Ramón Lobo

Artículos

  • Golpe de Estado por Elias Jaua

    Frecuentemente se afirma que un Golpe de Estado solo lo pueden dar las fuerzas militares, tal aseveración es un error político e histórico. El concepto original del coup d’état, francés, está referido a la usurpación por parte de un solo poder, fáctico o institucional, del resto de los poderes en una sociedad.

    Tal cosa es lo que vemos en cada sesión del actual parlamento venezolano, donde el poder económico a través de los partidos de la oposición pretende desmantelar el Estado Democrático, Social de Derecho y de Justicia establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, a través de una mayoría parlamentaria.

    Veamos en algunas de las acciones legislativas aprobadas, como se expresa el Golpe de Estado plutocrático y parlamentario en marcha:

    1. Ley de Propiedad de Vivienda, mejor conocida como Ley Estafa, le da todo el poder a la banca inmobiliaria y a los latifundistas urbanos sobre la política de vivienda.

    2. Ley de Amnistía, mejor conocida como Ley de Olvido del Crimen,desmonta toda la legislación penal y anula las competencias del resto de los poderes para proteger a la población de las acciones terroristas, de corrupción, estafa y narcotráfico cometidas por cualquiera que se oponga al gobierno constitucional.

    3. Ley de Producción Nacional, mejor conocida como de Privatización,transfiere los activos del pueblo a banqueros, terratenientes, monopolios industriales y comerciales, dándole además a estos sectores el control de la economía nacional, el manejo de las divisas, la fijación de precios y el manejo de la política laboral.

    4. Reforma de la Ley del Banco Central, convierte al máximo ente rector de la política monetaria en un órgano auxiliar de la banca privada y de las casas de cambio.

    5. Ley de Referéndum, mejor conocida como Ley del Fraude, busca usurpar al Poder Electoral en su acción fiscalizadora y así ejecutar la masiva operación de firmas planas que están preparando para consumar un fraude.

    6. Negación del Decreto de Emergencia Económica, inhabilita al Ejecutivo Nacional para tomar las acciones que permitan superar la compleja situación de distribución de bienes y servicios esenciales para la familia venezolana, protegiendo así a las mafias de especuladores, acaparadores y contrabandistas que financian a buena parte de la oposición.

    Podemos seguir enunciando las innumerables acciones destinadas a usurpar las competencias del Poder Judicial, del Moral y del Ejecutivo, pero la lista es larga y este espacio es corto. Lea usted mismo las referidas leyes y acuerdos parlamentarios y saque sus propias conclusiones sobre el Golpe de Estado que adelantan los terratenientes, banqueros, monopolios comerciales, trasnacionales mafias mineras, mafias del contrabando y de toda calaña que directamente o a través de los diputados y diputadas de su propiedad han ocupado una institución de la democracia venezolana.

    Mientras tanto el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica amenaza con agredirnos si impedimos que este golpe se consume. ¿Qué haremos?: ¡Prepararnos para triunfar!

  • ¿Ley de Amnistía o permiso para golpe de Estado?

    Andrés Barrios Pantoja.-  La derecha venezolana no desiste de sus pretensiones de salir de la Revolución Bolivariana y  se niega a  dejar de invocar un golpe de Estado para dar con su cometido.

    Ya en el año 2002 hicieron el intento de implantar su gobierno,  de hecho lo logran mediante el Golpe del 11 de Abril, pero sólo por poco más de un día, cuando el pueblo junto a la Fuerza Armada restituyeron el hilo constitucional del país.

    Luego durante el año 2014 volvieron a intentar dar fin con el Gobierno Bolivariano mediante el plan La Salida, esta vez no lo lograron, pero sí causaron la muerte de 43 compatriotas y dejaron heridos a más de 800 .

    No obstante, la contrarrevolución aún persiste en su empresa “de cambio de régimen”, pues el presidente de la nueva Asamblea Nacional (AN) Henry Ramos Allup manifestó durante una reunión en el comando de campaña del partido Alianza Bravo Pueblo (ABP) que “hemos llegado a la conclusión de que ese Gobierno no merece estar en el poder y la única forma de que se recupere el país que todos deseamos es desalojándolo”.

    Justamente esto es lo que se plantea la nueva Asamblea Nacional; se valen de su posición eventual  en uno de los poderes del Estado, para impulsar leyes inconstitucionales como lo es el Proyecto de “Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional” con la que pretenden perdonar una serie de  crímenes con el único requisito de que estos se cometan con la intención de querer tumbar al gobierno.

    El proyecto de Ley  expresa que otorgará la amnistía a “los hechos delictivos especificados en el artículo 4, cometidos o que pudieran haberse cometido como parte de actuaciones que respondieran a una motivación política, en el marco de manifestaciones o protestas; de la difusión de opiniones o informaciones; o de la realización o promoción de acciones, proclamas o pronunciamientos públicos que pudieran atentar contra el orden general establecido”.

    Justamente este artículo tipifica una serie de delitos que encajan perfectamente en un golpe de Estado como lo son:  Instigación a la desobediencia de las leyes, al odio y apología del delito, lesiones, violencia o resistencia a la autoridad; Causar pánico en la colectividad o mantenerla en zozobra mediante la difusión de informaciones falsas; Obstaculización de la vía pública con el objeto de preparar el peligro de un siniestro y demás delitos; Daños a los sistemas de transporte, servicios públicos, informáticos o de comunicación; Asociación para delinquir, importación, fabricación, porte, detentación, suministro u ocultamiento de artefactos explosivos o incendiarios; Traición a la patria y otros delitos contra ella,  Rebelión tanto civil como militar, entre otros.

    “Que estos delitos queden impunes con el único requisito de que se cometan con la intención de tumbar al gobierno es una barbaridad jurídica que no tiene ningún sustento ni político ni legal, es inaplicable”, opinó Héctor Rodríguez, jefe del Bloque de la Patria durante una entrevista otorgada al periódico Cuatro-F.

    Para el diputado  este  proyecto de ley es una aberración tanto  jurídica como política, de hecho este proyecto normativo de por sí representa un golpe de Estado porque es contrario a todo el Estado de Derecho venezolano, a la Constitución, a los tratados internacionales y a la paz del país.
    Rodríguez: La ley de impunidad estimula la ejecución de los delitos allí tipificados

    Rodríguez explicó que la ley de impunidad  estimula la ejecución de los delitos allí tipificados, teniendo en cuenta el periodo de validez de la norma,  esta plantea que queden impunes esos delitos cometidos  desde el primero de enero del año 1999 hasta el futuro, “hasta que algún día la ley entre en vigencia”.

    Por otra parte, que esta ley entre en vigencia quiere decir que inmediatamente deja de estar en vigencia la Constitución, los tratados internacionales y el Estado de derecho.

    Para Rodríguez esto es una barbaridad que indiscutiblemente busca la confrontación social. “A pesar  de que el título es muy bonito: la reconciliación nacional, cuando tú escuchas su discurso lo que menos quieren es la reconciliación, lo que tienen es una sed de venganza, una sed de conflictividad”.

    La derecha se vale de este tipo de aberraciones jurídicas porque están  desesperados por tumbar el poder político, y además se están intentando aprovechar de las dificultades económicas que atraviesa el país para tratar de tumbar al gobierno legítimo.

    Rodríguez recordó que la derecha llegó al parlamento mediante la promesa de culminar, pero desde que llegaron a la AN no han hecho nada útil por la nación.

    “El pueblo esperaba que la oposición pusiera de un lado sus aspiraciones personales, su ego,  y se colocara a la orden del país para superar la emergencia que enfrenta la nación”, opinó el diputado.

    Concluyó afirmando que es natural que existan diferencias entre la Revolución Bolivariana y la derecha, “es parte de la democracia, ni ellos ni nosotros nos vamos a poner de acuerdo en el modelo político”, además explicó que lo único en que ambos modelos deben ponerse de acuerdo es en cómo administrarán sus diferencias y destacó que esto debe ser mediante la vía democrática y constitucional, cosa que la oposición no acepta y por lo cual impulsa una propuesta de Ley del perdón criminal, de impulso a un golpe de Estado.

  • COMUNICADO: Venezuela rechaza nuevas acciones injerencistas por parte de EEUU

    Venezuela rechazó este martes las nuevas acciones injerencistas realizadas por el gobierno de los Estados Unidos (EEUU), que atentan contra la paz y la soberanía del pueblo venezolano.

    Mediante un comunicado, publicado en el portal web del Ministerio de Relaciones Exteriores, Venezuela repudió las declaraciones ofrecidas por el presidente de la nación norteamericana, Barack Obama, quien desconoció este lunes al gobierno legítimo del presidente de la República, Nicolás Maduro.

    “Desconocer expresamente al gobierno electo por el Pueblo de Venezuela infringe normas y principios elementales del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, como el principio de no injerencia en los asuntos internos, el principio de autodeterminación de los pueblos y de igualdad soberana de los Estados”, expresa el comunicado.

    A continuación el texto íntegro: 

    La República Bolivariana de Venezuela repudia las injerencistas y arrogantes declaraciones del Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Barack Hussein Obama, que desconoce al gobierno legítimo y constitucional de Venezuela.

    Desconocer expresamente al gobierno electo por el Pueblo de Venezuela infringe normas y principios elementales del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, como el principio de no injerencia en los asuntos internos, el principio de autodeterminación de los pueblos y de igualdad soberana de los Estados.

    El sistema democrático venezolano consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela contempla garantías para el ejercicio directo de la voluntad y poder popular como no existe en ningún otro país. Los derechos civiles y políticos de los venezolanos están plenamente garantizados en esta tierra sagrada de Libertadores.

    ¿Puede acaso el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica afirmar con absoluta propiedad que en su país se garantiza el derecho a la democracia cuando su legitimidad emana de un sufragio difuso, en elecciones de segundo grado, donde se expresan cúpulas ciudadanas representadas en colegios electorales? El sistema político en los Estados Unidos es profundamente elitista, basado en la capacidad de influencia de los capitales empresariales en sustitución de la voluntad del pueblo. Es el complejo industrial militar, financiero y mediático el que de forma suprapopular e institucional gobierna en los Estados Unidos.

    La República Bolivariana de Venezuela rechaza las declaraciones del Presidente estadounidense por constituir una franca intromisión en la vida política de nuestra Patria, y de forma abierta incita a los factores violentos al derrocamiento del gobierno constitucional y legítimo del Presidente Nicolás Maduro.

    Ya nuestro Libertador había advertido hace más de dos siglos el papel depredador del sistema estadounidense en la vida de nuestra Región. Hoy y siempre repetimos desde el alma antiimperialista de nuestro pueblo que no hay fuerza posible que doblegue la libertad e independencia de Venezuela.

    Con nuestro Libertador Simón Bolívar en carta a Mr. Irvine el 7 de octubre de 1818, respondemos al Presidente Obama: “Parece que el intento de usted es forzarme a que reciproque los insultos: no lo haré; pero si protesto a usted que no permitiré se ultraje ni desprecie al Gobierno y los derechos de Venezuela. Defendiéndolos contra la España ha desaparecido una gran parte de nuestra populación y el resto que queda ansía por merecer igual suerte. Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende”.

    La República Bolivariana de Venezuela convoca a su pueblo a mantener en alto las banderas antiimperialistas para derrotar la arrogancia histórica estadounidense, en defensa de la autodeterminación, la independencia y la paz de nuestra Patria.

    EL AMOR A LA PATRIA VENCERÁ”. Simón Bolívar

    Caracas, 15 de marzo de 2016

  • COMUNICADO DEL BLOQUE PARLAMENTARIO DE LA PATRIA ANTE RENOVACIÓN DEL DECRETO QUE DECLARA A VENEZUELA COMO AMENAZA PARA ESTADOS UNIDOS.

    El Gobierno del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha renovado por un año más, el Decreto que declara a Venezuela como una amenaza a la seguridad de ese país. Al respecto, el Bloque de la Patria declara:

     A un año de haber dictado el Decreto imperial que declara a la Patria del Libertador Simón Bolívar y del Comandante Supremo Hugo Chávez como una “amenaza inusual y extraordinaria” a la seguridad nacional de Estados Unidos, se mantienen plenamente vigentes las razones históricas, éticas y políticas que nos condujeron a más de 13 millones de venezolanos y venezolanas, a exigir la derogatoria inmediata e incondicional de ese instrumento injerencista aprobado por el Presidente Barack Obama, con la pretensión de doblegar y destruir el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro, la Revolución Bolivariana y el proceso de profundas transformaciones que están en marcha en toda América Latina y el Caribe.

     En el tiempo transcurrido, fuimos testigos del rechazo unánime y sostenido de los pueblos y gobiernos de toda la región, los cuales se pronunciaron contundentemente contra ese decreto, declarándolo explícitamente violatorio de todos los principios del derecho internacional.

     Como era de esperarse, la exigencia de millones de personas en todo el mundo fue ignorada de forma sistemática. A pesar del llamado al respeto que le hicieran varios Presidentes de la región y a la voluntad de diálogo demostrada por el Presidente Nicolás Maduro, el Gobierno de Estados Unidos profundizó durante este año, su política de hostigamiento permanente hacia el pueblo venezolano y hacia sus instituciones.

     El Bloque de la Patria reafirma el más absoluto rechazo a la renovación de este decreto infame y exige al Gobierno de Estados Unidos a que cese de forma definitiva las hostilidades políticas, económicas y militares contra la República Bolivariana de Venezuela.

    No es casual que la solicitud de renovación del decreto, se haya dado un día después de haber sido publicado un nuevo editorial del diario New York Times, dedicado a exaltar en la oposición venezolana, las vías golpistas para el derrocamiento violento del Gobierno revolucionario.

     

    Se evidencia una vez más, la activación de una concertación internacional  dirigida por el imperialismo en contra de la integridad del Estado y del pueblo venezolano. Esta concertación cuenta con la participación beligerante de las más rancias derechas de América y Europa, así como de las fracciones de la derecha venezolana que cada día se encuentra en un escalón superior de subordinación a los intereses de las potencias extranjeras, ansiosas por apoderarse de las inmensas riquezas naturales que son propiedad y dominio exclusivo del pueblo venezolano.

     En este sentido, exigimos a la oposición representada en la Asamblea Nacional, a aprovechar la ocasión de la renovación de este decreto, para rectificar el aval que le dieron hace un año con su silencio cómplice. Por lo tanto, les exhortamos a que por primera vez, prioricen los más sagrados intereses de la Nación, condenen firmemente ese Decreto y se sumen al clamor del pueblo en exigir públicamente su derogatoria definitiva, por constituir una agresión flagrante a la soberanía e integridad de la República que han jurado preservar cuando asumieron sus cargos de diputados y diputadas.

     Desde el Bloque de la Patria respaldaremos todas las medidas y acciones que tome nuestro Presidente Nicolás Maduro, orientadas a preservar y defender el avance indetenible de la Revolución. En este sentido, reiteramos nuestro compromiso con las fuerzas del pueblo, para ejercer la protección y defensa de la dignidad de Venezuela en cualquier escenario, repeliendo esta y todas las agresiones que intenten hacernos los enemigos de la humanidad.

      

    Caracas, cuna del Libertador Simón Bolívar, jueves 03 de marzo de 2016  

  • COMUNICADO DEL BLOQUE PARLAMENTARIO DE LA PATRIA ANTE LA DETENCIÓN ARBITRARIA DEL EX PRESIDENTE LUIZ INÁCIO LULA DA SILVA

    Nuevamente el imperialismo atenta contra el derecho de nuestros pueblos de vivir en paz y de la posibilidad de avanzar de la mano con nuestros gobiernos progresistas para la construcción de una región más libre y soberana.

    En esta oportunidad le ha tocado al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, el cual fue detenido arbitrariamente por la Policía Federal brasileña, a raíz de las acusaciones infundadas que fueran hechas en su contra por una supuesta red de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

    El presidente Lula ha manifestado públicamente su disposición a colaborar con todas las investigaciones para llegar al fondo de este asunto, por lo cual este show mediático orquestado por el poder económico y mediático de Brasil, son sólo muestras de lo que el imperialismo tiene preparado para convertir a nuestra región en un territorio cargado de conflictos internos, como los que ha propiciado hasta ahora en el Medio Oriente.

    Esta nueva vulneración del Estado de Derecho, acompañada de un conjunto de medidas coercitivas que fueron aplicadas en contra del ex presidente Lula y su familia, se traducen en la resurrección del Plan Cóndor en América Latina y el Caribe; en la reinstauración de la política de “disparar primero  y averiguar después”; en la flagrante violación de nuestros derechos humanos y del fenecimiento de las conquistas sociales alcanzadas durante estos últimos años.

    No podemos ver esto como un hecho aislado, sino como un Golpe de Estado al gobierno de la Presidenta Dilma Rousseff y para impedir que el ex presidente Lula sea el candidato presidencial en el 2018.

    Estas acciones además forman parte la ofensiva neocolonial e imperial que también tiene sus expresiones en otros países de la región, como es el caso de la renovación del Decreto del presidente Obama que declara a Venezuela como amenaza para Estados Unidos y con su visita a América Latina y el Caribe; con la embestida del gobierno neoliberal de Mauricio Macri contra el pueblo argentino; con la difamación y amenaza al presidente Evo Morales, entre otras.

    Es por ello que, nos unimos a la denuncia que han hecho las organizaciones sociales, en rechazo a esta medida que consideramos injusta y arbitraria. Así mismo, exigimos respeto a los derechos humanos y las garantías constitucionales que le deben ser otorgadas al ex Presidente, hermano, Luiz Inácio Lula da Silva.

    ¡Viva  Luiz Inácio Lula da Silva!

    ¡Viva el pueblo de Brasil!

    ¡Viva Nuestra América libre!

     Caracas, cuna del Libertador Simón Bolívar, viernes 04 de marzo de 2016

     

  • Psuv Mérida respalda al concejal adrianista Alexis Azuaje

     

    EL Equipo Político Estadal del PSUV en Mérida expresa su plena solidaridad con el camarada Alexis Azuaje, concejal del Municipio Alberto Adriani,quien ha sido víctima de una campaña mediática por parte de la Derecha dirigida por el Alcalde Juan Peña, quien no le perdona las constantes denuncias que el concejal psuvista realiza sobre su nefasta actuación al frente del Gobierno local de esa municipalidad.

    Así lo indicó este martes Alexi Rodríguez coordinador de la comisión de organización del Partido rojo en la entidad quien además recalcó que, Alexis Azuaje cuenta con el apoyo total del partido y el aprecio y reconocimiento de nuestra militancia quien ha visto su incansable lucha por denunciar a los autores de la guerra económica contra el pueblo adrianista los cuales están siendo protegidos por el alcalde Juan Peña-

    Rodríguez manifestó que el edil revolucionario se ha preocupado por garantizar al pueblo más necesitado el acceso a los alimentos que desde la red pública distribuye nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro y nuestro gobernador Alexis Ramírez.

    Instamos al camarada Alexis Azuaje a continuar en la lucha junto al pueblo y a fortalecer aún más la moral revolucionaria para combatir a la derecha fascista y especuladora. Igualmente llamamos al pueblo chavista a seguir en batalla confiando en el liderazgo del Presidente Obrero Nicolás Maduro quien con la activación de los 14 motores productivos, derrotará la guerra económica y creará bases sólidas para una nueva economía productiva al servicio del pueblo.

    Prensa PSUV Mérida

  • LEY DE AMNESIA CRIMINAL

    La oposición nacional e internacional a los largo de los 17 años de la Revolución Bolivariana ha impulsado una guerra no convencional  compuesta por distintas dimensiones, donde destaca, la mediática, psicológica, económica e internacional. Esta última, se ha generado básicamente desde  América del Norte y Europa Occidental con la finalidad de declararnos como estado forajido, donde se promueve el terrorismo y el narcotráfico, asimismo, existe un alto nivel de corrupción, no hay libertad de expresión y se violan los derechos humanos; es decir, un gobierno que no respeta las leyes y normas de convivencia. Esta declaratoria busca la intervención extranjera para apoderarse de nuestras reservas petroleras y destruir la Revolución Bolivariana

    Hoy desde el parlamento adeco burgués toman otra opción con el cinismo que los caracteriza presentando una Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional donde confiesan todos los delitos cometidos en contra del pueblo venezolano desde el año 1999 hasta que entre en vigencia (Articulo 2-7). Es una especie de cronología criminal que da certeza de la autoría y participación y que además convoca al olvido, a borrar de la memoria colectiva los crímenes de lesa humanidad

    El nivel de descaro es tal que plantean amnistiar a homicidas, banqueros prófugos, estafadores inmobiliarios, corruptos, terroristas, acaparadores y usureros, quienes han cometidos infracciones o delitos que no son objeto de la misma:

    • Amnistía para las personas procesadas por delitos de corrupción (artículo 16)
    • Amnistía a las personas procesadas por participar en la guerra económica contra el pueblo venezolano (artículo 19).
    • Amnistía a las personas procesas por el delito de financiamiento al terrorismo (Articulo 20)
    • Amnistía para los delitos de tráfico de drogas de menor cuantía, cuando su supuesta comisión se hubiere producido en campamentos o cualquier tipo de reunión de manifestantes que se hayan congregado con fines políticos (artículo 30)
    • Amnistía para los hechos vinculados con la estafa inmobiliaria (artículo 31)

    Es evidente que la ley está orientada adicionalmente para cumplir con los compromisos adquiridos con sus financistas que huyen de la justicia venezolana por cuentas pendientes, como por ejemplo, los que se apropiaron de los ahorros de sus clientes, los que robaron a venezolanos ilusionándolos con una vivienda en desarrollos privados, los que han cometidos ilícitos económicos con la consecuente dificultad para el acceso a los bienes y servicio a un precio justo.

    La ley es una especie de salvoconducto para los y las que actúen  en contra del gobierno y que luego asumen una posición de víctimas por retaliación política (Articulo 6). Esta ley representaría un duro  golpe al estado democrático y social de derecho y de justicia establecido en la CRBV.

    La propuesta promovida por la mayoría opositora de la Asamblea Nacional, conduce a la indefensión de las verdaderas víctimas y sus familiares, generando la perpetuación de la impunidad, siendo manifiestamente incompatible con la letra y el espíritu, propósito y razón de nuestra Carta Magna.

    El planteamiento de la MUD unilateralmente exculpa a los que políticamente han dirigido estas acciones, a los autores intelectuales y materiales, negando rotundamente la participación y visibilización de las víctimas, especialmente de aquellos familiares que quedaron en situación de desamparo ante la pérdida de su ser amado o aquellos que adquirieron lamentablemente una  condición de discapacitado.

    El doble discurso de la derecha choca con la realidad al proponer la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional”, la cual calificamos como la “Ley de Amnesia Criminal”, puesto que plantea el perdón a homicidas y hecha por tierra el estado de derecha al establecer la indulgencia para delitos asociados al terrorismo, tráfico de armas, drogas y corrupción.

    Fieles a los principios del Comandante Eterno apostamos a la Paz con Justicia, rechazamos el adefesio jurídico de la MUD, principal oferta electoral conjuntamente con la guerra económica,  violatorio de los derechos humanos y estamento legal vigente, con lo cual se abriría un espacio para perpetuar la impunidad y premiar los delitos. Asimismo, ratificamos la Comisión por la Verdad, Paz y Justicia planteada por el Presidente Maduro en su visita a la Asamblea Nacional con motivo del mensaje anual.

     

    Para leer la ley propuesta presionar en: LEY DE AMNISTÍA APROBADA EN 1ERA DISCUSIÓN EL 16.02.2016

  • Hermann Escarrá: No es suficiente tener mayoría en la Asamblea Nacional

    A juicio del abogado constitucionalista, Hermann Escarrá, “no es suficiente tener la mayoría en la Asamblea Nacional (AN)” sino que deben seguirse los procedimientos que prevé la Carta Magna para guiar las actuaciones.

    En entrevista telefónica con ÚN, el día jueves 7 de enero en horas de la mañana, antes de las declaraciones emitidas por Fanb ante el retiro de las imágenes del Libertador de la sede de la AN, Escarra explicó su posición jurídica sobre diversos temas nacionales.
    Entrevista:

    ¿Cuál es su visión y expectativas en relación con la mayoría obtenida por la oposición en la Asamblea Nacional?Esta nueva situación debe verse en el marco del desenvolvimiento democrático normal, en la idea del pluralismo político expresada en el artículo 2 de la Constitución y, por supuesto, en el marco de las reglas y los valores que recogió el proceso constituyente de 1999 y plasmó en la Constitución de la República. La oposición logra una mayoría sin precedentes que le da, en general (estoy en este momento obviando el tema jurídico de los diputados suspendidos), todas las mayorías que prevé el texto constitucional: la del 30%, la mayoría simple y absoluta, las tres quintas partes y está por verse la de las dos terceras partes que dependerá de lo que ocurra entre la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Asamblea Nacional (AN). Yo lo veo como un hecho normal en democracia, pero, por supuesto, con consecuencias políticas sumamente importantes porque ahora un sector tiene todas las mayorías previstas en la Constitución.En ese contexto de las mayorías que usted señala, ¿qué puede y que no puede hacer esa mayoría de diputados en la AN?

    En principio varios voceros de la oposición dijeron que ellos estaban en condiciones de sustituir al TSJ, al Poder Ciudadano, enjuiciar al Presidente de la República, hacer cesar al Gobierno nacional. La verdad es que esto no es rigurosamente cierto. Las mayorías tienen que responder a las normas constitucionales que tienen varios señalamientos, el primero de ellos es que no puede sustituirse a los magistrados del TSJ si no hay un pronunciamiento ni un expediente debidamente desarrollado en el Poder Ciudadano, el cual debería emitir una resolución de falta grave para que entonces pueda someterse a la consideración de la AN todo lo relativo a la eventual destitución de los magistrados; de la misma forma no se puede afirmar que se puede sustituir al Poder Ciudadano o al Consejo Nacional Electoral (CNE), entre otras razones porque ello requiere de sentencia del TSJ sobre la presunta comisión de hechos punibles o de irregularidades o faltas graves, esto supondría un procedimiento del TSJ y, después de esa sentencia, es que podría someterse a consideración del Parlamento y aplicar la mayoría correspondiente. Esto nos hace pensar que el constituyente quiso tener un sistema de pesos y contrapesos entre cada uno de los poderes como único mecanismo posible para que se mantenga la autonomía de los poderes y no la distorsión de los poderes. Baste decir entonces que no es suficiente tener las mayorías que, obviamente, la oposición tiene en la AN sino que es necesario seguir los procedimientos previstos en la Constitución.

    En lo que respecta al Presidente de la República, el Presidente de la AN en su discurso de instalación señaló que en seis meses iban a trabajar para que cesara el Ejecutivo, y en particular el Presidente de la República; y después agregaron que lo harían en el marco de la Constitución; la única norma aplicable, posible, es la que prevé el artículo 233 sobre las llamadas faltas absolutas: muerte, renuncia, destitución decretada por el TSJ, incapacidad física o mental certificada por una Junta Médica y sentencia del TSJ, y el abandono del cargo, todos estos supuestos requieren la intervención del TSJ en primer lugar, y en segundo lugar de la AN, a excepción de la muerte y la renuncia.

    El otro aspecto, es que el referéndum revocatorio no es una iniciativa de la AN, sino iniciativa popular, tal como lo dice expresamente la norma, cuando ha sido solicitado en la mitad del período constitucional por un número no menor de 20% de los electores inscritos, de conformidad con lo previsto en el artículo 72. Creo que serían poco más de 3 millones de electores, que tendrían que hacer la solicitud ante el CNE, que la verificará y las firmas y sólo después se entraría en el referéndum revocatorio. Por el contrario, el Presidente de la República tiene dos instrumentos importantes: el referéndum consultivo, previsto en el artículo 71 de la Constitución para aquellas de especial trascendencia nacional y que puede solicitar en Consejo de Ministros; la otra vía que tendría ante una situación radicalizada es la de la enmienda constitucional, que cuando la solicita el Presidente en Consejo de Ministros no pasa por la AN sino que va directamente al Poder Electoral que deberá someterla a consulta del pueblo a los 30 días siguientes a su recepción formal, tal cual está previsto en el artículo 341 de la Constitución.

    De tal manera que las partes tienen instituciones, procedimientos, principios, garantías. Yo soy de los que cree, como lo dije al Alto Mando Militar, en la búsqueda de la paz, la reconciliación, de una agenda nacional, donde haya coincidencias desde la diferencia, y hay tres vías: el pacto de gobernabilidad que depende de la relación entre los partidos y el Gobierno; un pacto de Estado que presupone ya no solamente partidos y Gobierno sino que incluiría a la Iglesia, los empresarios, grupos sociales, es decir, representación de todos los sectores de la vida nacional para lograr un código de conducta en base a la democracia, el respeto a los derechos humanos, el reconocimiento de las partes; y la tercera, en una situación muy agravada, donde pensemos que no hay una fórmula de solución, la convocatoria al poder originario del pueblo a los efectos de reordenar las reglas del juego, sea modificando la Constitución o tomando decisiones fundamentales en la organización del Estado, de tal manera que la Constitución para mí es una oración por la paz donde podemos encontrarnos todos los venezolanos para lograr la concordia y la tolerancia para resolver los gravísimos problemas del país.En ese contexto, el presidente de la AN, Henry Ramos Allup, llamó al Gobierno al diálogo en su discurso de instalación, ¿usted cree que ese diálogo es factible en este momento?

    Siempre el diálogo es posible, pero hay que tener sinceridad, convocar al diálogo y antes decir que en seis meses debe estar resuelta la salida del Presidente de la República, es un acto muy impropio y muy poco cívico en lo que respecta a impulsar un diálogo verdadero y genuino, como lo está exigiendo el país. De todas maneras está en su derecho de hacer los planteamientos que considere.

    La AN juramentó a 3 diputados de oposición de Amazonas sobre quienes pesa una medida cautelar de la Sala Electoral del TSJ, el Gran Polo Patriótico alega que las actuaciones de la AN a partir de ese momento quedan viciadas de nulidad y entraron en desacato, ¿usted qué puede decir al respecto?

    La verdad fue un acto de rebeldía ante una sentencia del TSJ, ha debido esperarse a que se avance en el fondo de la sentencia donde sólo habrá tres opciones: que no se encuentre culpabilidad, que las pruebas que se presentaron no sean suficientes sobre la compra venta de votos y otros delitos electorales y serían restituidos inmediatamente; que efectivamente haya pruebas suficientes que consoliden la comisión de un hecho punible, y entonces no pueden ser diputados, ocurrido esto se va a una nueva elección. Por lo tanto ese apresuramiento, esa forma de manejar esa situación, juramentarlos y después decirles que se salgan, ciertamente vicia de nulidad no soló los actos, votaciones, propuestas parlamentarias de ellos, sino que también vicia de nulidad los actos parlamentarios sin forma de ley y cualquier acto parlamentario normal de aquí en adelante. El único que tiene poder jurisdiccional constitucional es el Poder Judicial, no el Legislativo, que tiene facultad de legislación, investigación y control sobre la administración pública y el Estado. Además, la doctrina constitucional expresa que cuando la autoridad es usurpada no sólo sus actos son nulos sino que son ineficaces, no existen.

    ¿Y cómo podría subsanarse esa situación?

    Yo creo que eso va a depender del TSJ que le corresponderá ahora dictar medidas, poner en orden, hacer respetar la ejecutoriedad de su decisión, por ser garante de sus propias decisiones, para que se preserve el estado de Derecho. De tal manera que, presumo, en cualquier momento las salas correspondientes del TSJ tomarán las decisiones.

    En cuanto al tema de la amnistía ¿cuáles son las limitaciones a la facultad de la AN en esa materia, y cuál el poder del Presidente para impugnarla?

    Lo primero es que en las normas de apertura, que así se llaman, de la Constitución nacional, en su artículo 7, se prevé que todos los órganos del Poder Público están sujetos a ella; por lo tanto, el Parlamento tiene que respetar la Constitución de la República; y el artículo 29 señala de manera expresa cuando se refiere a delitos como los de lesa humanidad o violaciones graves de los derechos humanos no sólo habla de su imprescriptibilidad sino que dice que dichos delitos quedan excluidos de cualquier beneficio que conlleve a la impunidad, como el indulto o la amnistía. De tal manera que si allí se coloca a personas que están sentenciadas por esos delitos se está violando de manera directa el artículo 29 de la Constitución. La responsabilidad del Presidente entonces es vetar la ley, es decir, le hace las objeciones constitucionales y, en todo caso, la envía a la Sala Constitucional para que ella se pronuncie sobre la adecuación a la Constitución o no de esa ley.

    Quiero aclarar, porque fui de los primeros que trató el tema, nosotros no nos estamos refiriendo a nadie en particular ni a ninguna situación política. Nosotros de lo que estamos hablando es de lo que dice la Constitución, y ella dice que cuando se trata de violación de derechos humanos y lesa humanidad no pueden acceder al camino de la impunidad.

    Mociones de Censura 
    Sobre el caso de las mociones de censura que la AN puede aprobar contra el Vicepresidente Ejecutivo y los ministros, Escarrá aclara que ellos “pueden ejercer el veto parlamentario después que se garanticen los derechos fundamentales de defensa, oportunidad, asistencia jurídica, igualdad, de valoración de la prueba, entre otros, y una vez que ocurre el veto habría que distinguir si se trata del Vicepresidente y en el mismo período constitucional se producen tres vetos, el Presidente puede disolver la AN, y disolver lo que quiere decir es que se convocan nuevas elecciones.

    La aprobación de una moción de censura al Vicepresidente por no menos de las tres quintas partes de los diputados, implica su remoción, igual en el caso de los ministros. Pero no olvidemos que todas las actuaciones están sujetas al control de constitucionalidad por parte del TSJ pudiera haber un ejercicio del veto correcto o propio, o político e interesado, y allí tendría que intervenir el Tribunal”.En cuanto a la situación planteada con la eventual no publicación en Gaceta Oficial de las leyes que salgan de la AN, advertida por el bloque oficialista, el abogado y profesor universitario explicó que “la propia Constitución prevé esa situación, y le correspondería cumplir la última fase de la ley a la AN, y ella la publicará en la Gaceta del Parlamento, que tiene a los efectos constitucionales el mismo valor… Yo creo que es un ejercicio que habría que evitar, porque al final la AN puede tomar esa decisión y darle vigencia a cualquier ley”.

    Perfil de Hermann Escarrá 
    -Es doctor en Derecho y profesor de Derecho Constitucional.
    -Tiene tres doctorados Honoris Causa.
    -Fue presidente de la Comisión Constitucional que redactó el proyecto de Constitución, que ahora está vigente.
    -Se desempeñó como senador de la República.
    -Cuenta con diversas obras publicadas sobre derecho constitucional Procesal Penal Internacional, entre otras.
  • Atilio Boron: “Venezuela: La tentación de una dictadura parlamentaria”

    La derecha venezolana se apresta a inaugurar su mayoría calificada en la Asamblea Nacional con un grito de guerra: desandar el camino iniciado en enero de 1999 cuando Hugo Chávez Frías juró sobre la moribunda constitución de la Cuarta República que impulsaría las transformaciones políticas, económica y sociales que el pueblo de Venezuela reclamaba desde hacía mucho tiempo. Más allá de las especificidades y los innegables problemas del momento actual lo cierto es que la irrupción de Chávez marcó un antes y un después en la historia no sólo de su país sino de América Latina y el Caribe. Después de Chávez nada seguirá siendo igual, y se engañan quienes piensan -en Venezuela como en la Argentina de Mauricio Macri- que se puede hacer andar hacia atrás al reloj de la historia. Así como la izquierda sabe que una circunstancial mayoría electoral no basta para garantizar el triunfo de la revolución, no es menos cierto que aquella tampoco es suficiente para hacer lo propio con un proyecto reaccionario.

    Las clases y capas populares pueden estar muy descontentas con la gestión macroeconómica o con los estragos de la corrupción, pero parece muy poco probable por no decir imposible que la paciente labor pedagógica de Chávez y el aprendizaje popular de todos estos años hayan caído en el olvido. Los problemas económicos del momento no alcanzan para cancelar los notables cambios en la conciencia de las clases y capas populares. El pueblo sabe lo que fue la Cuarta República, al servicio de quienes gobernó y quienes fueron sus personeros. Y el chavismo, antes y ahora, podrá haber cometido muchos errores pero sus aciertos históricos superan ampliamente sus desaciertos.

    En ese sentido, el balance deja un saldo positivo que los problemas del momento no alcanzan a eclipsar. Y si la derecha se confunde y cree que una transitoria mayoría en la Asamblea Nacional equivale a una carta blanca para volver al pasado más pronto que tarde caerá en la cuenta de que el poder social es una construcción mucho más compleja y que excede los límites del ámbito parlamentario. Este es importante, sin duda, pero está lejos de ser una plataforma desde la cual impulsar un proyecto que recorte ciudadanía, atente contra derechos económicos y sociales y socave la soberanía nacional. Si, ensoberbecida, la derecha tuviera la osadía de pretender avanzar por este camino -que en términos históricos sería retroceder- se enfrentaría con una encarnizada resistencia social y sus temerarios mentores tropezarían rápidamente con los límites de una dictadura parlamentaria. Aprenderían, rudamente, lo que es la dualidad de poderes.

    La calle asumiría bien pronto un inesperado (para ellos) protagonismo, demostrando la eficacia práctica de un contrapoder que se nutre de la memoria histórica de un pueblo y de los sueños emancipatorios que Chávez supo inculcar entre los venezolanos y que son como las brasas aún vivas debajo de las cenizas engañosas del momento, que un simple soplo las hará renacer con fuerza. Y ese soplo lo puede originar la tentación de la derecha al incurrir en lo que Marx llamó el “cretinismo parlamentario”: pensar que una mayoría legislativa equivale a una mayoría social, y que una momentánea supremacía electoral autoriza a ejercer una dictadura parlamentaria. Por una de esas trampas de la dialéctica histórica, o de una hegeliana astucia de la razón, probablemente ese mal paso sea lo que necesita el chavismo para re-encenderse con fuerza en la noble tierra venezolana.

  • PARA DEFENDER LOS LOGROS Y BENEFICIOS OBTENIDOS POR EL PUEBLO EN REVOLUCIÓN, ¡VOTAREMOS POR CHÁVEZ!

    Este 06 de diciembre, es un día de Compromiso, Conciencia y Claridad con la Historia y el Legado del Comandante Eterno, motivo por el cual,  necesitamos continuar juntos y unificar aún más las fuerzas bolivarianas.

    La oposición nacional e internacional ha atacado incesantemente al pueblo desde  diversas dimensiones, destacándose la guerra económica como un instrumento que sabotea el aparato productivo para estimular una disminución voluntaria en la producción y distribución, así mismo, propiciar el acaparamiento y la especulación, a fin de golpear e intentar someter a la familia venezolana, con la intención de obtener, según ellos, más votos en las elecciones parlamentarias

    No conforme con esta situación pretenden despojar al pueblo, de los logros y beneficios alcanzados en revolución, como las misiones educativas, misión vivienda, barrio adentro, barrio nuevo-barrio tricolor, transporte, las pensiones para los abuelitos, las canaimitas, mercales, pdvales, entre otros.

    Los diputados y diputadas de la MUD, en la actual Asamblea Nacional han negado su apoyo a los recursos que propone el Presidente Nicolás Maduro para implementar y fortalecer estos programas. Su objetivo es claro, llegar a este espacio legislativo para acabar con estos beneficios,

    Nos corresponde como militantes defender los mismos, ante las intenciones de la derecha de restaurar a través de su denominado “cambio”  las políticas de exclusión y miseria implementado por los gobiernos adeco-copeyanos y sus derivados

    En este sentido, debemos  visibilizar a los enemigos del pueblo; a su vez, ubicar, contactar, convencer y registrar a los electores, que nos permita conseguir el mayor nivel de movilización que garantice la victoria perfecta.

    Vamos a participar con la fuerza, amor y pasión que nos caracteriza en las elecciones parlamentarias, a fin de seguir avanzando en la construcción de la Patria Grande, de la Patria Socialista.

    ¡Compatriotas!, como siempre lo expresaba el Comandante Eterno, nos ha tocado andar de batalla en batalla, pero también de victoria en victoria; y este 06D, a los 17 años del triunfo de Chávez, sus hijos e hijas, leales a su pensamiento y obra,  garantizaremos que la Asamblea Nacional siga siendo roja rojita.

    Viva Chávez!, ¡Viva el Pueblo Venezolano!

    Ramón Lobo