Ramón Lobo

Artículos

12.jul.2015 / 08:21 pm / Haga un comentario

En primer término es necesario hacer un recorrido histórico que nos ubique en la constitución del municipio Caracciolo Parra y Olmedo. En tal sentido, iniciaremos revisando la historia del pueblo de Tucani, el cual debe su nombre a los aguerridos indígenas Tucanies; quienes datan su existencia desde el año 1200.

Estos habitantes originarios hicieron vida en la parte alta del pueblo orientados hacia la cordillera de los andes, teniendo comunicación permanente con grupos étnicos como: Los mucuchies, timotes, torondoyes y  kirikires del estado Mérida, así como, a nivel del mar con los bobures provenientes del estado Zulia.

Es importante resaltar que este camino fue utilizado como vía durante siglos, por las etnias aborígenes que bajaban de la parte alta, para el intercambio de sal por productos agrícolas y para el comercio de otros rubros.  El trayecto comenzaba en Tucani pasando por lo paramos merideños, permitiendo la conexión con Mucuchies, Timotes, La Culata y Mucuruba. Este camino recibió el nombre de Chaac, ¡Camino de la lluvia!.

Se estima que para el año 1268 se contaba con 60 familias, ubicados a lo largo de este camino que unía a  los pueblos del páramo de Mérida con las riveras del lago de Maracaibo.

Con la llegada en el año 1591 de Juan Rodríguez Suarez junto a Gonzalo Piñalidueña a Bobures y Gibraltar, comienza para los Tucanies un proceso de lucha y defensa de su territorio natal.

A inicios del siglo XVII los Tucanies representaban una población aproximada de 320 familias, quienes se vieron en la obligación de hacer frente a los ataques sanguinarios por parte de los invasores que llegaron con la intención de apoderarse del territorio y asesinar a sus verdaderos dueños.

El territorio de Tucaní ha pertenecido a diferentes entidades políticas-territoriales. Antes de 1910 formo parte de la parroquia Milla del Distrito Libertador, luego se integro a la parroquia Zerpa del municipio Campo Elias. A mediados del siglo XX, sobre la base de la modificación a la Ley de División Política Territorial del estado Mérida, forma parte del Distrito Campo Elías con la figura de municipio foráneo. A partir del año 1966 constituye parte del Distrito Andrés Bello.

Con la construcción de la Carretera Troncal 001 (Panamericana), a mitad del siglo XX,  comienza un crecimiento demográfico importante en el pueblo de Tucani, producto de migraciones de la parte alta, así como de familias provenientes de Trujillo, Zulia y el Táchira. Así mismo, se impulsa el desarrollo agrícola vinculado al café y cacao, el cual dinamiza la economía de la zona, lo cual genero bases sociales importantes que fueron consideradas en la nueva ley de la división político territorial del estado Merida para elevarlo un 12 de julio del año 1987 a la categoría de municipio autónomo con el nombre de Caracciolo Parra y Olmedo.

Este Municipio asume el epónimo de un ilustre trujillano Dr. Caracciolo Parra y Olmedo, quien vino desde muy joven a la ciudad de Mérida  a realizar estudios; se graduó de abogado  en el año  1844, fue rector entre 1863-1866 de la Real Universidad de San Buena Ventura de Mérida  donde aplico  sus dotes de intelectual. Se destaco como legislador, abogado y ministro de justicia ganándose el calificativo de rector heroico.

El municipio quedaría conformado por dos (02) parroquias, Tucaní como capital y la parroquia Florencio Ramírez. Los límites lo vinculan a nueve municipios entre Mérida y Zulia, de acuerdo a:

Por el Norte: Limita con linderos generales del estado Mérida con el estado Zulia, desde río frío hasta el río aguas calientes.

Por el Sur: Limita con los municipio Libertador, Campo Elías y Andrés Bello.

Por el Este: Limita con los municipios Tulio Febres Cordero y Justo Briceño.

Por el Oeste: Limita con el municipio Obispo Ramos de Lora

En la actualidad el municipio cuenta con una población estimada de 35.000 habitantes ubicados en piso latitudinales que van de los 75 a los 4.000 m.s.n.m en los 607 km2 de superficie.

Queridos habitantes de este municipio hermano, en estos momentos históricos cuando el imperio, tal como lo hizo con los Tucanies, arremete en contra del pueblo venezolano e intenta colocarlo de rodillas;  es imprescindible fortalecer ese espíritu combativo y unificar las fuerzas revolucionarias para confrontar y derrotar las nuevas formas de dominación que pretenden implementar a través de la guerra económica, con la finalidad de dar al traste con la revolución Chavista.

Permitamen hacer un parentesis para rechazar la injerencia del gobierno estadounidense quien nos declaro como una amenaza para su seguridad nacional, pero también para expresar nuestro reconocimiento a los patriotas de Tucani y la parroquia Florencio Ramirez por el apoyo incondicional a la recolección de firmas en contra del decreto de Obama.

Esta posición digna y firme debemos mantenerla ante la nueva patraña que el imperio del capital a través de la transnacional petrolera Exxon Mobil y lamentablemente un gobierno servil dirigido por el recién presidente electo de Guyana, quien jugando su papel divisionista e intrigoso ha fijado posiciones enemistosas en contra del pueblo venezolano, al violentar acuerdos internacionales con relacion al Esequibo, terriotio venezolano en reclamación. Aquí parafraseamos al Presidente Nicolas Maduro en su visita a la Asamblea Nacional “Que nadie dude que vamos a ejercer acciones para defender nuestro derecho sobre el Esequibo”

Sobre la base de lo expuesto, desde cada espacios debemos defender con la gallardía de nuestros aborígenes, la soberanía y logros bolivarianos, mas aun, en un municipio invicto y victorioso.

Tal como hace dos siglos, Venezuela en la actualidad encabeza un proceso emancipador, donde estamos obligados a reivindicar  las luchas emprendidas por Aborígenes, Libertadores y por tantos hombres y mujeres que derramaron su sangre y entregaron sus vidas por la Patria. Ayer nos enfrentamos al imperio español, hoy lo hacemos en contra del imperio del capital;  el objetivo es el mismo: Libertad, Independencia,  Soberanía y Justicia Social.

¡Camaradas!, estamos en la época Bicentenaria, la cual representa una posibilidad real de consolidar un proyecto político Revolucionario, Bolivariano y Socialista  que conduzca a la culminación del proceso libertario  iniciado por nuestros ancestros. Para alimentar estas luchas, de ellos debemos asumir, el internacionalismo de Francisco de  Miranda, el  integracionismo  y antiimperialismo del Libertador Simón Bolívar, la  sabiduría de Simón  Rodríguez, la combatividad de Zamora y el espíritu indómito indigena, a la par de las orientaciones del Comandante Eterno Hugo Chavez Frias.

Hombres y Mujeres de Caracciolo Parra y Olmedo, aprovechando esta fecha aniversaria, reiteramos nuestras felicitación y los convocamos para seguir enalteciendo el trabajo requerido en aras de lograr la continuidad del proceso socialista que garantice la mayor suma de felicidad al pueblo venezolano.

Mi estima, cariño, solidaridad, hermandad y sentimiento Chavistas para todos y todas ustedes en tan importante conmemoracion.

¡Independencia y Patria Socialista!, ¡Viviremos y Venceremos!

¡Hasta La Victoria Siempre!

Bolivarianamente/Ramon Lobo

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.