Ramón Lobo

Artículos archivados en febrero 2015

  • Antonio Ledezma será procesado por delitos cometidos contra la paz del país

    Caracas, 19 Feb. AVN.- El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, fue detenido por orden del Ministerio Público y será procesado por delitos cometidos contra la constitución y la paz del país, informó este jueves el presidente de la República, Nicolás Maduro.

    Ledezma, exmilitante de Acción Democrática, firmó junto con María Machado y Leopoldo López (promotores del plan insurreccional conocido como La Salida) el llamado “Acuerdo nacional para la transición”, publicado el pasado 11 de febrero, documento que sería el punto de partida para el desarrollo de un plan golpista desmontado la semana pasada por las autoridades venezolanas.

    Dicho plan contemplaba el uso de un avión Tucano, traído del extranjero, para atacar instituciones del Estado ubicadas en zonas donde también convergen áreas residenciales, como el Palacio de Miraflores, el Ministerio de la Defensa y la sede de Telesur, en Caracas.

    Al respecto, el presidente Maduro indicó que el vocero de la derecha venezolana “tiene un cargo de elección popular, el cual es reconocido por nosotros, como debe ser, y pretende utilizar la doble banda de los cargos públicos legales para buscar la violencia, el atentado golpista y la desestabilización”, contra el pueblo y el gobierno de Venezuela.

    Bajo la estrategia de la doble banda, dirigentes de la derecha se plantean actuar de la siguiente manera: “Participo de la política, opto a cargos, legalizo partidos, utilizo la libertad de expresión, giro por el país, saco mis votos aquí, mis votos allá. Soy alcalde aquí, gobernador allá, soy diputada. Pero saboteo la economía, me encapucho y hago guarimbas y mato a 43 venezolanos, se hieren a 850, se asesinan a funcionarios (como ocurrió con La Salida, hace un año), y sigo conspirando para ver si logro comprar a alguien que tenga algún poder militar de destrucción. Lo han hecho todo, y los hemos descubierto y le hemos evitado al país, hechos graves de violencia”, indicó el mandatario.

    Ante esa estrategia, el mandatario Nacional advirtió a los dirigentes de partidos políticos involucrados en atentados y ataques contra la nación, que tendrán que responder ante la justicia y que presentará pruebas que revelan el plan promovido por representantes de la derecha, para derrocar el gobierno legítimo que él preside.

    Agregó que la vía desestabilizadora no es el único plan que pretenden articular dirigentes de la derecha venezolana. “¿Cuál es el plan del sector más cobarde de la derecha? Quedarse agazapado, si suceden hechos graves en la República de violencia, salir a decir: ‘Es culpa de Nicolás”.

    Pese a las acciones de los sectores que fomentan el golpismo, el Mandatario reiteró nuevamente su llamado a trabajar a aquellos sectores que apuestan por el progreso del país; al mismo tiempo, recalcó que quienes se mantienen en la línea de agresión contra el Ejecutivo Nacional y la estabilidad del pueblo venezolano deberán rendir cuentas ante la justicia venezolana.
    “Ya basta de conspiradores, queremos trabajar en paz. Trabajar, a nosotros lo que nos mueve es el amor por nuestro país y trabajar”, dijo.

    Una trayectoria signada por la represión

    Antonio Ledezma desarrolló gran parte de su carrera política con Acción Democrática, uno de los partidos que fomentó el bipartidismo en la IV República. En particular, tuvo estrechos vínculos con Carlos Andrés Pérez, cuyo segundo mandato presidencial (1989-1993) estuvo signado por el Caracazo, explosión social contra políticas neoliberales en detrimento del pueblo venezolano.

    Con el apoyo de AD, Ledezma fue diputado ante el extinto Congreso Nacional y fue electo gobernador del Distrito Federal (hoy Distrito Capital) en 1992. Dicha gestión se caracterizó por el uso de medidas represivas contra sectores vulnerables como estudiantes, adultos mayores, desempleados, trabajadores informales y niños en condición de calle.

    Durante su desempeño como gobernador fueron asesinados en los espacios de la Universidad Central de Venezuela (UCV) jóvenes como Belinda Alvárez, presidenta del Centro de Estudiantes de Trabajo Social, así como la periodista Verónica Tessari, reportera de un canal de televisión internacional, producto de los excesos de la Policía Metropolitana, a cargo de Ledezma en aquel entonces.

    A su vez usó recursos legales, como la llamada Ley de Vagos y Maleantes, que castigaba con cárcel y destierro a la colonia penitenciaria, El Dorado, ubicada en el sur de Venezuela.

    Ledezma, quien prosiguió su vida política en Alianza Bravo Pueblo (ABP), también estuvo involucrado en el golpe de Estado de 2002, contra el gobierno legítimo del comandante Hugo Chávez, y en el sabotaje petrolero que se gestó a fines de ese año.

    En 2008, ganó la Alcaldía Metropolitana y resultó reelecto en 2013. En ambos periodos, ha incurrido en violaciones a los derechos de los trabajadores de esa dependencia, a través de despidos injustificados e irregularidades en la cancelación de beneficios laborales.

    Ledezma, además, está vinculado directamente al plan para asesinar a Leopoldo López, dirigente de la derecha venezolana, que encabezó el plan denominado La Salida en febrero de 2014 y que dejó un saldo de 43 personas asesinadas y 878 lesionados.

  • Conozca en qué consiste la Guerra Política Encubierta y su alcance en América Latina

    La Guerra Política Encubierta es un término acuñado por George F. Kennan, principal artífice de la política norteamericana durante la Guerra Fría, que consiste en la combinación de tácticas para influir en la política de países soberanos e independientes y en gobiernos incómodos a sus planes geopolíticos de manera secreta.

    El escritor y profesor cubano Eliades Acosta, durante una entrevista en el programa La Patria Nueva, que transmite El Informativo de Radio Nacional de Venezuela, comentó que a través de esta estrategia se puede entender la manera cómo se ha tratado de influir en la política de países de la región en las últimas décadas.

    Desde las subversiones, la ingobernabilidad en los países, guerras económica y cibernética, hasta presiones sobre presidentes y líderes con el objetivo de promover el asesinato o el suicidio inducido denominado por la CIA como “asesinato del personaje”, “se tantean todas las herramientas para ver la brecha que pude existir en los países”.

    Sobre esta última táctica, Acosta recordó el asesinato de Jacobo Arbenz Guzmán, Presidente democráticamente electo de Guatemala, contra quien se asestó un golpe de Estado en el año 1954, en una operación encubierta dirigida por la CIA.

    Arbenz promulgó durante su gobierno una reforma agraria que perjudicaba a la multinacional estadounidense United Fruit Company y a los intereses de la oligarquía guatemalteca, además presentó una serie de reformas que el espionaje estadounidense consideró comunistas y atribuyeron a la influencia soviética.

    Situación similar se registró en 1951 en Cuba, con el asesinato de Eduardo Chibás, político fundador en 1947 del Partido del Pueblo Cubano o Partido Ortodoxo, organización que se caracterizó por denunciar las prácticas de corrupción dentro del régimen de Fulgencio Batista.

    En cada uno de estos casos se han repetido los mismo métodos a los que se suma la teoría de la “Subversión Pacífica o las Revoluciones de Colores” de Gene Sharp, que en la práctica consiste en movilizaciones políticas, siguiendo un guión preparado en los laboratorios de inteligencia estadounidense, propiciadas por factores de la burguesía, partidos políticos, grupos económicos y la CIA, para generar supuestas acciones de resistencia civil.

    Cuando se habla de Guerra Política Encubierta, “estamos hablando de guerra económica, subversión, fomento de grupos aparentemente de la sociedad civil que hacen luchas más o menos violentas; conspiraciones para un golpe de Estado o inducir a ciertos sectores militares o de seguridad una psicosis que los lleve a dar un paso antidemocrático o en contra de la voluntad popular y bloqueos; todo esto se va configurando y se va tratando de aplicar en diferentes países tanteando para ver donde está la brecha.”

    RNV

  • Atilio Boron: Acotaciones sobre el golpe frustrado en Venezuela

    Hace poco más de un año la derecha fascista venezolana lanzaba una nueva ofensiva dirigida a provocar la “salida” del presidente Nicolás Maduro. La “salida” era un eufemismo para designar una convocatoria a la sedición, es decir, la destitución por medios violentos, ilegales y anticonstitucionales del mandatario legal y legítimamente electo por el pueblo venezolano. Esta iniciativa fue rodeada por un halo de heroísmo por la prensa de derecha de todo el continente, que con sus engañifas y sus “mentiras que parecen verdades” -según la perspicaz expresión de Mario Vargas Llosa- intentó concretar una audaz de operación de alquimia política: convertir a un grupo de sediciosos en épicos “combatientes de la libertad”.

    Todo esto, naturalmente, fue alentado, organizado y financiado desde la Casa Blanca que a la fecha aún no ha reconocido el triunfo de Maduro en las elecciones presidenciales del 14 de Abril del 2013. Washington ha sido en cambio veloz como un rayo para bendecir la elección de Otto Pérez Molina, un general guatemalteco involucrado en una macabra historia de represión genocida en su país; o para consagrar la elección de Porfirio Lobo en un fraudulento proceso electoral urdido por el régimen golpista que destituyó al presidente legítimo José Manuel “Mel” Zelaya y sumió a Honduras en un interminable baño de sangre. Pero una cosa son los amigos y otra muy distinta los enemigos o, mejor dicho, los gobiernos que por no arrodillarse ante los úkases imperiales se convierten en enemigos. La República Bolivariana de Venezuela es uno de ellos, al igual que nuestra Cuba, Bolivia y Ecuador. Al desconocer el veredicto de las urnas Washington no sólo transgrede la legalidad internacional sino que, además, se convierte en instigador y cómplice de los sediciosos cuya obra de destrucción y muerte cobró la vida de 43 venezolanas y venezolanos (en su gran mayoría chavistas o miembros de los cuerpos de seguridad del estado).

     

    En estas últimas semanas Estados Unidos ha redoblado sus esfuerzos desestabilizadores, pero levantando la apuesta. Si antes procedía a través de una pandilla de sediciosos que en cualquier país del mundo estarían en la cárcel y sentenciados a cumplir durísimas condenas, hoy desconfía de sus peones venezolanos, toma el asunto en sus propias manos e interviene directamente. Ya no son aquellos obscenos paniaguados del imperio, tipo Leopoldo López, María Corina Machado o Henrique Capriles los que impulsan la desestabilización y el caos, sino la propia Casa Blanca. Un imperio “atendido por sus dueños” que descarga una batería de medidas de agresión diplomática y sanciones económicas que se montan sobre la campaña de terrorismo mediático lanzada desde los inicios de la Revolución Bolivariana hasta llegar, en los días pasados, a promover un golpe de estado en donde las huellas de la Casa Blanca aparecen por todos lados. Respondiendo a esas imputaciones la vocera del Departamento de Estado Jen Psaki dijo que eran “ridículas” y que “los Estados Unidos no apoyan transiciones políticas por medios no-constitucionales.

    Las transiciones políticas deben ser democráticas, constitucionales, pacíficas y legales.” Es obvio que la vocera es una mentirosa serial y descarada o, hipótesis más benévola, padece de una grave enfermedad que le ha borrado la memoria de su disco duro neuronal. Para repararlo bastaría con invitarla a que vea un despacho de la CBC News que muestra a una de sus superiores, la Secretaria de Estado Adjunta para Asuntos Euroasiáticos, Victoria Nuland, conversando amablemente con los neonazis que ocupaban la Plaza Maidan de Kiev y exigían la renuncia del Presidente Viktor Yanukovich, cosa que lograron pocos días después luego de una serie de violentas acciones. Más tarde las bandas neonazis del Pravy Sektor atacaron un local sindical en Odessa donde se agruparon los opositores al golpe perpetrado en Ucrania, le prendieron fuego y quemaron vivos una treintena de personas mientras desde afuera disparaban contra quienes trataban de huir del edificio en llamas. Esos bandidos, alentados por Washington con la presencia de Nuland, actuaron al igual que los criminales del Estado Islámico cuando capturaron a un piloto del avión caza jordano, lo encerraron en una jaula y le prendieron fuego.

    Esto fue una atrocidad incalificable, lo otro un lamentable incidente que apenas si mereció un comentario del Departamento de Estado. Por último, habría que recordarle a la desmemoriada vocera que fue el propio Presidente Barack Obama quien dijo que Estados Unidos “en ocasiones tuerce el brazo a los países cuando no hacen lo que queremos”. Venezuela desde 1998 no hace lo que Washington quiere, y por eso trata de torcerle el brazo con una parafernalia de iniciativas dentro de las cuales ahora vuelve a incluirse, como en el 2002, el golpe militar.

     

    Algunos podrían objetar que la denuncia del gobierno bolivariano es alarmista, infundada y que no hubo tentativa golpista alguna. Quienes piensan de ese modo ignoran (o prefieren ignorar) las lecciones de la historia latinoamericana. Estas demuestran que los golpes de estado siempre comienzan como acciones puntuales, aparentemente insensatas y alocadas de un grupo, y que no deben ser tomadas en serio. Es más: se suele acusar a los gobiernos que desbaratan o denuncian este tipo de actividades-¡que son el embrión del golpe de estado!- como irresponsables que llevan zozobra a la población viendo fantasmas donde hay tan sólo un pequeño núcleo de fanáticos que desean llamar la atención de las autoridades. En todo caso, ¿cómo olvidar la labor preparatoria de la derecha venezolana cuando pocas semanas atrás invitó a los ex presidentes Andrés Pastrana, Felipe Calderón y Sebastián Piñera para visitar a Leopoldo López, con el pretexto de participar en un foro sobre el empoderamiento de la ciudadanía y la democracia? O cuando da a conocer un comunicado conjunto firmado por los principales líderes fascistas venezolanos: Leopoldo López, María Corina Machado y Antonio Ledezma, oportunamente fechado el 14 de Febrero y que luego de un diagnóstico apocalíptico de la realidad venezolana termina diciendo que “ ha llegado la hora del cambio. El inmenso sufrimiento de nuestro pueblo no admite más dilaciones.”

    En todo ese comunicado sólo se utilizan los términos que son marca registrada de la Casa Blanca: “transición, cambio de régimen” sin la menor alusión al referendo revocatorio, dispositivo institucional de recambio de gobierno previsto por la constitución chavista e inexistente en los países de los ex presidentes arriba mencionados, pese a lo cual se acusa a Venezuela de ser un “estado totalitario” a la vez que los países que no disponen de semejante cláusula son caracterizados como ejemplares democracias, cuyos presidentes pueden ir a la República Bolivariana a dar lecciones de democracia. ¿Por qué no se alude a ese recurso? Porque ni Washington ni sus secuaces piensan en un cambio dentro de la legalidad. El libreto imperial es el recambio violento, estilo Libia o Ucrania o, en el mejor de los casos, un “golpe parlamentario”, como el que derrocó a Lugo, o en uno “judicial”, como el que precipitó la caída de Zelaya.¡Olvídense de la constitución!

     

    Recapitulando: tenemos la voluntad de Washington para acabar con el proceso bolivariano, como lo hicieron en tantos otros países; están también las tropas de choque locales, la derecha fascista o fascistoide que cuenta con un impresionante apoyo mediático dentro y fuera de Venezuela; y apareció también la vanguardia golpista que fue descubierta y desbaratada por el gobierno de Maduro. La técnica del golpe de estado enseña que hay que proceder metódicamente: siempre se comienza con un pequeño sector que toma la delantera y sirve para probar los reflejos del gobierno y la correlación de fuerzas en las calles y los cuarteles. Nunca son la totalidad de las fuerzas armadas y el bloque sedicioso quienes salen al ruedo y, al unísono, se sublevan en masa. No fue eso lo ocurrido en contra de Salvador Allende en Chile. Fue la Infantería de Marina la que a primeras horas de la mañana del 11 de Septiembre ocupó las calles de Valparaíso, desencadenando una reacción en cadena que terminó con el golpe de estado.

    Lo mismo ocurrió con el derrocamiento de Juan Perón en la Argentina de 1955, cuando una guarnición de Córdoba se levantó en armas. Y otro tanto se verificó en el Ecuador el 30 de Septiembre de 2010, cuando se produjo la insubordinación de la Policía Nacional que retuvo durante más de unas 12 horas en su poder al presidente Rafael Correa. La inmediata reacción popular abortó el golpe, impidiendo que la vanguardia golpista recibiera el respaldo militar y político necesario para que el proceso rematara en el derrocamiento del presidente ecuatoriano. La inacción o la subestimación oficial ante lo que al principio aparece como una manifestación extravagante, minúscula e inofensiva de una patrulla perdida es lo que termina desencadenando el golpe de estado.

    Cabría preguntarse por las razones de esta desorbitada reacción del imperio, evidenciada no sólo en el caso de la República Bolivariana sino también en Ucrania. La respuesta la hemos dado hace tiempo: los imperios se tornan más violentos y brutales en su fase de decadencia y descomposición. Esta es una ley sociológica comprobada en numerosos casos, comenzando por la historia de los imperios romano, otomano, español, portugués, británico y francés. ¿Por qué habría de ser la excepción Estados Unidos? Máxime si se tiene en cuenta que la decadencia norteamericana –reconocida por los principales estrategas del imperio- va acompañada por una rápida recomposición de la estructura del poder mundial, en donde el fugaz unipolarismo norteamericano que brotara de las ruinas de la Unión Soviética –un infantil espejismo alentado por Bill Clinton y George W. Bush y sus inefables asesores- y que anunciaba con bombos y platillos el advenimiento del “nuevo siglo americano” se deshizo como un pequeño pedazo de hielo arrojado en las ardientes arenas del Sahara. Ahora el imperio tiene que vérselas con un mundo multipolar,con aliados más tibios y reticentes,tributarios cada vez más desobedientes y enemigos cada vez más poderosos. En ese contexto Venezuela, la primera reserva de petróleo del planeta, adquiere una importancia esencial y la reconquista de ese país no puede demorarse mucho más. O, como dice el comunicado golpista de la derecha, “sin más dilaciones.”

     

    Una última referencia tiene que ver con los blancos escogidos por los frustrados golpistas para realizar sus bombardeos. Aparte de edificios gubernamentales clave la lista incluía las instalaciones de Telesur en Caracas. Se comprenden las razones detrás de este siniestro plan pues tantos los golpistas como sus instigadores, de afuera y de adentro del país, saben muy bien el fundamental aporte de Telesur en informar desde una perspectiva nuestroamericana y en despertar y cultivar la conciencia antiimperialista en la región. Producto de la visión estratégica del Comandante Chávez, que concibió a esa empresa pública multinacional como un instrumento eficaz para librar la gran batalla de ideas en la que estamos empeñados, su gravitación internacional y su credibilidad no han dejado de crecer desde entonces. Su programación tiene un notable contenido informativo y educativo, y la capacidad de quienes allí trabajan ha permitido que millones de personas en todo el mundo puedan comprobar las mentiras propaladas por los medios del establishment.

    Mencionaremos sólo dos casos, de los tantos que podrían escogerse: el informe sobre el golpe de estado en contra de Zelaya, minuciosamente omitido por la televisión del sistema y cuando ya no podían ocultarlo lo tergiversaban; y el desenmascaramiento de la noticia que decía que la aviación de Gadaffi estaba bombardeando posiciones de indefensos civiles en la ciudad de Bengasi, cabecera de playa de la OTAN en su proyecto, desgraciadamente culminado exitosamente, de matar a Gadaffi y destruir Libia. Mientras toda la prensa internacional mentía alevosamente Telesur fue el único medio que durante cuatro días dijo la verdad que luego todos debieron reconocer. Que no hubo bombardeos y que los supuestos civiles indefensos eran en realidad una sanguinaria pandilla de mercenarios lanzados al saqueo y el asesinato por Estados Unidos y sus compinches europeos. Por eso los fascistas tenían a esa empresa como objetivo a destruir. Y esto es un timbre de honor del cual los colegas y amigos de Telesur pueden enorgullecerse. Habría sido motivo de preocupación que hubieran desestimado a Telesur en sus planes golpistas. Pueden decir, con orgullo, el Quijote: “ladran Sancho, señal que estamos cabalgando.”

     

    * Es un politólogo y sociólogo argentino, doctorado en Ciencia Política por la Universidad de Harvard.

  • Lobo: Considera que dólar Simadi irá a la baja

    dolar-afp2015021810395518103955

    El vicepresidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, diputado Ramón Lobo, considera que el nuevo Sistema Marginal de Divisas es un esquema que se irá fortaleciendo a medida que sus operaciones avancen. “Es una opción  legal, donde empresas y personas naturales podrán establecer en sus contabilidades las operaciones que se hagan”.

    En entrevista en el programa Al Instante de Unión Radio, el parlamentario oficialista desmintió que detrás del Simadi, se esconda una mega devaluación. “De ninguna manera, el cálculo sobre 100% de las divisas que necesita la economía para su funcionamiento real, asociado a la producción y distribución de bienes, se estima que se atienda a través del Cencoex y del Sicad”.

    “Evidentemente, el simadi abrió en un  punto similar al dólar guarimbero pero tenderá a baja en función de que vaya avanzando. La gente no va a tener que recurrir a un mercado ilegal o paralelo pues tendrá un espacio oficial de encuentro”, agregó.

    Recalcó que es necesario que el sector privado coloque divisas en el Simadi pues “no podemos continuar bajo el concepto de que solamente es el Estado el que tiene que colocar las divisas”.

    Union Radio

  • PSUV RECHAZA INTENTONA GOLPISTA CONTRA VENEZUELA

    Presentación1

    …El Partido Socialista Unido de Venezuela, partido fundado por el Comandante Eterno de la Revolución venezolana, Hugo Chávez, quiere expresar su más profundo repudio frente al nuevo intento de agredir la vida pacífica de las venezolanas y los venezolanos, las instituciones democráticas y la Constitución de la República que los habitantes de esta Patria nos dimos en comicios libres y democráticos el 15 de diciembre de 1999…

    Para leer el contenido completo del comunicado presionar en:

    COMUNICADO Psuv rechaza intentona golpista contra Venezuela

     

     

  • Eduardo Piñate: “La especulación y el acaparamiento son armas políticas contra la Revolución”

    Históricamente la burguesía venezolana ha especulado con los precios de los productos de primera necesidad, y el acaparamiento ha sido un elemento que ha favorecido la elevación de dichos precios. Ello tiene que ver con el hecho de que lo que Marx denominó la reproducción ampliada de capital, es condición indispensable para la existencia y reproducción de la clase burguesa y del capitalismo. Así, la burguesía busca siempre maximizar la ganancia como condición de su propia existencia. Para ello utilizan distintos mecanismos que permiten reducir los costos de producción, afectando básicamente el salario de los trabajadores, es decir, incrementando la explotación de la fuerza de trabajo o la extracción de plusvalía que en términos prácticos es lo mismo.

    El incremento de la explotación de la clase obrera ocurre principalmente –pero no únicamente- en la esfera de la producción, es decir, reduciendo el salario de los trabajadores por la vía del aumento de la jornada laboral (algo negado hoy en casi todas las legislaciones laborales del mundo) o incrementando la intensidad del trabajo, fundamentalmente con la introducción de tecnologías que permiten elevar la productividad con menor uso de fuerza de trabajo.

    La otra forma de incrementar la tasa de plusvalía ocurre en la esfera de la distribución, es decir, en el mercado por la vía de la manipulación que hace la burguesía del precio de las mercancías, bien sea por mecanismos legales o por vías fraudulentas y delictuales como la usura, la especulación y el acaparamiento, saqueando el bolsillo del pueblo. Esto es así en todas las sociedades capitalistas del mundo; por eso la burguesía carece de ética, su riqueza proviene del robo del producto del trabajo de la clase obrera y de todos los que viven de un salario.

    En el caso de la Venezuela de estos tiempos maravillosos de Revolución Bolivariana, la burguesía de este país, que nunca ha sido productiva, que comenzó a destruir el aparato industrial hace 30 años, que vivió todo el siglo XX de la apropiación de la renta petrolera a través de créditos, subsidios, condonación de deudas y otros que le hacía el Estado burgués; esta burguesía, que perdió el poder político y el control de la producción de la renta petrolera al perder el control de PDVSA (aunque lucha por apropiarse de su distribución tratando de perforar el CENCOEX), a la motivación de carácter económico que explicamos brevemente, suma el interés político.

    Hoy por hoy en la Venezuela Bolivariana la especulación y el acaparamiento, junto con el contrabando y el bachaqueo, no sólo están orientadas a incrementar la acumulación de capital de la burguesía, ellas forman parte de una guerra total (económica, política, psicológica, mediática) para derrocar al gobierno del Presidente Obrero Nicolás Maduro, acabar la Revolución Bolivariana y Chavista, destruir la dignidad del pueblo venezolano y eliminar el ejemplo que para los pueblos de la “Mayúscula América”, como la llamó el Che, significa la Revolución Bolivariana.

    Esta burguesía parasitaria, subordinada al imperialismo y sus agentes políticos en la derecha desarrolla esa guerra (que incorpora el foquismo urbano, acciones terroristas y asesinatos selectivos) para generar descontento en la población, reducir la base social de apoyo de la revolución y retomar el poder político.

    Frente a esos planes, el pueblo venezolano y su vanguardia, con el PSUV a la cabeza, unido firmemente en torno al legado de Chávez y el liderazgo de nuestro presidente Nicolás Maduro, debemos movilizarnos para combatir. Hoy tenemos las calles y toda la fortaleza política para vencer esta escalada reaccionaria.

    El PSUV debe tomar la calle dirigiendo a nuestro pueblo en las tareas de fiscalización y control, de confrontación de ideas con los activistas de la derecha en las colas y en los espacios comunitarios, laborales y académicos, para desenmascarar y denunciar sus planes de violencia, orientando a nuestro pueblo con la agitación y la propaganda en la calle. Son tareas que el PSUV en sus distintos niveles, desde las patrullas y las UBCH hasta los niveles de dirección, tenemos que asumir, acompañando al gobierno revolucionario del Presidente Obrero Nicolás Maduro en las tareas para derrotar la guerra económica. Eso es ser vanguardia en este combate concreto.

    Caracas, 6 de febrero de 2015

  • “RECHAZAMOS PLANES VIOLENTOS IMPULSADOS POR SECTORES OPOSITORES EN CONTRA DEL PUEBLO VENEZOLANO”

    Ralm en plenaria

    Nuevamente el oposicionismo venezolano intenta poner en marcha planes violentos para irrumpir la paz y tranquilidad, cumpliendo de esta manera las instrucciones dadas por el gobierno norteamericano, que al decir de Obama, “decidió apretar y torcer el brazo de Venezuela”

    Esta afirmación corresponde al Diputado Ramòn Lobo quien agrega “La oposición fracasada no descansa y apela a la sedición  para activar un golpe de estado que fue neutralizado y desarticulado precisamente desde la misma esfera militar y de la inteligencia del gobierno”

    “Ahora, intentan reforzar otra arista distinta a la guerra económica para seguir sembrando angustia y zozobra en el pueblo venezolano y así salir, según ellos, de la revolución bolivariana”, destaco el diputado

    Desde el PSUV, respaldamos al Pueblo Venezolano y al Presidente Nicolás Maduro en todas las acciones tendiente a evitar cualquier situación violenta en el país; así mismo, rechazamos esta nueva versión de “La Salida”.

    “Acompañamos el llamado, del Presidente Nicolás Maduro, a la unión cívico-militar para enfrentar los intentos desestabilizadores del imperio norteamericano, que lamentablemente tiene acogida en determinados sectores opositores traidores a los principios de soberanía y libre determinación, que nos enseñó el Comandante Eterno”, concluyo el diputado pesuvista

     

     

  • Juventud Revolucionaria de Mérida marchó por la Paz y la Vida

    FOTO1

    Este  jueves el pueblo bolivariano y revolucionario de Mérida, acudió de manera voluntaria y masiva el llamado a marchar por la paz y la vida, para conmemorar los 201 años de la Batalla de La Victoria y honrar la lucha de los que acompañaron a José Félix Ribas y Juan Vicente Campo Elías para avanzar en el proceso de independencia de la patria venezolana, hecho que marcó, lo que hoy llamamos, el Día de la Juventud.

    Los militantes revolucionarios se concentraron en los espacios del enlace vial, específicamente en el conjunto residencial Brisas del Alba, ubicado en el municipio Libertador capital del estado, desde donde partieron en marcha hasta la Plaza Glorias Patrias. Los jóvenes acompañaron la jornada con música revolucionaria, pancartas alusivas al día y otras coloridas identificaciones.

    Inder Romero, dirigente estudiantil de la Universidad de Los Andes (ULA) saludó a los jóvenes merideños en este importante día y señaló que nunca en la historia, la juventud ha estado tan clara como después de la llegada del proceso revolucionario. Igualmente hizo un llamado a la paz y a la no violencia dentro de los sectores desestabilizadores de la oposición.

    “Estamos aquí por amor a la juventud, la paz, la vida y la patria, siempre en contra de la violencia; hemos demostrado que los revolucionarios somos pacíficos, pero no vamos a permitir que un grupito de neofascistas utilicen la violencia, el miedo y otras artimañas para retomar el poder político de la nación y entregar nuestra independencia a las potencias imperiales”, dijo.

    Por su parte, Elías Sánchez,  integrante de la JPSUV Libertador, manifestó que los jóvenes merideños se sumaron a esta celebración con entusiasmo, alegría y mucha responsabilidad porque “nosotros somos la juventud que nació en revolución, somos la juventud que el comandante Hugo Chávez visibilizó, es por ello, que respaldamos las políticas del gobierno bolivariano  y ratificamos absolutamente la voluntad de paz contra todos los ataques a nuestra patria”.

    Con mucho orgullo de llevar la imagen del Comandante Chávez en su pecho, Luz Rivera,  integrante del Frente Francisco de Miranda, resaltó “Nosotros somos herederos de aquellos jóvenes combatientes y luchadores de la gloriosa batalla de La Victoria y hoy más que nunca estamos dispuestos a defender nuestra soberanía e independencia, lo juro por esa sangre que nuestros libertadores derramaron por nosotros”.

    “Ellos lucharon por una patria libre y soberana, en aquella oportunidad en contra del imperio español, hoy lo hacemos nosotros en contra de otro imperio, el del Norte, que pretende dictarnos normas y que nosotros rechazamos por ser una patria libre, soberana e independiente”, finalizó.

    Prensa Psuv Mérida

  • Ponencia: “Guerra Económica, Guerra contra el Pueblo”

    Para ver las diapositivas de la charla “Guerra Económica, Guerra contra el Pueblo”, presionar click en:

    GUERRA ECONOMICA_ GUERRA CONTRA EL PUEBLO

  • “Con el dólar preferencial y el Sicad bastará para cubrir las demandas de la economía”

    75bc322a-4f7e-4a88-97a8-da553e748bdd_1220

     

    (Caracas, 11 de febrero. Noticias24).- El diputado por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y miembro de la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico, Ramón Lobo, aseveró que entre los anuncios sobre el nuevo sistema cambiario, el Simadi “generó expectativas”, aunque dijo, esta modalidad solo será complementaria.

    El parlamentario aseguró que el presidente Nicolás Maduro, ha tomado decisiones en los últimos dos años, que pretenden combatir los efectos de la guerra económica, la que acotó “tiene varias aristas, una que tiene que ver con al producción de bienes, otra relacionada al mercado financiero internacional y, la última al dólar guarimbero”, afirmó este miércoles en una entrevista que concedió en Noticias24 TV.

    En ese sentido, Lobo dijo que entre los anuncios del nuevo sistema cambiario, figura el Sistema Marginal de Divisas (Simadi) que según sus palabras “genera expectativas”, aunque aclaró que éste no es el mecanismo principal y es con “los dos segmentos anteriores que se pretende cubrir el 100% de lo que necesita la economía para funcionar, para la producción, no para el área especulativa”.

    Esto ha generado un ambiente bastante positivo, aunque lamentablemente, algunos voceros de la oposición y de estas estructuras oligopólicas que quieren someter al pueblo a largas colas, están generando una matriz negativa. En economía, es importante la confianza”, sentenció.

    En un diagnóstico de la coyuntura financiera nacional, el asambleísta dijo que el poder adquisitivo del ciudadano se incrementó durante la gestión del gobierno de la V República y este aumento no se hizo a la par de la producción: “El aparato productivo nacional, no petrolero, que está representando en un 65% por el sector privado, no ha crecido con el mismo ritmo que lo ha hecho la demanda nacional del mercado”.

    Sin embargo, el asambleísta dictaminó que existen empresas que funcionan a su máxima capacidad y otras que deben ajustar sus niveles de producción, incluso aquellas compañías que pasaron a manos del Estado, siguiendo el mandato del Ejecutivo: “Todas esas empresas tienen que elevar y así lo ha dicho el presidente de la República, sus niveles de eficiencia”

    “Este momento, esta dificultad, nos tiene que conllevar definitivamente a trascender el momento económico actual”, dijo al tiempo que afirmó que el camino debe ser conducir los esfuerzos “en función del pueblo y no de la reproducción del capital”.

    Elecciones parlamentarias

    Ramón Lobo recordó que el Psuv ha realizado un proceso de selección de la miltancia, con la consulta de las Unidades de Batalla Bolívar -Chávez (Ubch), así como de renovación de las autoridades. Afirmó que el siguiente paso es la legitimización de los equipos políticos, municipales y estadales

    “Nos preparamos para que en marzo un proceso de consulta para ver quienes son los voceros”, afirmó al tiempo en la tercera semana de ese mes, se postulen los voceros de la tolda roja para ocupar un curul en el parlamento.