Ramón Lobo

Artículos archivados en mayo 2016

  • Sordos peligrosos por Carola Chavez

    En estos días hemos visto a la oposición ejerciendo un derecho político que profundiza la democracia, un derecho único, que no existe en ningún otro país del mundo, ni siquiera en aquellos que nos acusan de ser una dictadura, un derecho que no existía hasta que Chávez lo sacó a la luz y lo puso en nuestras manos.

    Llegó la planilla para solicitar el referendo y la base opositora desfila masivamente por el carril democrático. Después de 17 años, después de golpes, sabotajes, conspiraciones, guarimbas, guarimbas y guarimbas sin otra Salida que las profundas heridas que deja la violencia, la mayoría de los opositores, víctimas ellos mismos de las locuras de sus dirigentes, hoy se abrazan a la legalidad democrática para intentar lograr el cambio que desean.

    Ver a la base opositora metida de cabeza en la vía democrática es un triunfo que debemos celebrar todos. Verlos ahí apegados a la Constitución Bolivariana es una rayita en el cielo a favor de la paz siempre amenazada.

    La dirigencia opositora, eso que llaman Mesa de la Unidad y que parece estar unida con saliva, parece no querer entender el mensaje que le envían sus bases. Divorciados de ellas, acostumbrados a ejercer la política de arriba hacia abajo, acostumbrados al caos y la desestabilización, en lugar de celebrar lo que han llamado El Firmazo, insisten en la peligrosa torpeza de insistir, a la vez, en el conocido caos que ellos llaman “calentar las calles”. Un acto de malabarismo suicida que atenta contra la mismísima posibilidad de lograr, dentro de la legalidad democrática, el objetivo que persiguen. ¿A cuenta de qué?

    A cuenta de que hay poderosos factores, internos y externos, a los que el pacífico camino de la legalidad truncaría sus planes. Es que la paz no es un buen negocio. Es a esos factores a los que responde la MUD. Son ellos los que los financian, los que ordenan, y es a ellos a los que hay que rendir las cuentas que la paz les descuadra.

    Referendo y calle. “Presión ciudadana”: marchas masivas convertidas en “cabildos abiertos”, en monólogos de baja asistencia. Neocabilleros blanco-naranja pidiendo sangre, petimetres amarillos en un “sí, pero que no se note”, mientras los opositores de base acuden, esta vez sí, a firmar tal como dice la Constitución. ¿Habrá en la MUD alguien capaz de escucharlos?

    @Tongorocho

  • El golpe de Estado de la OEA por Luis Britto Garcia

    Revela el ministro de la Defensa Vladimir Padrino López que hay un golpe de Estado en marcha.

    ¿Necesito recordarle al lector que desde su creación en 1948 la Organización de Estados Americanos ha legitimado todas las intervenciones perpetradas por Estados Unidos, entre otras las de Nicaragua, Guatemala, Cuba, República Dominicana, Chile, Panamá, Grenada, Haití, Venezuela, Paraguay y Honduras?

    ¿Debo rememorar que la mañana del 11 de abril de 2002 el embajador de Estados Unidos Charles Shapiro salió en todos los diarios declarando que Venezuela estaba “fuera de la Carta Democrática de la OEA”, para legitimar el golpe que se daría horas después?

    ¿Recapitularé que la OEA no tomó ninguna medida contra la dictadura de Carmona, y sólo a instancias del movimiento social MINGA solicitó informes sobre el paradero del Presidente secuestrado, en comunicación donde reconocía al dictador como gobierno?

    ¿Citaré que aunque Venezuela denunció la Convención Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA en 2012, cuatro años después la Comisión Interamericana todavía sigue levantando Informes contra nuestro país y convirtiéndolos en demandas ante la Corte Interamericana?

    ¿Denunciaremos una vez más que dicha Comisión condena de antemano a Venezuela; que sólo le permite 20 minutos para defenderse de Informes con 373 cláusulas incriminatorias, y que publica íntegro el Informe acusatorio, pero ni una línea de la defensa?

    ¿Debemos recapitular que en las 373 cláusulas del libelo sobre 2014 la Comisión acumula 42 desconocimientos de la soberanía de Venezuela y de su derecho a elegir su sistema político, económico y social, 144 denuncias sobre casos no resueltos por la jurisdicción interna, 198 casos fundados sólo en recortes de prensa, 30 en mensajes de twitter. 159 en afirmaciones de ONG’s, financiadas por Estados Unidos, 116 basadas sólo en opiniones de la propia CIDH, 220 sin ningún tipo de datos, y 163 con inaceptable usurpación de la titularidad de la acción.’

    No extraña entonces que la OEA: fije una audiencia contra Venezuela en Washington el 4 de abril, y según declara el embajador Bernardo Álvarez, Estados Unidos le niega la visa al personal de la Agencia para la Defensa de los Derechos Humanos ante los Organismos Internacionales, que trata de viajar para defender a su país.

    Con razón el secretario general de la OEA Luis Almagro aparece el 27 de abril invocando contra Venezuela la misma Carta Democrática de esa organización: que esgrimió el embajador Shapiro contra Chávez el 11 de abril de 2002. Nada más democrático que acusar a un país e impedirle que se defienda.

    Con recursos de esa índole se obtuvo de la Corte Penal de La Haya la orden de detención contra Kadafi que culminó en la destrucción de Libia.

    Venezuela no puede estar sometida a organismos que le niegan el derecho a la defensa.

    Venezuela puede y debe ejercer su defensa en lo económico, lo social, lo territorial, lo político, lo estratégico, lo internacional.