Ramón Lobo

Artículos

Ante la pretensión del Secretario General de la OEA de activar la Carta

Democrática Interamericana contra la República Bolivariana de Venezuela, el

Bloque de la Patria declara:

Venezuela es una nación libre, independiente y soberana. Nuestras luchas por

alcanzar, consolidar y expandir la independencia tienen más de 200 años. Nos

sentimos orgullosos y orgullosas de esta lucha que, en el contexto de la

Revolución Bolivariana, ha cristalizado en una Patria digna de los hijos e hijas del

Libertador Simón Bolívar y del Comandante Supremo Hugo Chávez.

Nuestra independencia la hemos recuperado y expandido en Revolución. Por lo

tanto, no aceptamos ni aceptaremos nunca que instrumentos del imperialismo,

como la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos, pretendan

interferir en lo que por derecho soberano, sólo corresponde resolver al pueblo

venezolano.

Nuestra democracia es hija de un hombre gigante del siglo XXI: Hugo Chávez

Frías. Veinte elecciones en diecisiete años y un proceso sin precedentes de

conquista y ejercicio directo del poder por parte del pueblo, nos hace tener uno de

los procesos democráticos más dinámicos y participativos del planeta. No

esperamos ni esperaremos que ningún agente externo nos lo reconozca, mucho

menos quienes se arrodillan ante los que se sienten amos del mundo.

El único reconocimiento que nos interesa es el del pueblo protagónico de

Venezuela que ha decidido y seguirá decidiendo su propia historia y su propio

futuro de dignidad, felicidad y grandeza.

En este sentido, expresamos nuestro más profundo rechazo a la solicitud de

activación de la Carta Democrática Interamericana contra Venezuela que hiciera el

Secretario General de la OEA, por representar un paso muy peligroso de

legitimación para justificar la intervención militar en nuestra Patria sagrada.

Alertamos a la comunidad internacional, especialmente a nuestras hermanas y

hermanos latinoamericanos y caribeños, a los bloques parlamentarios, partidos

políticos y organizaciones sociales progresistas, que dicha intervención tiene como

objetivo final apoderarse de nuestros recursos naturales, sobre la base de la

destrucción del proceso revolucionario latinoamericano que sigue representando

una esperanza para la humanidad.

Denunciamos que esta nueva operación del Secretario General de la OEA se trata

de una táctica del Gobierno de Estados Unidos para perturbar y derrumbar las

iniciativas de diálogo que ha tenido nuestro Presidente, Nicolás Maduro, en aras

de sentar las bases de la paz y la estabilidad de Venezuela y de la región.

Todas y todos los venezolanos, más allá de sus preferencias políticas, debemos

repudiar que cualquier agente externo atente contra la paz, la estabilidad e

incluso, contra las posibilidades de emprender la recuperación económica del

país.

La derecha debe medir las consecuencias irreparables que sus actos pudieran

causarle a nuestro pueblo. Es ahora y no después cuando sea tarde, que están

obligados a rectificar ante la historia su actitud irresponsable y apátrida que abre

las compuertas de una intervención militar en Venezuela.

Las y los patriotas de Venezuela estamos llamados a garantizar la paz y también a

defender la conquista más preciada, como decía Bolívar: nuestra independencia y

nuestra soberanía.

Sepan los imperialistas y sus lacayos regionales y nacionales que los hijos e hijas

de dos gigantes como Bolívar y Chávez no nos arrodillaremos ante los chantajes,

las manipulaciones y las operaciones de desestabilización. No nos hemos rendido

y jamás nos rendiremos ante ningún imperio, por lo cual estamos plenamente

comprometidos a proteger y preservar la dignidad de la Patria, para que sigamos

desarrollando soberanamente nuestra democracia en Revolución.

¡Viva el pueblo digno de Venezuela!

¡Viva Nuestra América Independiente y Soberana!

Caracas, cuna del Libertador Simón Bolívar, miércoles 01 de junio de 2016

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.