacionario fue producido por las acciones violentas provocadas por la derecha nacional, a través de las guarimbas iniciadas el pasado mes de febrero, “lo que impidió la cabal distribución de los bienes básicos a la población, así como el desarrollo normal de la producción de bienes y servicios”.

    Además de perturbar la actividad económica del país, este plan desestabilizador contra la Revolución Bolivariana dejó 44 personas asesinadas, atentó contra la vida de niños y trabajadores e impidió el derecho al libre tránsito, con dispositivos mortales como la colocación de guayas en vías principales.

    En la ola de violencia, 878 personas resultaron lesionadas, de las cuales 137 son efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

    No obstante, el BCV resalta en su informe el fortalecimiento de los indicadores sociales como la disminución del desempleo cuya la tasa de desocupación en noviembre de 2014 fue de 5,9 %, lo que constituye una reducción de 0,5 puntos porcentuales con respecto al 6.4% de octubre; uno de los mejores resultados en este indicador en los últimos 15 años.

    También resaltó el fortalecimiento del salario mínimo (actualmente de 4.889,10 bolívares más los Bs. 2.027 que reciben los trabajadores por ticket de alimentación), así como la disminución del número de hogares pobres y en pobreza extrema.

    El informe del BCV recuerda la importancia que ha representa la inversión social ante los efectos nocivos de la guerra económica, este  “poderoso esquema complementario de transferencias de recursos a la población a través del sistema de misiones y grandes misiones ha tenido un papel clave de protección y bienestar del pueblo”.

    De igual manera, a pesar del resultado negativo en la evolución del PIB, el indicador de Servicios del Gobierno General, que refleja los servicios de salud, administración pública y defensa, enseñanza y seguridad social, registró un crecimiento de 2,1% para el tercer trimestre de 2014; sosteniendo la evolución positiva que mantiene en los últimos 14 años.

    Además se registraron crecimiento sostenido en los sectores económicos relacionados con instituciones financieras y seguros con 13,2% para el tercer trimestre de 2014 y comunicaciones con 4,1%.

     

    AVN 30/12/2014 18:40