Artículos

30.Abr.2020 / 09:03 pm / Haga un comentario

En la entrega anterior demostramos cómo se utiliza la TCG con fines especulativos a fin de crear malestar social y graves deformaciones e imprecisiones para la toma de decisiones, por parte de los agentes económicos. Es tal la perversidad de la TCG, que provoca aumentos exorbitantes en los precios de bienes y servicios, incluso cuando los mismos se expresen en moneda extranjera.

Se generaliza un alza de precios con el pretexto de cubrir los nuevos costos de producción directos e indirectos, el valor de reposición de los inventarios y la tasa de ganancia en las fases de la cadena productiva; disminuyendo el poder adquisitivo de los trabajadores, la efectividad del subsidio directo entregado mediante los  bonos y de los programas sociales desarrollados por el ejecutivo nacional para enfrentar los efectos crueles de la inflación.

Es criminal esta acción en contra de la población, cuando cumplimos con una cuarentena para evitar la propagación del Covid 19, a la par de continuar, enfrentando las adversidades que sobre el aparato productivo ha generado las sanciones impuestas por el gobierno de EEUU. Ante este ataque concertado por fuerzas contrarrevolucionarias, se requiere seguir garantizando la paz y respaldar las decisiones gubernamentales que han comenzado con un esquema de precios acordados para bienes esenciales, los cuales deben ser monitoreados y revisados constantemente para lograr su cumplimiento y evitar rezagos que pudiesen ser esgrimidos para disminuir la oferta.

Asimismo, reforzar la demanda internacional que impulsa el gobierno para exigir el cese del bloqueo económico, avanzar en la profundización de las relaciones con el mundo euroasiático y retomar el comercio con México y Argentina, con la finalidad de propiciar condiciones financieras, logísticas y operacionales que impulsen la reactivación de la actividad económica; posibilitando elevar la cantidad de  productos y servicios que atenderían, en primer término, la demanda local. Esta situación equilibraría los precios, elevaría el nivel de empleo, aumentaría los ingresos fiscales  y posibilitaría en un mediano plazo la exportación de productos que diversificaría el ingreso de divisas.

La tarea no es nada fácil, el enemigo es muy poderoso y cruel, al punto de tener como estrategia el saboteo en los puertos internacionales para impedir la llegada de  los alimentos y medicamentos a la patria. Solo unidos, con conciencia y acompañando las medidas que va tomando el gobierno nacional lograremos la normalización del funcionamiento de la economía bajo las condiciones que surgirán  a raíz de la pandemia del coronavirus.

@RamonLoboPSUV / RamonLobo@mastodon.social

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.